Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

III Congreso Internacional de Meditación y Ciencia

De Rivera: "El estado de relajación eleva la capacidad de resolver los problemas"

El psiquiatra y especialista en Psicología Médica aborda las consecuencias del estrés y los beneficios de la meditación para activar el área cerebral de la calma "Igual que entrenamos el cuerpo para estar más sanos, debemos entrenar la mente"

Luis de Rivera en el Auditorio Alfredo Kraus, sede del Congreso de Meditación y Ciencia.

Luis de Rivera en el Auditorio Alfredo Kraus, sede del Congreso de Meditación y Ciencia. J. C. CASTRO

"El estado de calma o relajación aumenta la capacidad de crear, de resolver problemas, mientras que en el estado de estrés, ocurre todo lo contrario, la mente se estrecha. Cuando las circunstancias en las que nos encontramos son insatisfactorias, lo que necesitamos es ampliar nuestra mente para ver más posibilidades".

Así lo afirmó el psiquiatra Luis de Rivera, durante su intervención sobre el estrés, uno de los grandes males de la sociedad actual, y sus consecuencias, en el marco del III Congreso de Meditación y Ciencia que se celebra desde el pasado viernes y hasta hoy en el Palacio de Congresos de Canarias-Auditorio Alfredo Kraus.

El director del Instituto de Psicoterapia e Investigación Psicosomática de Madrid y autor de libros como Crisis emocionales o Síndrome de estrés, destacó la necesidad de que el hombre entrene la mente a través de la meditación para equilibrar la respuesta ante las situaciones de estrés. "Todos tenemos la capacidad de estresarnos, es una experiencia normal que indica que está ocurriendo algo que exige un esfuerzo mayor de lo normal y hay que hacerle frente. No existiríamos si no tuviéramos esta capacidad de superar el estado normal y enfrentarnos a situaciones adversas".

Según apuntó el especialista, las circunstancias en las que la respuesta de estrés resultó muy útil a los antepasados (dinosaurios, guerras tribales...), ya no existen, "ahora la mayoría de las circunstancias con las que se encuentra el hombre ordinario son situaciones que se resuelven mucho mejor con otra respuesta para la que también estamos equipados, tenemos mecanismos cerebrales para producirla y la podemos llamar respuesta de calma o la respuesta de relajación".

El doctor De Miguel describió el estado de calma como una respuesta cerebral "muy compleja" que tiene que ver con la abolición o la desaparición de la actividad enorme que genera el estrés, hay una relajación muscular, una amplitud del ritmo respiratorio, disminuyen las hormonas de estrés que son la adrenalina y el cortisol, y sobre todo hay un aumento de la producción de hormonas sexuales, hay una situación biofísica general mucho más compatible con la recuperación de energía. Pero, también es importante, porque el cerebro funciona de otra manera en ese estado de calma, amplía su capacidad de darse cuenta de las circunstancias".

El problema en la actualidad es, según el psiquiatra, que el hombre tiene una gran capacidad para activar la zona cerebral del estrés, pero no así para la de la calma.

"Los humanos nos estresamos muy bien, pero la capacidad de activar la otra zona del cerebro, que tiene un lugar en el hipotálamo, en zonas que regulan las emociones, no la tenemos tan entrenadas. El ser humano ha vivido épocas y situaciones muy difíciles, y no hemos desarrollado esa aportación natural de mantener la calma, de producir la respuesta de relajación y tenemos que entrenarnos para ello, de ahí viene la importancia de las técnicas de meditación, que desde el punto de vista médico, fisiológico, está demostrado que activan la zona de la relajación, de la calma, la zona que compensa el estrés. No se trata de inhibir el estrés, que es bueno, sino de aumentar la otra parte del cerebro que lo equilibra", concluyó el experto.

Compartir el artículo

stats