20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carmen Martínez-Fortún

Propaganda vergonzosa

Se fue Sánchez a Bruselas a tratar asuntos importantes y, aunque nadie le preguntó por los indultos, él se explayó en su excelencia , disculpando a los golpistas y arremetiendo contra Casado, que es al único que deja fuera de este nuevo mediterráneo descubierto por todos, desde Suárez hasta Rajoy. Ese mismo y achacoso espíritu de diálogo que llevó a Sáenz de Santamaría a abrir piso en Barcelona y dejarse sobar por Junqueras, y al que Sánchez le ha hecho un lifting que ha seducido a las élites podridas y menesterosas, -Quo vadis, Vara?- pero que no ha engañado a los españoles que siguen viendo las arrugas y la papada cardenalicia, ha contagiado hasta a los prelados de la Conferencia episcopal - “que así los trata la muerte como a pobres pastores de ganados”-. Y, pese a que eternamente ha fracasado usándolo contra los que no es que no pongan la otra mejilla sino que escupen la mano que se les tiende ahora y siempre, pues según Torra lo ejercen “carroñeros, víboras con forma humana… que destilan odio perturbado, nauseabundo, como de dentadura postiza con moho… con un pequeño bache en su cadena de ADN”, ahora Sánchez y sus palmeros, que nunca imaginé que tuviera tantos, nos martirizan con su propaganda machacona en un chantaje que incluye todo, desde el éxito contra la pandemia a la recuperación económica, el IVA de la luz y las mascarillas.

Una no puede ya más de empresarios lloricas ni de obispos ambiguos, que dicen una cosa y luego la otra, y vuelven a repetir la anterior adobada de lugares comunes y mentiras. De los primeros, es evidente que muchos están en desacuerdo, pero no tiene la misma fuerza propagandística, vaya usted a saber por qué. De los segundos, es cierto que el de Toledo y el de Oviedo se han manifestado en contra. El uno arguye que sin propósito de la enmienda no hay perdón. El otro que aquí nadie indulta a los fetos abortados o a los enfermos terminales. Bien está. Tampoco han indultado ellos a divorciados ni homosexuales, pero sí a los golpistas. ¡Vaya usted también a saber por qué!

Compartir el artículo

stats