Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Matías Vallés

Al azar

Matías Vallés

Marlaska no es Rubalcaba

En sus peores momentos, y le tocó lidiar con la mayor crisis de España antes del coronavirus, Rubalcaba mantuvo intacto su carisma. Así se reconoció unánimemente en la urna tristemente fúnebre, después de su batacazo en las urnas electorales. El hombre de Zapatero en Interior no rebosaba simpatía ni aspiraba a gustar, pero su huella pesa imborrable. Se encuentra en las antípodas de Grande Marlaska, un ministro de la Policía de clisé, aquejado de un notable complejo de superioridad y que disfruta acusando preventivamente a todos sus conciudadanos.

Con su aire severo y pedagógico, Rubalcaba enjugó radicalmente las cifras de muertos en carretera, además de proscribir el sacrosanto tabaco sin generar ninguna hostilidad adicional. Marlaska persigue la provocación. No pretende obtener mayor seguridad sino generar una atmósfera asfixiante, amenazar a cada contribuyente con el peso de la ley si redacta un tuit inexacto o se distrae al volante. Reivindica con tono conminatorio la vigente ley mordaza de Rajoy porque no se dirige a los ciudadanos como presuntos inocentes, sino como evidentes culpables a quienes piensa sancionar, humillar y desvalijar.

Es demasiado sencillo etiquetar a Marlaska como un magistrado ultraconservador con rienda suelta, que descubre inesperados aliados represores en la ultraizquierda de Podemos. Tampoco refleja una deformación judicial, porque Margarita Robles ha sido exquisita en la defensa de la crítica al Gobierno. El ministro ni siquiera se molesta en enunciar los beneficios que reportará su carnicería de los derechos ciudadanos. Hay tanta frustración y tan poca política en sus palabras, que se erige en ejemplo de que un porcentaje reseñable de la jerarquía que no sabe mandar y nunca debió disfrutar de la oportunidad de comprobarlo. En resumen, Marlaska no es Rubalcaba. Casi nadie podría serlo, por otra parte.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats