Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SEGURIDAD EN LOS FESTEJOS TAURINOS POPULARES

Peñas y alcaldes piden más policía y formación en los ‘bous al carrer’

El Ayuntamiento alerta del alza de las imprudencias y apela a tener respeto al toro y actuar con madurez

Imagen de archivo de los bous al carrer de Vilafamés. / AYUNTAMIENTO VILAFAMÉS

Este año se han celebrado casi 7.000 festejos taurinos populares en la Comunidad Valenciana (más que en el 2019), que se han saldado con 381 heridos y siete fallecidos. Para abordar la situación actual y las recomendaciones a efectuar, la Comisión Consultiva de Bous al Carrer de la Comunidad se reunió este lunes de forma extraordinaria. En ella se apeló a realizar «un refuerzo mayor» en el cumplimiento del reglamento. Además, se recogieron propuestas para mejorar la seguridad, como una mayor participación de la Policía Local --con la posibilidad de crear una bolsa de agentes voluntarios para que participen en los festejos de otros municipios--, fortalecer la formación y empoderar a los voluntarios de los festejos taurinos.

El secretario autonómico de Seguridad y Emergencias, José María Ángel, señaló que "se ha perdido el miedo al toro, hay mucho participante que no sabe lo que comporta ponerse ante él y ha habido una imprudencia en muchas de las actitudes de algunos de sus participantes". "Riesgo cero no hay --advirtió--. Por eso pedimos mucha prudencia a la hora de participar en estos festejos porque no es ir a la verbena o a un concierto en la plaza del pueblo; comporta un riesgo individual y colectivo y tiene que tener uno la madurez para participar", indicó Ángel. 

El alcalde de Vila-real, José Benlloch, incidía en el mismo mensaje. "Hay un nuevo perfil de aficionado, no sé si tiene que ver con la pandemia, de gente que no tiene respeto al toro, que no lo ve como un riesgo; quizás mucho turismo de personas que no conocen la tradición; cada vez se mezcla más la fiesta y el exceso de bebida con la propia actividad", reflexionó. La persona que irrumpió con un patinete eléctrico en un recinto de bous; la participación de dos menores en el embolado de un toro en Nàquera; hacerse fotos con el móvil... son ejemplos de ello.

No ha fallado ni el decreto ni la asistencia

No obstante, Benlloch resaltó que "no ha fallado ni el decreto ni la asistencia sanitaria". Algo en lo que incidió el colegio oficial de Castellón, que subrayó que ninguno de los casos de heridos y muertes es imputable al médico que atendía el festejo. "La normativa está funcionando bien, tenemos la mejor de España", señaló Benlloch, haciendo hincapié en que ha habido despistes e imprudencias, y que el 90% de incidentes han sido leves en unos espectáculos que han concentrado al menos dos millones de espectadores. 

Más de 280 municipios

Igualmente Ángel señaló que más de 280 municipios de todos los colores políticos organizan este tipo de espectáculos en la Comunitat y que lo hacen "de forma regulada, seria y rigurosa". En la provincia de Castellón se han celebrado hasta agosto 3.527 festejos taurinos este 2022, lo que supone una cifra superior a 2019, en que fueron 3.143. El grueso de ellos han sido en julio y agosto (2.210 en 2022 frente a 2.193 en 2019).

En la Comunitat se han celebrado 6.780 en 2022 frente a 6.422 en 2019. En julio y agosto se han concentrado 4.534, según la Generalitat.

Atentos a las infracciones

En este sentido, el responsable de Seguridad indicó que "resulta muy importante que cuando se detecte cualquier situación que pueda considerarse infracción, se adopten medidas de inmediato, avisar al director del festejo o al experto taurino, y si se ha de detener o suspender el festejo porque las circunstancias así lo requieran, se hace hasta que la situación se normalice". El secretario autonómico incidió además en extremar la regulación, respecto a los menores y, en estos casos, sancionar a los responsables, ya que en ese tema «la administración tiene que tener una acción de protección".

Policía Local

Por su parte el presidente de la federación de peñas, Germán Zaragoza, consideró "necesaria la participación de la Policía Local en los festejos taurinos como medida de control y ayuda a los voluntarios. Nos queremos apoyar en esta figura porque es autoridad y los voluntarios de los festejos no lo somos. Además está comprobado que en los sitios donde la Policía es director de festejos funciona mejor", recalcaba. 

El decreto posibilita que los voluntarios puedan retirar del recinto a menores o personas en condiciones inadecuadas. No obstante el alcalde de Vila-real, José Benlloch, recordó, si se les enfrentan, los voluntarios pueden requerir la presencia policial, que puede hacer un expediente sancionador u obligar por la fuerza a dejar el recinto a alguna persona.

En este ámbito, el alcalde Benlloch propuso crear una bolsa de agentes voluntarios que estén dispuestos a colaborar con otros pueblos y ciudades ahora que la normativa sí que lo permite, igual que sucede en festivales, de esta manera podrían --con el pago correspondiente-- colaborar en pueblos pequeños que no tienen este cuerpo local por normativa o tamaño de población.

Formación

También se hizo hincapié en la formación que se ofrece a peñas, organizadores y participantes para "dar una respuesta, si es posible, más participativa y dar más seguridad a lo largo de todos los acontecimientos que se produzcan". Los cursos comenzarían en el mes de octubre en las tres provincias. Un ámbito en el que Benlloch propuso una escuela valenciana de bous al carrer con una planificación de formación permanente y módulos mínimos.

Veterinario

Por su parte, el colegio de veterinarios reivindicó la figura de este profesional en los festejos para la mejora de las condiciones de transporte o estabulación del animal, su sanidad o desinfección. Algunos municipios, como Vila-real, o Burriana ya incorporan esta medida.

Reuniones municipales

Los municipios de la provincia con festejos taurinos (como Almassora, Onda, Burriana o Vila-real) tienen previsto celebrar reuniones con las peñas taurinas. Es el caso de Onda, que la hará este martes por la tarde. Por su parte, la concejala de fiestas de Almassora, Isladis Falcó, señaló que en septiembre tendrán una reunión con peñas y Policías para evaluar las actuaciones y ver en qué medida pueden mejorar.

Asimismo, Lluísa Monferrer, su homóloga de Burriana, apeló al cumplimiento del protocolo que llevan aplicando 8 años y mejorando algunos aspectos, como la presencia del veterinario, incluir barreras en el recinto para poder separar en 2 la vila o llevar mansos para cerrar los festejos.

El alcalde de Vila-real, José Benlloch, señaló que este jueves tiene previsto convocar una reunión con los voluntarios de los festejos taurinos (la ley establece 10 pero en la localidad hay 17) y que tiene previsto elaborar una identificación con firma de alcaldía que los acredite como voluntarios taurinos colaboradores. 

Compartir el artículo

stats