Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fallecimiento

Deportista y amigo fiel: así era el bombero de 25 años fallecido en Santiago

Los compañeros de Jorge Corbacho le recuerdan con cariño, aún en shock por la muerte del joven en el incendio de un autobús en Santiago

Jorge Corbacho, el bombero vigués de 24 años fallecido en un incendio en Santiago.

Le gustaba el surf desde niño y también el atletismo. Las pruebas de velocidad eran sus predilectas en la pista y trataba de trasladar su pasión por las olas a otros pequeños como instructor. Un "chaval 10" como lo califican sus compañeros, un amigo fiel. Todavía con un nudo en la garganta, aquellos que conocieron a Jorge Corbacho, el bombero vigués de 25 años que fallecía la mañana del martes en un incendio en Santiago, no asimilan la tragedia.

"Él ya sabía que no se iba a quedar a trabajar con nosotros. En octubre del año pasado aprobó las oposiciones y se marchaba en unos meses para Santiago; aún así, lo dio todo", recuerda uno de los compañeros del parque de Bomberos de Ponteareas. Hoy, todos allí, lloran su trágica muerte y en señal de duelo han colgado un crespón negro en la entrada de las dependencias de la estación.

Aún en shock por lo sucedido, este efectivo destinado en la localidad pontevedresa y que también es de Vigo compartía vivencias con Jorge no solo dentro del parque. "Íbamos juntos todos los días a trabajar, porque además somos vecinos (Jorge vivía con su pareja en el entorno de la Travesía de Vigo), y como era un chaval increíble nos hicimos amigos. Aún no me lo creo", comenta entre lágrimas a FARO DE VIGO, medio del grupo Prensa Ibérica al que también pertenece este diario. "Me llamaron desde Ponteareas para decírmelo, porque estoy de días libres, y están todos mis compañeros fastidiados", se lamenta.

Recuerda que Jorge "se hizo querer desde el primer momento que llegó" a la estación de Ponteareas. "Además, era un profesional como la copa de un pino. Hay otros compañeros que así como llegan, se van, sin más, pero Jorge, en ese poco tiempo que estuvo con nosotros, dejó huella", asegura este bombero que, viendo cómo trabajaba, siempre le auguró un gran futuro "y se lo dije al jefe: 'Este chaval va a llegar lejos', recuerda, mientras rompe de nuevo a llorar y con la voz entrecortada concluye: "porque además le gustaba mucho su profesión. Era un chaval de diez, le queríamos mucho".

Ser bombero era una de las metas y pasiones de Jorge, pero no la única. "Estuvo con nosotros desde pequeño en la escuela de surf, verdaderamente se convirtió en un gran surfista", explican desde la escuela de Patos.

Hoy nos ha dejado ”Jorge Corbacho” antiguo monitor de Patos Surf , que ahora empezaba su vida como bombero , gran...

Posted by Patos Surf Escola on Tuesday, August 30, 2022

Su buen hacer cogiendo olas le llevó a convertir el hobby en oficio y trabajó como instructor durante dos años "hasta que se puso a preparar muy duro las oposiciones a bombero". Pero, más allá de su talento con la tabla, "tenía muchos amigos, de esos de siempre, amigos fieles porque él también lo era", destacan. Donde también lo recuerdan es en el Club Atletismo Vila de Cangas. Allí compitió durante unos dos años, sobre todo en pruebas de velocidad.

Jorge Corbacho, primero por la izquierda, compitiendo en el Torneo Vila de Cangas en 2017. GONZALO NUNEZ

Además, el joven disfrutaba con las motos, de las que se declaraba verdaderamente forofo, y el fútbol del Celta.

Un bombero de nuevo ingreso

Jorge Corbacho había concluido esta semana su periodo de prácticas en el parque compostelano, y estaba a punto de ocupar su plaza, oposición que aprobó y a la que optó tras no superar las pruebas en el parque de Bomberos de la ciudad olívica.

Al parecer, la de este martes era su primera guardia tras la formación. Y sonó la sirena en la estación de Santiago. Así que acudió con sus compañeros a la alerta del 112 Galicia, que avisaba del incendio de un autobús sin pasajeros en una parroquia compostelana. Al llegar, el conductor del autocar trataba de apagar el incendio que comenzaba a descontrolarse. Cuando los efectivos practicaban las labores de extinción, el vehículo, aún en llamas y con un reguero de aceite tras de sí, comenzó a desplazarse y se precipitó hacia el camión de los Bomberos, alcanzando al joven vigués que quedó atrapado entre los dos transportes.

Primero sus propios compañeros, y después el equipo sanitario del 112 intentaron reanimarle pero finalmente no lograron mantenerlo con vida y falleció allí mismo.

Tres días de luto

El Concello de Santiago ha decretado tres días de luto por la tragedia. El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, anuló su agenda y se desplazó al lugar de los hechos, donde ha calificado este "terrible accidente" de "gran desgracia" y se ha unido a familiares y conocidos en estos momentos de "auténtica desolación".

Por su parte, el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha expresado en Twitter su cariño a la familia del joven y a sus compañeros, así como "el reconocimiento de toda Galicia a unos profesionales que todos los días arriesgan sus vidas por la seguridad de todos".

También Yolanda Díaz, el 112 Galicia y parques de bombero de otras localidades se han sumado a las condolencias

Compartir el artículo

stats