Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis M. Alonso

Sol y sombra

Luis M. Alonso

Fuego cruzado

La manipulación política de los errores del adversario se encuentra en estos momentos en medio del fuego cruzado. Tenemos a Alberto Garzón, que metió la pata al denunciar la existencia de macrogranjas y la exportación de carne de mala calidad a un periódico británico interpretando el papel de consumidor que no le corresponde en vez del de ministro de Consumo, que por sus méritos tampoco debería corresponderle pero sí desempeña, aunque con más estruendo que acierto. La órbita de Garzón, Podemos y Unidas, reprochó a sus socios socialistas las reiteradas críticas internas por el desliz, acusándolos de desleales. El ministro socialista de Agricultura, Luis Planas, puesto a defender a los ganaderos españoles y que no se criminalice la ganadería intensiva, cargó contra Garzón coincidiendo, a su vez, con el repudio en tromba de la oposición, que sigue pidiendo el cese. El Gobierno, mientras tanto, teme por el delicado equilibrio que le mantiene en pie y ha descartado por ese motivo forzar la destitución del ministro consumidor de polémica.

De ese modo se ha abierto un nuevo frente con Planas, insistiendo en criticar a su compañero de Gabinete, pero, al mismo tiempo, embistiendo al Partido Popular por utilizar la ganadería con fines electorales. Es verdad que el PP, particularmente, no ha querido dejar escapar la oportunidad de hacer daño con un asunto sensible que el Gobierno no ha sabido manejar como es debido, y contando con la cercanía de las elecciones en Castilla y León. Resulta innegable, pero eso es lo que suele hacer la oposición en los casos en que pilla cacho. De cualquier manera, no veo por qué Casado tiene que mostrarse más indulgente con Garzón que el propio Planas que no ha dejado de clamar por la torpeza de su compañero ministro. Pronto, si no lo ha hecho ya, que supongo que sí, Adriana Lastra intervendrá para intentar zanjar el asunto llamando negacionistas a los populares. El tiroteo prosigue, esta vez con fuego cruzado y hasta fuego amigo.

Compartir el artículo

stats