Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos del litoral de Elche, hartos de vivir con el mar en la puerta

Los vecinos de La Marina, El Pinet y Arenales censuran que el alcalde espere a su regeneración natural y exigen una mesa de trabajo con el Ayuntamiento, que asegura estar abierto al diálogo

En algunos tramos de la playa de El Pinet es imposible transitar por la playa ya que las olas alcanzan a las edificaciones. | ÁXEL ÁLVAREZ

El mar está ganando terreno a las playas a marchas forzadas. El litoral ilicitano es uno de los más perjudicados por la regresión de los arenales. Kilómetros de playa entre Arenales del Sol y La Marina están sufriendo este fenómeno, aumentado por los temporales de la pasada primavera y por el cambio climático. En El Pinet la situación es especialmente grave ya que el mar choca con las edificaciones de primerísima línea de playa, hasta el punto de que en algunos tramos ni siquiera hay un espacio de arena entre estas y el agua, teniendo los bañistas que meterse entre las olas para transitar. Los vecinos han hecho suyo aquello de que la unión hace la fuerza y varias plataformas vecinales del litoral ilicitano se han unido para urgir soluciones al problema de la "brutal" regresión de las playas de Elche. Reclaman una actuación inmediata tanto a la Dirección Provincial de Costas del Ministerio para la Transición Ecológica, competente en la materia, como al Ayuntamiento, al que culpan de "pasotismo".

Las asociaciones de vecinos de Arenales del Sol, El Pinet y Pinomar (La Marina), junto a la de la vecina playa de Babilonia de Guardamar del Segura, han hecho un frente común y han constituido una mesa de trabajo conjunta, que se reunirá periódicamente, en la que poner en común los estudios medioambientales y la información que poseen, en la búsqueda de una hoja de ruta para lograr que las administraciones les escuchen en su objetivo de conseguir soluciones a la preocupante regresión de las playas. Así, la intención es abrir una vía de diálogo con el Ayuntamiento de Elche para que se una a sus pretensiones frente a Costas, a la que acusan de no actuar en el litoral ilicitano como hace en otras playas de la provincia.

Sin embargo, tampoco tienen muchas esperanzas puestas en el gobierno local después de que el alcalde, el socialista Carlos Gonzálezdijera hace unos días que no se podían realizar actuaciones artificiales para regenerar la playa de El Pinet, y que había que dejar que se recuperara naturalmente con el paso del tiempo. Además, el regidor aseguraba que era el planteamiento que le había dado Costas y que las viviendas en esa zona formaban un "muro" de 800 metros que impedía actuar. "Es una aberración lo que dice, un desinterés total y ni siquiera sabemos en qué se basa para hacer tales afirmaciones", reprocha Mónica García, portavoz de la Asociación de Vecinos de El Pinet.

"El abandonar a su suerte a las playas a ver qué puede traer el clima, nos parece una aberración" Mónica García - Presidenta Asociación de Vecinos de El Pinet

decoration

García, además, contradice al regidor. "Es verdad que las casas hacen de muro, pero de contención, de hecho donde no están las casas el mar ha entrado más, y protegen la pinada", sentencia. Así lo mantiene también el vicepresidente de la Asociación de Vecinos de Arenales del Sol, Carlos Llorens, donde hay viviendas en primera línea de playa, aunque con una situación administrativa diferente. "Se da la paradoja de que las zonas donde menos playa hay son las que no tienen edificios", indica.

En poco más de un mes, la playa de El Pinet ha recuperado algo de arena, aunque la línea de playa es muy escasa entre las edificaciones y el mar. / ÁXEL ÁLVAREZ

"Desamparo"

Los vecinos coinciden en señalar que se sienten «desamparados» por parte del Ayuntamiento. Acusan al regidor ilicitano de hacer caso omiso a sus peticiones para reunirse con él y a sus promesas de que lo haría, como aseguran desde la Asociación de Vecinos Pinomar. "En la última junta municipal, antes del verano, se comprometió a venir in situ con un técnico de Costas a la playa, pero ya en 2020 dijo lo mismo y nada", comenta, indignada, la secretaria de esta asociación vecinal, Carol Sánchez.

"Nunca se ha aportado un grano de arena, no sabemos si esperan a que se caigan las casas" Carlos Llorens - Vicepresidente Asociación de Vecinos de Arenales del Sol

decoration

Desde El Pinet añaden que «debe tomar una actitud activa con Costas y no que se quede en la distancia viendo cómo nos mandan a los leones a los vecinos» y desde Arenales del Sol inciden en que "es una barbaridad que el alcalde diga que se deje actuar a la naturaleza, y con la permisividad del Ayuntamiento, Costas no está haciendo nada de lo que podría hacer". No obstante, confían en que, tras unirse, el máximo representante municipal acepte su invitación a iniciar una mesa de trabajo y de diálogo conjunta porque "si el Ayuntamiento no está de nuestro lado, es todo más complicado".

El edil de Playas, Carles Molina, asegura que los vecinos "no han pedido ninguna reunión formal", pero que el equipo de gobierno está dispuesto a sentarse con ellos. Niega que el Ayuntamiento se haya desentendido del problema. "Tenemos una comunicación constante con Costas, de hecho este mes nos reunimos con la responsable provincial, Rosa de los Ríos, quien nos traslada que el problema es que los temporales son cada vez más tardíos y tarda más en recuperarse la playa", explica. "Estamos igual de preocupados que los vecinos, y el alcalde está liderando las reuniones con Costas".

"Estamos igual de preocupados que los vecinos, pero los temporales son cada vez más tardíos" Carles Molina - Concejal de Playas de Elche

decoration

La imagen más impactante que deja la actual situación del litoral de Elche es la de las olas chocando con las edificaciones en la playa de El Pinet. Si bien es cierto que en las últimas semanas se han recuperado algunos metros de playa que no había a principios de julio. El arenal, de este modo, se ha recuperado algo de los temporales marinos de abril que dejaron varios tramos del litoral de La Marina sin arena. Sin embargo, la recuperación es menor de la esperada. "Donde antes cabían 100 personas ahora apenas puede haber 20, incluso días en los que más de 10 se estorban, porque no hay arena en algunos tramos", señala Carol Sánchez, de la asociación vecinal Pinomar.

Intervención

Los vecinos insisten en que debe intervenir la mano del hombre para proteger las playas, al contrario de lo que mantienen tanto el Ministerio para la Transición Ecológica como el propio Ayuntamiento, a tenor de lo manifestado por Carlos González. Así, proponen contener el mar de manera artificial mediante aportes de arena, como se lleva a cabo en otras localidades, diques o espigones, "lo que los expertos consideren más conveniente", señala Mónica García.

"Se hicieron unos diques que nos perjudicaron, y otras playas sí que las están regenerando" Carol Sánchez - Secretaria Asociación de Vecinos de Pinomar

decoration

Las enormes rocas que los vecinos pusieron frente a sus casas en la playa de El Pinet no es suficiente para hacer frente a la fuerza del mar. "No se han puesto los medios necesarios para conservar las playas de Elche, a pesar de haberlos, no sabemos si lo que esperan es que las casas se caigan", lamenta el representante de los vecinos de Arenales del Sol. Sin embargo, el edil de Playas asegura que las aportaciones de arena no son la solución, como les traslada Costas, "porque llega otro temporal y se la lleva", señala Carles Molina.

Situación de las casas

En cuanto a la situación administrativa de las viviendas en primera línea en las distintas playas de Elche es muy diferente. En El Pinet, donde las imágenes del mar alcanzando las casas y los restaurantes de la zona se han vuelto virales, cuentan con una concesión. Allí hay más de 100 viviendas que se construyeron en la década de los cuarenta para proteger las pinadas y más zonas residenciales de las dunas de arena. Entonces había 50 metros de playa entre la construcción y el mar. Actualmente, el porche de estas casas se separa entre uno y dos metros de las escolleras sobre las que impacta el oleaje. Según explica la vicepresidenta de la asociación de El Pinet, las casas recibieron una concesión administrativa en 1948, que expiró en 2017. En 2018, el cambio de la Ley de Costas que se hizo en 2013, asegura que les permitía pedir una prórroga de 75 años más. Sin embargo, la administración aún no ha contestado a esa solicitud y denuncian los vecinos el silencio administrativo.

En el caso de Arenales del Sol, los propietarios de las viviendas en primera línea cuentan con el título de propiedad. Se construyeron bajo el amparo de la Ley de Costas de 1969, pero en 1988 cambió la legislación. En 1997 se incluyeron en el deslinde, con carácter retroactivo para las propiedades. El Estado decidió expropiarlas, pero no pagando un justiprecio sino con una concesión. Las casas siguen en un limbo porque aún no se ha hecho la concesión y los vecinos cuentan con la propiedad y pueden venderla, pero no registrarla, explica el vicepresidente de la asociación vecinal de la zona. "Queremos seguridad jurídica", reclama. En La Marina culpan a la construcción al revés del espigón de más de 500 metros de Guardamar en la década de los noventa de agravar la situación, como coinciden en señalar los vecinos de la playa de Babilonia.

Compartir el artículo

stats