Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis M. Alonso

Sol y sombra

Luis M. Alonso

Ni a derechas, ni a izquierdas

Cuando no es la forma es el fondo, el caso es que este Gobierno no da una a derechas. Ojo con las segundas interpretaciones, no dar una a derechas carece de significado político en el viejo y universal simbolismo de considerar uno de los lados mejor que el otro. O perseguir socialmente a los zurdos, como la historia consagra, frente a los diestros. En la tradición cabalística, en cambio, la mano derecha de Dios simboliza la piedad y la izquierda, la justicia. Bueno, pues según esto último, se podría decir que el Gobierno tampoco da una a izquierdas por la propensión que la justicia tiene a contradecirle.

El Tribunal Constitucional, esta vez, ha tumbado la prórroga de seis meses del estado de alarma y la cogobernanza con las autonomías, que el Gobierno nunca se encargó de supervisar como hubiera correspondido hacer. El primero de los estados de alarma ya había sido declarado inconstitucional el pasado julio, pero ello no sirvió para que el Ejecutivo tomase nota del abuso que había cometido en la limitación de las libertades. Simplemente lo que hizo fue traspasar el problema a los gobiernos autonómicos con una prórroga “infundada” al no ejercer un control sobre la medida y sí suspender las funciones parlamentarias para que el Congreso no lo controlase a él, de manera inconstitucional. El Gobierno autorizó, además, la prórroga sin saber qué tipo de medidas iban a adoptar las autonomías ya que cada una podía hacer lo que considerase oportuno. Se puede sospechar que lo que en realidad le interesaba a la Moncloa era tener maniatado al Parlamento.

Y vamos de varapalo en varapalo hacia el bingo. El alto tribunal ha declarado también esta semana ilegal el impuesto de la plusvalía por estar, al parecer, mal calculado. Ello supone inseguridad jurídica para los contribuyentes que lo han estado pagando e incertidumbre para los ayuntamientos que financiaban sus cuentas con él. El lío de no dar una a izquierdas es monumental.

Compartir el artículo

stats