Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS Educación

Guía para una escuela segura

Las medidas de prevención, higiene y desinfección protagonizan el nuevo curso v Las mascarillas, la educación física o el aislamiento, entre las incertidumbres familiares

Guía para una escuela segura

¿Mi hijo tiene que hacer gimnasia con la mascarilla puesta?, ¿vale las de tela?, ¿se puede llevar su material escolar a casa o lo tiene que dejar en el colegio?, ¿qué pasa si se pone malo en clase?, ¿hay que vacunarlos de la gripe?... A dos días del inicio del curso escolar 2020-2021, de forma presencial, aún son muchas las dudas que plantean las familias en un contexto extremadamente sensible debido la crisis sanitaria del coronavirus. A pesar de los protocolos publicados por la Consejería de Educación, adaptados en tiempo récord a las exigencias de la pandemia, con incluso una versión tutorial dirigida a los padres, y del esfuerzo de los equipos directivos en la mayoría de los centros, son muchos los que aún tienen preguntas sin contestar y todas giran en torno a las medidas de prevención, higiene y desinfección, que este año cobran protagonismo en la programación y desarrollo de la actividad docente.

"El problema que tenemos las familias es el desconocimiento, la incertidumbre, si nos llama el tutor y nos informa que la clase ya está preparada, tienen las mesas separadas, la entrada es a tal hora..., estaríamos mucho más tranquilos. Hay centros que han mandado trípticos con los planos indicando las entradas y salidas por curso, pero otros aún no han hecho nada. La principal duda es si todos los centros están preparados para recibir a los alumnos el 15 de septiembre, pero hay muchas otras por resolver, todas relacionadas con la seguridad", señala Josefa Méndez, presidenta de Confapa Canarias.

Mascarillas. Una de las preguntas más recurrentes está relacionada con el uso de las mascarillas, obligatorio a partir de los seis años (salvo excepciones por motivos de salud), aunque se trate de los grupos de convivencia estable escolares y estén sentados en sus pupitres a una distancia mínima de 1,5 metros. Para uso escolar se recomiendan las mascarillas higiénicas, preferiblemente que sean reutilizables -de tela-. Si se opta por éstas, se debe buscar en el etiquetado la referencia a la norma UNE 0065 2020. En el caso de usar mascarillas quirúrgicas, el etiquetado debe incluir el marcado CE y hacer referencia a la norma UNE EN 14683. En el transporte escolar también se recomienda el uso de la mascarilla en menores entre 3 y 6 años. Los niños y niñas acudirán al colegio con su mascarilla, llevando una o varias de repuesto, cada una debe viajar en una funda individual -para evitar mezclar sucias con limpias- que debe lavarse tras cada uso. No se recomienda utilizarlas durante más de cuatro horas, y en el caso de que se humedezca o deteriore por el uso, se recomienda sustituirla por otra. Es importante lavar las mascarillas higiénicas reutilizables siguiendo las instrucciones del etiquetado; y tras su uso recomendado, se tienen que desechar en el contenedor gris. El alumnado debe saber que la mascarilla debe ponerse con las manos limpias, cogiéndola por las gomas y tapando la nariz y la boca.

Kit higiénico. Los expertos recomiendan que cada niño o niña lleve un kit compuesto por mascarillas extras guardadas cada una en su funda; pañuelos de papel desechables, por si tuvieran que sonarse los mocos o estornudar; gel hidroalcohólico para los alumnos más mayores, que deberá contener un 70-90% de etanol; y todo ello guardado en una bolsa o incluso los expertos recomiendan una riñonera -si el centro lo considera adecuado-, para tenerlo todo a mano.

Material escolar y libros. Existe incertidumbre sobre la forma de proceder con los lápices, bolígrafos, libretas, e incluso los libros, si pueden llevarlos a casa o es recomendable no sacarlos del aula y tener un estuche en clase y otro en casa, por ejemplo. Sobre esto, se insiste en la importancia de que el alumnado cuente con su propio material de trabajo, procurando evitar al máximo el intercambio entre compañeros. En caso de compartir objetos en el aula, extremar las medidas de higiene y prevención -higiene de manos y evitar tocarse nariz, ojos y boca-, y limpiarlos entre el uso de un grupo y otro. Sobre llevarlos o no a casa, cada centro decidirá su procedimiento, pero en general, el material debe ser de uso individual, siempre custodiado por el niño y con una limpieza adecuada en los domicilios.

Sospechas. Ante la preocupación de qué pasará si el niño se pone malo en el centro o presenta algún síntoma compatible con Covid-19, el protocolo de la Consejería es claro. Se ubicará al menor en una sala de aislamiento, un espacio separado y bien ventilado, de uso individual, equipado con una papelera con bolsa, que disponga de tapa que se accione con pedal, pañuelos desechables y un dispensador de gel hidroalcohólico. En dicha sala se dispondrá de mascarillas quirúrgicas para el alumnado afectado, así como de mascarilla quirúrgica y pantalla facial para la persona que se encargue de su cuidado. El responsable de Covid-19 del centro se pondrá en contacto con el teléfono 900112061 y coordinará las acciones que se le indiquen. El profesional sanitario que evalúa el caso indicará al centro si debe contactar con la familia para acordar su recogida y se le indicará que lo lleve a su domicilio, donde debe permanecer aislado. Asimismo, si así lo valorase, se indicará a la familia que contacte telefónicamente con su pediatra o con su médico de familia para la evaluación individualizada del caso sospechoso y la recepción de las indicaciones oportunas. Se procederá a la limpieza y desinfección de la sala de aislamiento una vez que el alumno o la alumna la haya abandonado, así como de los objetos y enseres que haya utilizado durante las últimas 48 horas anteriores a su aislamiento. Si presentara síntomas graves o dificultad respiratoria, se llamará al 112.

Positivo. Si el caso se confirma, la Dirección General de Salud Pública, en coordinación con la gerencia correspondiente y con la dirección del centro educativo, iniciará la investigación de los contactos del caso y se evaluará las actuaciones a realizar en el centro. Se realizará el estudio de contactos en el medio educativo y fuera de éste mediante la identificación, clasificación y seguimiento de los contactos siguiendo los protocolos establecidos. En el plan de contingencia del centro educativo se dispondrá un sistema ágil y permanente de información que permita a Salud Pública la identificación de contactos estrechos, incluso en un fin de semana, para recopilar de forma inmediata la información de los contactos estrechos del caso.

Educación Física. Existe también preocupación sobre cómo van a ser las clases de educación física y si deberán usar mascarillas durante el ejercicio. En este sentido, la Consejería de Educación y los profesionales del área trabajan en un plan para impartir de forma segura las enseñanzas deportivas, basado en la propuesta del Consejo nacional del COLEF para adaptar sus contenidos al territorio canario. Entre las mismas figura que se priorizarán las actividades sin contacto físico y en las que se pueda mantener el distanciamiento físico de metro y medio, al menos; se recomienda también evitar las actividades en las que no se pueda respetar el distanciamiento y que por su naturaleza (altas intensidades) no es posible o recomendable el uso de mascarilla; y en el caso de introducir actividades en las que no se puedan mantener las distancias de seguridad que marca la normativa, todo el alumnado deberá llevar mascarilla, siempre y cuando la naturaleza de la actividad lo permita.

Vacuna. Otra pregunta que se hacen los padres es si este año, por la Covid-19, es conveniente vacunar de la gripe a sus hijos. El jefe de Epidemiología del Gobierno de Canarias, Amós García Rojas, presidente de a Asociación Española de Vacunología asegura que no es necesario. "En los niños, la gripe como enfermedad no tiene ninguna trascendencia clínica, salvo que tengan patologías de base a los cuales si se les recomienda. La vacuna, en esencia, está recomendada para las personas de edad avanzada y/o con patología de base".

Absentismo. No matricular o no llevar a los niños de entre 6 y 16 años al colegio puede conllevar penas de tres a seis meses de prisión o multa. Educación prestará especial atención al control del absentismo escolar por parte del profesorado tutor, haciendo un seguimiento de los motivos del mismo, con el fin de conocer si el alumnado ha faltado por motivos de salud u otro motivo justificado. En el caso de padres que decidan no llevar a sus hijos a las aulas por temor al contagio, sin causa justificada, se activará el protocolo de absentismo escolar, que podría provocar la incoación de un procedimiento administrativo y, en los casos muy graves, a condenas de prisión o multa. Sin embargo, la educación en España no es obligatoria hasta los 6 años, por lo que antes de esa edad, legalmente, un menor no tiene obligación de estar matriculado.

Certificados. Las faltas escolares deberán ser justificadas por los padres o tutores del niño, dado que "los médicos no tienen responsabilidad u obligación de justificar faltas escolares". Así lo afirma el Colegio de Médicos de Las Palmas haciéndose eco de la legislación vigente que determina que las ausencias escolares de menores de edad son solo justificadas por sus padres, representantes o tutores legales. Dicha aclaración se enmarca dentro de la situación de saturación en Atención Primaria "y para evitar malentendidos de cara al inicio del curso escolar", por lo que la organización colegial recuerda que "los padres o tutores son los únicos que deben justificar una ausencia escolar, no el médico".

Recreo. Sobre las medias de seguridad en el recreo, algo que también preocupa a los padres, Educación señala que se reforzará la vigilancia durante el mismo. Si las autoridades sanitarias lo indican los bancos, mobiliario, juegos?, no podrán ser utilizados, para lo cual se dispondrá de la señalización adecuada; y en caso de que se permita, deberán limpiarse y desinfectarse antes y después de su uso. Se evitará el uso de máquinas expendedoras, si no se puede garantizar la limpieza y desinfección regulares.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats