Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

fernando multitud

Camiones de gran tonelaje en un rodonal

Nada menos que siete veces llegó al email un contenido de la Consejería de Agricultura, donde alguien le dio sin tino a la tecla. Fue en torno a las 17.00 horas, y es más que probable que el efecto repetitivo provoque la atención del receptor. Pero estarán de acuerdo en que es un derroche de energía comunicativa y una alteración del orden proveniente del ahorro expresivo. Si todo el mundo hiciese lo mismo, el caos nos inundaría.

La calle Alonso Alvarado desemboca en un rodonal para tráfico blando, se entiende, pero no es así. De hecho, sin que ninguna señal lo impida, camiones de gran tonelaje, procedentes de las obras cercanas, atraviesan la vía con lo que ello supone para su estructura. Y no es lo único: corren peligro los peatones que atraviesan la zona, que, como buen rodonal, comparten el espacio con los vehículos, pero no con grandes camiones.

Compartir el artículo

stats