Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bienestar animal

Bruselas abre la puerta para acabar con las jaulas de animales en las granjas

La Comisión Europea se compromete a trabajar y presentar una propuesta de aquí a 2023 para desarrollar un sistema agrícola más sostenible

Bruselas abre la puerta para acabar con las jaulas de animales en las granjas.

Bruselas abre la puerta para acabar con las jaulas de animales en las granjas.

Casi millón y medio de firmas recogidas en los Veintisiete Estados miembros han convencido al Ejecutivo comunitario de aceptar la sexta iniciativa ciudadana europea -“Acabemos con las jaulas” o “End the Cage are” en inglés- que tiene como objetivo terminar con el uso de jaulas en las granjas e instaurar un sistema agrícola más ético y sostenible. “La respuesta de hoy es un paso clave hacia una revisión ambiciosa de nuestra legislación sobre bienestar animal en 2023. Nuestro compromiso no ofrece dudas”, ha destaco en rueda de prensa la comisaría de salud y seguridad alimentaria, Stella Kyriakides.

Aunque todos los animales de granja se benefician de la legislación vigente sobre protección de los animales, actualmente solo las gallinas ponedoras, los pollos de engorde, las cerdas y los terneros están contemplados en las normas sobre introducción de jaulas. La intención de la Comisión Europea es presentar de aquí a finales de 2023 una nueva propuesta legislativa para eliminar progresivamente y prohibir definitivamente el uso de los sistemas de jaulas para todos los animales mencionados en la iniciativa ciudadana. 

Es decir, desde conejos hasta reproductoras de gallinas ponedoras, reproductoras de pollos de engorde, pollitas, codornices, patos y gansos. “No puede existir un sistema alimentario sostenible sin unas normas rigurosas en materia de bienestar animal”, ha advertido el comisario de Agricultura, Janusz Wojciechowski. “Esta iniciativa ciudadana solo confirma que esta transición responde también a la demanda social de una agricultura más ética y sostenible”, 

Consulta pública en 2022

La Comisión Europea ya ha pedido a la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria que complemente las pruebas científicas existentes para determinar las condiciones necesarias para la prohibición de las jaulas. Además, dado que el fin del uso de jaulas exigirá cambios en los sistemas de explotación actuales, la Comisión lanzará una consulta pública a más tardar a principios de 2022 para estudiar las consecuencias socioeconómicas y medio ambientales de las medidas. El objetivo final es determinar la viabilidad de que la nueva legislación entre en vigor a partir de 2027.

La iniciativa es parte de la revisión de la legislación sobre bienestar animal que Bruselas ha puesto en marcha en el marco de la estrategia "de la granja a la mesa”. En este terreno ya se ha comprometido a revisar la legislación en materia de transporte y cria, que está actualmente siendo sometido a un control de adecuación, y cuya finalización está prevista para el verano de 2022. Paralelamente, la Comisión estudiará la puesta en marcha de otras medidas de apoyo específicas en ámbitos políticos clave relacionados como el comercio y la investigación y la innovación. 

Ayudas europeas

Además y dados los costes que acarreará a las explotaciones, los Estados miembros podrán recurrir a ayudas del Fondo de Transición Justa o el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, además de la nueva Política Agrícola Común, el fondo de desarrollo rural y los nuevos ‘ecoesquemas’, para que los agricultores adapten su producción a sistemas sin jaulas y financien la mejora de las instalaciones. La evaluación de impacto que realizará la Comisión Europea explorará también la posibilidad de garantizar reglas coherentes entre la producción europea y los alimentos importados.

La iniciativa ‘acabemos con las jaulas’ es la sexta que aprueba la Comisión Europea desde abril de 2012 cuando se puso en marcha como herramienta de la democracia participativa para que los ciudadanos participen en la actividad regulatoria de la UE. Según este sistema, un millón de ciudadanos de al menos siete Estados miembros pueden invitar a la Comisión a proponer acciones legales en políticas en las que Bruselas tiene competencia. Hasta ahora se han recibido 104 solicitudes de las cuáles seis han alcanzado el umbral del millón de firmas necesario. 

Compartir el artículo

stats