Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus | Situación sanitaria en Canarias

Un estudio avala la seguridad de viajar en guagua, al no registrarse ni un solo brote

La investigación, desarrollada por José Gilberto Moreno, respalda la eficacia de las medidas implantadas para frenar la propagación del virus en los medios de transporte

Varios usuarios esperan para acceder a una guagua en la capital grancanaria.

Los vehículos de Guaguas Municipales se han consolidado como medios de transporte seguros, en el marco de una pandemia en la que el hecho de compartir espacio con otros usuarios puede crear reticencias a muchas personas. “La evidencia nos ha dicho que no hay transmisión del virus en vehículos de transporte colectivo interurbano y que las medidas que se han implantado conceden una gran seguridad. De hecho, no ha habido brotes en el transporte público en el entorno de las ciudades europeas”, explica José Gilberto Moreno, director del Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología de la capital grancanaria y experto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Covid-19. Unas palabras que sustenta en los resultados de un estudio que ha realizado recientemente y que evalúa la eficacia y el cumplimiento de las normas de prevención y protección en las líneas, para evitar el riesgo de propagación del patógeno.

La investigación fue presentada a la citada empresa de transportes el pasado jueves y será publicada en revistas científicas. Además, ya ha sido trasladada al Servicio Canario de la Salud (SCS) y al Comité Científico que asesora al Gobierno de Canarias en el manejo de esta crisis sanitaria. Para llevar a cabo el análisis, Moreno contó con la colaboración de seis agentes de campo, entre los que figuran ingenieros, estadistas y registradores. El equipo analizó las posibles vías de transmisión del coronavirus –tanto directas como indirectas–, así como la ventilación y la renovación del aire en 38 líneas –el 86% del total– que realizan 372 rutas por la ciudad, en diferentes horarios.

“Las semanas del estudio fueron las comprendidas entre el 18 de febrero y el 5 de marzo, un período en el que también se encontraba vigente la actual limitación del aforo al 50%. Además, quisimos incluir la semana de Carnaval, con el propósito de evaluar la reducción de la movilidad y compararla con otros días de mayor afluencia”, apunta el director del Elder. Los resultados fueron claros: todas las mediciones y observaciones realizadas reflejaron un resultado positivo. “Algunas, incluso, las tildaríamos de excelentes”, enfatiza el experto.

“La evidencia nos ha dicho que no hay transmisión”, anota el director del Museo Elder

decoration

Por lo que respecta a las conclusiones obtenidas sobre la evaluación de las medidas de prevención en materia de transmisión directa, los profesionales observaron que el 100% de los conductores cumplía con el uso obligatorio de la mascarilla y, además, de forma correcta. El porcentaje se extrapoló a los usuarios, si bien es cierto que la verificación de la utilización correcta del recurso entre este grupo se situó en el 91%.

En cuanto al mantenimiento de la distancia física de seguridad entre los viajeros sin asiento, se comprobó que el 96,8% respetó esta medida. Como dato importante, el estudio señala además la presencia de dispositivos de aislamiento para los chóferes.

La agrupación también prestó atención a la interacción social. En este sentido, se observó que solo un 4,9% de las personas que ocupaba un asiento intervino en algún tipo de conversación, mientras que en el caso de las que viajaban de pie, el valor porcentual alcanzó el 9,5%. “En general, hemos apreciado un buen comportamiento por parte de la ciudadanía”, valora José Gilberto Moreno.

Asimismo, para abordar la prevención de la transmisión indirecta, el grupo procedió a realizar una toma de muestras en 14 líneas, con el claro propósito de detectar posibles contaminantes víricos. “Pasamos hisopos por las barandillas, los timbres de llamadas, los dispensadores de gel hidroalcohólico y por el mostrador del conductor. En ninguno de los casos detectamos carga viral”, garantiza el autor de la investigación.

Ventilación

La ventilación de los vehículos obtuvo también registros muy positivos. Según recoge el análisis, en la primera y la segunda semana que se desarrollaron las pesquisas, la apertura de puertas en las paradas se realizó en el 69,5% de los casos. En la tercera, en cambio, tras entrar la Isla en nivel 3 de alerta por covid, las puertas se abrieron en el 100% de las paradas y las ventanas no se cerraban durante los trayectos. 

En cuanto a la calidad del aire, hay que señalar que las guaguas analizadas registraron rangos que se mantuvieron dentro de los parámetros óptimos. “La calidad del aire es mejor en las zonas altas de la ciudad, pero en todas las líneas se mantuvieron en ratios normales”, precisa.

El análisis ha sido trasladado al SCS y se publicará en revistas científicas

decoration

Teniendo en cuenta todos estos detalles, el investigador no duda en respaldar la necesidad de fomentar el uso del transporte público. “Hemos visto que las medidas se cumplen y que son muy efectivas. Incluso en aquellas líneas en las que se ha visto más volumen de usuarios, la propia restricción del aforo y el hecho de reforzar los trayectos en horas punta han permitido que no se formen aglomeraciones”, detalla.

Cabe resaltar que antes de iniciar este estudio, Moreno analizó las investigaciones realizadas en más de 15 ciudades del mundo. “Probablemente, esta sea la primera, a nivel europeo, que contempla la medición de datos”, señala el experto de la OMS, quien además espera que los resultados puedan servir para “eliminar el temor” a utilizar este medio de transporte. 

38 Líneas analizadas

  • El grupo de investigación analizó el cumplimiento y eficacia de las medidas en 38 líneas de Guaguas Municipales, el 86% del total (44), que realizan 372 rutas. 

91% Uso correcto de mascarilla

  • El 91% de los usuarios realizó un uso correcto de la mascarilla, es decir, manteniendo cubierta la nariz y la boca. El porcentaje se eleva al 100% en los conductores. 

96,8% Respeto de la distancia

  • El 96,8% de las personas que viajaban de pie en los vehículos respetaba la distancia física interpersonal. Además, solo el 9,5% ejerció algún tipo de interacción social. 

0% Contaminantes víricos

  • La agrupación procedió a realizar una toma de muestras en 14 líneas para detectar contaminantes víricos en diferentes objetos y superficies. En ningún caso fueron hallados. 

Compartir el artículo

stats