Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nombre guanche ya no es tendencia

Lucas y Martina, los más utilizados por los padres canarios para nombrar a sus hijos durante 2017

El nombre guanche ya no es tendencia

El nombre guanche ya no es tendencia

Yaiza, Yeray, Nayra, Ruymán, Guacimara o Acaymo. Esos seis nombres, todos de origen guanche, eran comunes entre los niños canarios nacidos en los años 80. Esa costumbre ha dejado de ser tendencia. Al menos así lo refleja el último informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) -bajo el título ¿Cuáles son los nombres más frecuentes de los recién nacidos?-, trabajo en el que se apunta que durante 2017 los más repetidos por los padres de las Islas para llamar a sus hijos fueron Lucas -empleado en 161 ocasiones- y Martina (154).

Entre los niños, tras la reincidencia en Lucas, los nombres más utilizados el año pasado para bautizar a los recién nacidos figuran Mateo -también con 161 registros-, Hugo (160), Diego (134), Pablo (125), Dylan (120), Thiago (114), Daniel (113), Izan (93) y Alejandro (90).

Detrás de la elección de Martina, entre las niñas del Archipiélago, los nombres más utilizados durante el año pasado fueron los de Sofía (153), Valeria (147), Lucía (139), Daniela (127), Valentina (123), Chloe (87), Paula (81), Alba (79) y Noa (76).

A nivel nacional, Lucía y Lucas son los nombres más frecuentes entre los recién nacidos en 2017, según el propio trabajo del INE que recoge los cien nombres más comunes en España de los 391.930 niños inscritos en el Registro Civil en el ejercicio pasado. Lucas ha desbancado por primera vez desde el año 2013 a Hugo como el nombre preferido por los progenitores, mientras que Lucía continúa liderando el ranking de las recién nacidas desde el 2002.

Lucas y Lucía, a nivel nacional

En total, 4.209 niños fueron inscritos como Lucas y 4.410 niñas con Lucía. Según la estadística del INE, a Lucía le sigue Sofía, María, Martina, Paula, Julia, Daniela y Valeria en cuanto a preferencias de los progenitores, y en la lista de los nombres más escogidos para los bebés varones que encabeza Lucas figuran también Hugo, Martín, Daniel, Pablo, Alejandro, Mateo y Adrián.

Canarias, pese a registrar su número más bajo de nacimientos en lo que va de siglo -15.676-, aún presenta un saldo vegetativo -la diferencia entre fallecimientos y nacimientos- positivo. En 2017, murieron 15.239 habitantes del Archipiélago, dato que deja un registro de 437 nacimientos más que defunciones, lo que coloca a las Islas como la quinta comunidad con mayor saldo vegetativo positivo.

El pasado año se registraron en Canarias un total de 15.676 nacimientos, lo que supone un descenso del 2,9 % en relación con el año anterior, cuando se contabilizaron 16.159. Sin embargo, este descenso fue menor al registrado al nivel nacional, que fue del -4,5 %-.

En Canarias, el Índice de Coyuntura de Fecundidad -número medio de hijos por mujer- es de 1,04 hijos, el segundo más bajo a nivel nacional. En cuanto a las defunciones, el Archipiélago contabilizó 15.676 fallecimientos, un 1,4 % más que en 2016, cuando se produjeron 15.035. Esto significa que Canarias registra siete muertes por cada mil habitantes, cuando la media nacional es de 9,1 por cada mil habitantes.

A nivel nacional, el número de nacimientos registrados en 2017 es el más bajo desde 1999, mientras que el de defunciones es el más alto desde 1976. De hecho, España registra más defunciones que nacimientos por tercer año consecutivo.

El país tiene un saldo vegetativo negativo (nacimientos respecto a defunciones de la población residente, descontando a los no residentes) de 31.245 personas, algo que ocurre por segunda vez en la última década pero de forma mucho más pronunciada. La primera vez fue en 2015, aunque la diferencia fue mucho menor, de 1.976 muertes más. En total, contando con la población residente y no residente, el número de nacimientos disminuyó en 2017 un 4,5 % respecto al año 2016, mientras que el de defunciones aumentó un 3,2 %.

Compartir el artículo

stats