Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las Fuerzas Armadas desplegaron 68 militares dedicados al rastreo

Las muertes ascienden a 60 en marzo, menos de la mitad de las que hubo en febrero | Las hospitalizaciones descienden un 30%

Rastreadores militares de covid.

Los rastreadores militares han cesado su vigilancia del Covid tras 18 meses destinados íntegramente a estas tareas. De momento, Unidad de Vigilancia Epidemiológica (UVE) Canarias solo se encuentra suspendida, pues, como remarcaron los militares en un comunicado, están dispuestos a sumarse de nuevo a ellas «en cualquier momento» si fuera necesario.

En los 18 meses en los que ha estado esta unidad operativa -integrada en la misión Baluarte-, las Fuerzas Armadas han llegado a desplegar en las Islas hasta 68 rastreadores, de los que, con la mejora de la situación tras la sexta ola, quedaban 36 operativos.

A lo largo de estos 18 meses los rastreadores militares se han integrado en equipos sanitarios de Lanzarote (Hospital Molina Orosa), Fuerteventura (Hospital General y centros de atención Primaria de Puerto Rosario y Corralejo), Gran Canaria (Biblioteca Municipal y Dirección de Salud Pública) y Tenerife (Recinto Ferial y Dirección de Salud Pública). Y, durante la sexta ola, también desempeñaron su trabajo en el Hospital General de La Palma.

Los rastreadores y equipos móviles de vacunación estaban formados por personal de los ejércitos de Tierra y Aire, así como de la Armada. El Ejército de Tierra han participado más de 120 militares en labores de rastreo, y 15 militares formando parte de los Equipos de Vacunación; del Ejército del Aire han participado 12 rastreadores que han prestado apoyo en Lanzarote, además de cuatro militares que han conformado un equipo de vacunación en Gran Canaria; y la Armada ha proporcionado 30 militares en labores de rastreo en la Biblioteca Municipal de Las Palmas de Gran Canaria.

Los rastreadores militares en Canarias han intervenido en más de 44.000 casos positivos por PCR de covid-19, que han supuesto unas 56.500 llamadas a contactos estrechos y 39.700 llamadas de seguimiento de casos o contactos, además de proporcionar cerca de 9.800 citas para vacunación. Los equipos móviles de vacunación han inoculado 12.220 vacunas en las islas, 4.666 en Gran Canaria y 7.554 en Tenerife.

El cese de actividad de los militares coincide con una de las evaluaciones semanales de los datos del covid en Canarias. Desde el pasado viernes, el Archipiélago ha acumulado 4.308 casos de coronavirus. Los positivos han aumentado con respecto a la semana previa, pasando de 12.899 el pasado martes a 15.340 casos este.

El mayor incremento lo está sufriendo Gran Canaria que ha sumado 2.128 casos nuevos y 8.058 semanales. Esto supone el doble de casos que la semana previa. El crecimiento de las curvas epidémicas es más sosegado en islas como La Gomera (67 casos nuevos), La Palma (195) o Fuerteventura (91).

Tenerife, con 1.502 casos, por su parte, muestra una de las tasas de crecimiento más bajas de Canarias, de solo un 5% con respecto a la semana previa. Lanzarote (85 casos nuevos) y El Hierro (19), muestran una tendencia decreciente en sus curvas epidémicas.

Durante los últimos cuatro días han fallecido nueve personas en el Archipiélago, cinco de ellos se notificaron en Tenerife y cuatro en Gran Canaria. Esto supone que en este mes de marzo se han notificado 60 defunciones, menos de la mitad de las que hubo en febrero y casi un 80% menos de las que se registraron en enero. Con respecto a los hospitalizados, Canarias contabiliza 205 ingresos hospitalarios, lo que supone un 30% menos que la semana pasada.

Compartir el artículo

stats