Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Secretario general de Podemos

Pablo Iglesias:"El fin de Podemos es cambiar el país y aunque griten no podrán con nosotros"

"Si llegamos a gobernar, la primera medida será acabar en España con los desahucios", afirma el eurodiputado y secretario general de la nueva formación política

Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias. EFE

¿Cuáles son las autonomías donde más posibilidades tienen?

Hay autonomías donde las encuestas señalan que todavía podríamos tener más votos que en Madrid y Valencia, pero para nosotros Valencia y Madrid son lugares estratégicos. Valencia y Madrid han sido dos laboratorios de las políticas del Partido Popular fundamentadas en las privatizaciones, en la especulación inmobiliaria, en los pelotazos financieros y en la corrupción que lleva aparejada. Es ahí donde han empezado a desmantelar nuestro país, a romper España, es ahí donde queremos empezar la recuperación soberana.

¿Si gana Podemos las elecciones generales, las deudas de las autonomías con el Estado serían condonadas?

Lo ha propuesto el ministro de Hacienda del PP. Incluso en el Partido Popular hablan de reestructuración de la deuda, de quita de la deuda. Dicen que es una medida razonable, aunque no lo pueden estudiar porque lo dice Podemos. En los próximos meses las propuestas de Podemos que se tenían como irrealizables se van a tener como propuestas de sentido común.

¿La idea de Podemos es aumentar las competencias de las autonomías o llegar a un modelo federal?

Hay que abrir un proceso constituyente en el que se discuta de todo, también de la cuestión territorial. Si un modelo descentralizado es más eficaz para que funcione mejor la educación y la sanidad lo defenderemos.

Los servicios públicos se mantienen con impuestos. Más allá del que "pague el que más tiene", ¿por dónde irá el modelo impositivo de Podemos?

Hemos presentado una propuesta específica hecha por dos de los mejores economistas de este país, Vicenç Navarro y Juan Torres, en la que planteamos que simplemente con tener un sistema de recaudación equivalente al de la Unión Europea aumentaríamos los ingresos en 96.000 millones. Hay que volver al impuesto de grandes patrimonios que destruyeron el PP y el PSOE y hemos dicho que ya está bien que las empresas del Ibex 35 burlen el impuesto de sociedades, que pagan el 7 %, 23 puntos menos de lo que deberían pagar. Simplemente con un impuesto de patrimonio lógico y normal, con el impuesto de sociedades efectivamente aplicado, persiguiendo la evasión fiscal, que en este país cuesta 2.000 euros a cada ciudadano, habría un sistema en el que el Estado no tendría que dejar abandonados a parte de sus ciudadanos.

Hablando de impuestos. Su compañero Juan Carlos Monedero cobró a través de una empresa y no como profesional unos trabajos de consultoría para países de Latinoamérica que le ahorraron mucho dinero en impuestos. Ese no es el modelo que pregona Podemos.

La premisa es incorrecta. Los técnicos de Gestha (Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda) han dicho que Monedero podía haber constituido legalmente su sociedad fuera de España o en un paraíso fiscal y hubiera sido completamente legal. Sin embargo, Juan Carlos Monedero constituyó una empresa en España y pagó 70.000 euros en impuestos cuando no tenía ninguna obligación legal. Ojalá todos tuvieran el sentido de patriotismo de Monedero pagando impuestos en España.

Sí, pero si hubiera facturado como profesional habría pagado más impuestos.

El problema es que lo que hizo Juan Carlos Monedero es abrir una empresa, que es algo legal, legítimo y correcto. Y no tenía ninguna obligación de fundar esa empresa en España. La hubiera podido fundar en el extranjero.

La vicepresidenta del Gobierno le criticó por no compartir su visión del himno de España. ¿Cuál es su modelo de patriota?

Los que están rompiendo España y los traidores a la patria son los que han tenido a todos y cada uno de sus tesoreros imputados, son los que cambian sin consultar a los ciudadanos el artículo 135 de la Constitución, los que privatizan los servicios públicos y se los dan a los amigos o los que permiten que haya gente que no recibe ninguna prestación.

Dijo en un mitin una frase que me ha llamado mucho la atención: "Cuando tocan a Monedero, cuando tocan a Errejón, cuando tocan a Tania me están tocando a mí". ¿Eso significa que asume todo lo que hagan o que las críticas han sido desproporcionadas con ataques gratuitos?

No lo digo yo, a la gente de Podemos se la ha acusado de cualquier cosa. Nos han llamado terroristas, antisistema, frikis. Calificar las acusaciones como críticas es un eufemismo de una generosidad inimaginable. Es raro ver a un periodista tan generoso en esa calificación. Este año nos tenemos que preparar porque se ha dicho de todo sobre nosotros y van a seguir diciéndolo. Algunos tienen mucho miedo al cambio político, están muy nerviosos. Gritarán, mentirán, nos insultarán, pero nos van a tener como una piña. Nuestro objetivo es cambiar este país y por mucho que griten y mientan no van a poder con nosotros.

El Centro de Estudios Polí- ticos y Sociales (CEPS) ha sur-tido a Podemos de muchas personas que están en la dirección. ¿Podemos decir que es su think tank

Es positivo que profesores universitarios hagan política. Estamos orgullosos de que nuestra gente venga de ahí y no de constructoras o grandes empresas que no pagan impuestos.

Podemos ha crecido exponencialmente en meses. ¿No teme la entrada de arribistas o gente que se pueda aprovechar de su marca para hacer carrera?

Eso siempre es posible. Creo que dimos una muestra de enorme madurez cuando dijimos que Podemos no iba a estar con su marca en las elecciones municipales y una de las razones es porque somos una formación política joven y era difícil a nivel local tener dispositivos de control. Nosotros no nos podemos permitir ni medio caso de corrupción. Somos conscientes de que puede haber gente sin escrúpulos y sinvergüenzas que se aprovechen del éxito de Podemos y seremos enormemente estrictos.

Usted dijo antes de las elecciones europeas que no era "un vendedor de crecepelo". Se les ha criticado por virar en sus propuestas en los últimos meses. ¿Se arrepiente de algo de lo que dijo antes de las europeas?

En ningún caso, pero es verdad que se nos ha endurecido el rostro. No es lo mismo presentarse a unas elecciones donde hablamos de un modelo general de Europa que no funciona que tener que concretar muchas cosas. Hemos tenido que hablar de reestructuración ordenada de la deuda, concretar medidas sociales, pero seguimos en la misma línea. En este último año a Podemos le ha ocurrido en tiempo récord lo que pasa con los vinos, que cuando pasa el tiempo son mejores y más solventes.

Y si Podemos llegara a gobernar en España, ¿cuál le gustaría que fuera la primera medida de ese Gobierno?

Acabar con los desahucios.

Compartir el artículo

stats