Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plácido Fleitas 'vuelve' en su centenario

San Martín celebra los cien años del nacimiento del escultor grancanario con una retrospectiva de su obra

Una de las salas con la escultura de título 'Hombre' destacada.

Una de las salas con la escultura de título 'Hombre' destacada. J. C. CASTRO

El arte de Plácido Fleitas es uno de los más singulares que han surgido en Canarias. Figura clave del arte moderno y referente del Indigenismo y la Escuela Luján Pérez, el artista grancanario es una figura clave de la primera mitad del siglo XX en el Archipiélago cuya obra va de la figuración a la abstracción e incluye la convivencia de ambas tendencias.

Ahora, y coincidiendo con el centenario de su nacimiento, la segunda planta del San Martín Centro de Cultura Contemporánea acoge la muestra Plácido Fleitas: 100 años. Maestro de las formas. Fondos del Cabildo de Gran Canaria inaugurada ayer y que permanecerá hasta el 29 de marzo. Se trata de una selección de 58 piezas del artista grancanario pertenecientes a los fondos del Cabildo de Gran Canaria, localizados en el propio CAAM, la Casa de Colón, la Casa-Museo León y Castillo, la Casa-Museo Antonio Padrón-Centro de Arte Indigenista y la sede de la Institución Insular.

Con un presupuesto de 5.000 euros, la muestra supone un homenaje a su figura, a través de un atractivo recorrido museográfico que aborda algunas derivas de este prolífico autor que abarcó desde el dibujo y la escultura hasta el diseño y la gráfica. Así, el visitante se encontrará con esculturas en madera y piedra, bajorrelieves acompañadas de un conjunto apenas expuesto de dibujos, bocetos, esbozos inconclusos o proyectos escultóricos, como es el caso del inédito del monumento al poeta Tomas Morales, que es propiedad del CAAM, el cual se exhibe como primicia, y que pasará tras su clausura a formar parte del Museo Tomás Morales.

Aunque la mayoría de las obras no tengan títulos, en la exposición destaca desde una Pescadora (1933, madera, 56 x 23 x 19 cm) hasta una Abstracción (1963, arenisca, 67 x 67 x 47 cm), pasando por obras como Gato, (1959-60, madera), Cabeza masculina, (1950, piedra, 80 x 23 x 42 cm ), Magia de la Naturaleza, (1964-70, Arenisca, 150 x 70 x 32 cm ), Busto de Doramas. Cabeza de Faycán (piedra, 35 x 32,5 x 32,5 cm) o una Abstracción 3 huecos, (1962 , basalto rojo. 84 x 58 x 58 cm ) .

Durante la presentación, el coordinador de Cultura del Cabildo, Larry Álvarez, que estuvo acompañado por el director de este centro, Omar-Pascual Castillo, señaló que la muestra sirve para conmemorar ese paso de un siglo desde que en 1915 viniera al mundo en Telde el que es, "probablemente, el escultor grancanario más importante de principios del siglo XX", y "reencontrarse con el que, además, es uno de los maestros del indigenismo en Canarias".

Álvarez destacó el carácter novedoso de la presente exposición, integrada incluso por algunas obras no expuestas nunca y hasta por otras ignoradas o a las que se perdió el rastro durante décadas. De este modo, destaca una de las esculturas de arenisca características de la producción de Fleitas de los años sesenta que fue recuperada por casualidad en un despacho de la extinta empresa lechera que tiempo atrás tuvo el Cabildo de Gran Canaria y que permaneció clausurado por más de veinte años. Dicha pieza se encontró, de forma totalmente inesperada, cuando alguien se acordó de que allí había un cuadro del pintor José Aguiar y, al ir a buscarlo, se topó, por sorpresa, con aquella escultura colgando del techo, sujeta por unas cadenas.

El director del CAAM, Omar-Pascual Castillo, señaló a continuación que la muestra se articula como "un paseo en el tiempo que avala la grandeza de un creador que hizo suya las enseñanzas de la significativa Escuela Luján Pérez". En su opinión, Plácido Fleitas fue un abanderado del Indigenismo canario, junto a Felo Monzón, Santiago Santana, Jorge Oramas, Antonio Padrón, Jesús Arencibia o Eduardo Gregorio, entre otros, un artista que "formó e influyó a muchos jóvenes creadores, por su buen hacer y su firme personalidad artística".

Se trata de un conjunto de obras de corte figurativo con escenas o imágenes donde las personas tienen marcados rasgos isleños, que se alternan en la exposición con otras muy distintas que, combinadas entre sí, permiten apreciar cómo en Fleitas se produce "una evolución hacia la limpieza formal" que conduce, al final, al "abstracto puro". Castillo comparó su tránsito desde la figuración hacia la abstracción con el que protagonizaron también artistas de renombre mundial como Picasso, y quiso recalcar, al tiempo, la "exquisitez académica" que, en todo caso, revela su trabajo.

Asimismo, el director del centro destacó obras casi igual de olvidadas, como varias esculturas abstractas de madera que debieron ser restauradas para poder mostrarlas, y los planos del monumento al escritor Tomás Morales. Se trata de una obra que quedó tan solo en unos dibujos en que Fleitas hizo un esbozo de un obelisco de considerable tamaño rodeado de esculturas de seres míticos sobre dos papeles que, sin más referencias que la fecha en que fueron realizados, en 1956, y la indicación de que formaban parte de un proyecto de monumento a Tomás Morales, y los cuales se hallaron, también inesperadamente, en una carpeta.

El escultor teldense, que falleció cuando aún no contaba 60 años, en 1972, ha sido definido como "un maestro de la modernidad", que parte de la construcción de la identidad canaria para derivar hacia una limpieza de las formas que acabó como un abstracto puro. La exposición está dividida por salas según sus líneas de trabajo. Están sus cabezas, sus areniscas abstractas, la madera abstracta, el bajorrelieve y la obra más relacionada con el indigenismo, y una parte que conecta con la abstracción y la figuración. "Con los bocetos se entienden mejor sus forma de trabajo", señaló el director. "Pero Fleitas es básicamente un escultor, con una calidad formal muy específica, y es básicamente en los bajorrelieves se ven su exquisitez académica", dijo.

Para Castillo, en su obra se ve la evolución de un artista de principios del siglo XX que va de la figuración a la abstracción como sucedió con Jackson Pollock o Pablo Picasso.

El director del CAAM recordó que en su poética se concitan indagaciones sobre el Indigenismo más reelaborado y los presupuestos estéticos más universales de las tendencias abstractas y geométricas, con las influencias de los años fértiles de formación con Eduardo Westerdahl y Gaceta de Arte, su conexión en Barcelona con el Grupo Dau al Set y el Grupo LADAC de Canarias. Posteriormente se puede percibir la forja de nuevos planteamientos escultóricos a través de sus viajes a París, Holanda, Bélgica, Italia, Suiza, Dinamarca e Inglaterra.

Artistas contemporáneos como Moore, Brancusi, Reg Butler y Barbara Hepworth son influencias claras en muchas de sus realizaciones. Plácido Fleitas fue un gran escultor que luchó en solitario contra una tradición estatuaria. Tuvo la sabiduría de transformar el Indigenismo en un primitivismo abstracto inspirado por una naturaleza privilegiada, investigando y extrayendo de ella nuevos materiales y concepciones espaciales, en una época dura y cerrada al intercambio y la fluidez de concepciones estéticas.

Compartir el artículo

stats