Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Durán

Reseteando

Javier Durán

Periodista

Otras armas contra el Ómicron

Ala internacional del negacionismo frente a las vacunas anticovid le interesa, por supuesto, que aparezcan más variantes y que fluya la confusión sobre la capacidad o no de la inoculación para resistir al contagio. En el espectro de los que rechazan una realidad empíricamente contrastada no se encuentran sólo chiflados que se oponen a las dosis, según ellos, por venir de preparados hechos con órganos de humanos y animales. Bajo este delirio cohabitan también famosos, ignorantes, analfabetos, votantes de ultraderecha, vacunados permisivos con los no vacunados, defensores de la libertad aunque se ponga en riesgo la vida de personas sanas, practicantes de la homeopatía, seguidores de religiones, integrantes de grupos sectarios, personas que viven en la marginación y fuera de cualquier protección social... Este conglomerado variopinto conforma, punto arriba punto abajo, el porcentaje de habitantes que se encuentran fuera de la vacunación, y a los que quizás les vendría bien una reforma legal que los obligase a la inoculación. Es un debate que ahora mismo se desarrolla en países como Alemania, Austria, Italia o Francia y que también debería abordar España. Ómicron, décimo quinta letra del alfabeto griego, va a ser una variante que no sólo será distinta a las anteriores en cuanto a sus características, sino que va a forzar a los estados a articular protocolos más novedosos. La UE no se puede permitir paralizar sectores estratégicos como el turístico, ni proceder a confinamientos estrictos que pongan en hibernación el sistema productivo. La urgencia está puesta en cercar a los no vacunados a través de medidas como la exigencia del certificado covid, incluso hasta para estar en el puesto de trabajo; acelerar las investigaciones para descifrar lo más rápido posible las mutaciones con el objetivo de reforzar la vacunación, en caso de que fuese necesaria, y proceder -China ya anunciado una donación billonaria de vacunas- con la inmunización del continente africano. La lucha contra el virus no será del mismo cariz que al principio de todo.

Compartir el artículo

stats