Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

'Long covid'

Uno de cada ocho afectados por covid-19 arrastra síntomas persistentes

Cerca del 13% de las personas que han superado la infección por coronavirus desarrollan síntomas a largo plazo, apunta un nuevo estudio

Uno de cada ocho adultos que han pasado la COVID tiene síntomas persistentes

Uno de cada ocho adultos que han pasado la COVID tiene síntomas persistentes Vídeo: AGENCIA ATLAS Foto: Ana Meneses

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Uno de cada ocho adultos que han pasado la COVID tiene síntomas persistentes Valentina Raffio

El estudio más grande realizado hasta la fecha sobre el conocido como covid persistente (o 'long covid') apunta a que una de cada ocho personas que ha contraído el coronavirus arrastra síntomas relacionadas con la enfermedad entre tres y cinco meses después de haber superado la infección. Según recoge el análisis publicado esta semana en la revista científica 'The Lancet', cerca del 13% de las personas que han pasado el covid-19 acarrea al menos un síntoma a medio o largo plazo incluso tras haber superado la enfermedad inicial.

Tras encuestar a casi 75.000 pacientes con diagnóstico leve o moderado covid-19, el estudio consigue afinar en cuáles son los síntomas más recurrentes y duraderos que arrastran las personas que han pasado por el covid-19. Según se desprende de la experiencia de los mismos pacientes, los síntomas más comunes de ‘covid persistente’ incluyen dolor torácico, dificultad para respirar, dolor al respirar, dolor muscular, pérdida del gusto y el olfato, hormigueo en las extremidades, nudo en la garganta, sensación de calor y frío, pesadez en brazos y/o piernas y cansancio general. La severidad de estos síntomas se estabilizó a los tres meses después de la infección y, según relatan los pacientes, no disminuyó más en los meses posteriores.

El trabajo, liderado por investigadores de la Universidad de Groninger (Países Bajos), también apunta a una serie de síntomas que parecen no incrementarse ni en frecuencia ni en gravedad entre los tres y los cinco meses posteriores a la infección. Es el caso, por ejemplo, de afecciones como dolor de cabeza, picazón en los ojos, mareos, dolor de espalda y náuseas. En estos casos, además, los expertos apuntan a que estas dolencias podrían no estar directamente relacionadas con la infección por covid-19. Mientras la sensación de hormigueo sí parece estar directamente provocada por la infección, síntomas como el dolor de cabeza parecen no tener un vínculo tan directo con el virus.

Más investigación

El 'covid persistente' ha sido y sigue siendo una de las grandes incógnitas de la pandemia de covid-19. No hay cifras claras para saber cuántos afectados hay por esta dolencia. Tampoco hay protocolos claros sobre cómo tratar este tipo de síntomas persistentes. Según apunta un informe del Grupo de Trabajo Multidisciplinar (GTM), un órgano de expertos que asesora al Gobierno sobre el impacto y la evolución del covid-19, en España podría haber más de un millón de personas afectadas por 'long covid'. En Cataluña, las estimaciones apuntan a 300.000 personas podrían estar arrastrando secuelas de la infección. A partir de estas cifras, los expertos piden investigar más sobre las causas de este fenómeno y, a su vez, preparar el sistema sanitario para atender a este tipo de pacientes. 

Otra de las grandes inquietudes sobre el 'long covid' tiene que ver con las reinfecciones. El mayor estudio sobre el tema, publicado hace tan solo unos días en la revista 'Nature Scientific Reports', sugiere que el riesgo de sufrir síntomas de covid persistente se incrementa cada vez que nos reinfectamos. En este caso, según explican los expertos, no importa tanto la variante del coronavirus que provoque la infección como el número de reinfecciones que sufre el paciente. Sobre todo a la vista de que, tras la llegada de ómicron (y sus subvariantes), muchas de las personas que ya habían pasado por la infección se están volviendo a contagiar

Compartir el artículo

stats