Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El chef José Andrés alimenta al éxodo y a la resistencia ucraniana

World Central Kitchen opera en las fronteras y en algunas ciudades del país: “Allí estaremos cada día”, promete el chef asturiano, que recaba donaciones entre los empresarios asturianos

José Andrés alimenta al éxodo y a la resistencia ucraniana.

Los refugiados ucranianos permanecen a la intemperie estos días en las zonas fronterizas de Ucrania, formando largas colas y a merced del frío y la incertidumbre. Disponer de algo caliente que llevarse a la boca se convierte en un milagro y el chef José Andrés trata de hacerlo realidad. Por eso, se ha movilizado junto a los camiones de su ONG World Central Kitchen –fundada en el año 2010– y se ha desplazado a la frontera de Polonia, con la intención de seguir expandiéndose hacia la de Rumanía y por el interior de Ucrania. Ayer por la tarde, tanto él como varios integrantes de su organización se habían instalado en un centro de acogida al que los refugiados están siendo conducidos en autobús tras cruzar los límites su país natal y donde José Andrés y sus colaboradores les esperan para ofrecerles un plato de comida caliente.

[Siga aquí las últimas noticias en directo sobre la guerra en Ucrania]

Desde sus redes, José Andrés ha hecho un llamamiento a los cocineros del lugar para que se unan a la causa y “alimenten a sus gentes”, que en estos momentos necesitan cuidado y protección. Estofado de pollo, sopa y tarta de manzana son algunos de los platos que salen de las grandes ollas.

World Central Kitchen compra la comida a productores locales, para poder llevar a cabo esta acción con agilidad y sin demoras, y así, de paso, contribuye a la economía local.

El cocinero asturiano ha reclutado voluntarios de origen ucraniano que se encuentran afincados en Polonia, como Sasha y Vitalii, los encargados de “Oh my ramen!”, un “food truck” especializado en la popular sopa de fideos japonesa.

En Odessa, con la colaboración del cocinero Aleksander Yourz y su equipo, pasta y pan recién horneado para todos los que residen en la zona y a los que están batallando en su defensa. Ayer cocinaron más de mil raciones a lo largo de la jornada. “Seguiremos ayudando a los profesionales de muchas ciudades a combatir el hambre”, anunció José Andrés a través de su Twitter.

“Allí estaremos cada día”, ha prometido el chef de Mieres, premio “Princesa de Asturias” de Cooperación Internacional y nominado al Nobel de la Paz por su gran implicación en labores humanitarias.

Hace unos días José Andrés no dudó en compartir en sus redes sociales sus opiniones sobre el presidente ruso, Vladimir Putin, al que tachó de “matón” en un llamamiento a la actuación ciudadana: “Estamos dejando masacrar al hermano pequeño. Nos callamos y miramos para otro lado”.

Mientras continúe el conflicto World Central Kitchen buscará nuevos territorios en los que prestar su ayuda. En Asturias ya hay proveedores que se están coordinando para realizar donaciones a la organización.

Compartir el artículo

stats