Todo lo que tienes que saber sobre la ley de bienestar animal

A partir de ahora, en lugar de clasificar a los perros por su raza, se los considerará "de manejo especial" basándose en su comportamiento

Todos los detalles de la ley de bienestar animal

M. A. R.

El 29 de marzo pasado se dio a conocer la versión definitiva de la Ley 7/2023 de protección de los derechos y el bienestar de los animales. Esta ley es la primera de carácter estatal en abordar esta temática y busca armonizar las regulaciones de las distintas comunidades autónomas. Entre las numerosas innovaciones que se introducen en este texto legal, hay una que quizás ha pasado inadvertida, pero es de gran importancia.

Se trata del artículo 30.3 de la normativa, que introduce por primera vez a nivel estatal la obligación de contar con un seguro de responsabilidad civil para perros. Aunque aún falta conocer los detalles de cómo se aplicará esta norma, esta disposición representa un cambio en comparación con la situación anterior, en la cual la legislación estatal solo requería seguros para perros potencialmente peligrosos. Desde que se tuvo conocimiento de esta regulación, el sector de las compañías aseguradoras se ha estado adaptando a este nuevo marco legal.

Este seguro obligatorio para perros se refiere específicamente a un seguro de responsabilidad civil. Hasta ahora, disponer de este tipo de seguro era opcional, excepto en algunas comunidades autónomas donde era obligatorio, como en el caso de Madrid. Además, los perros de razas consideradas potencialmente peligrosas también debían estar cubiertos por un seguro. Sin embargo, la Ley de Bienestar Animal eliminará la lista de razas peligrosas.

A partir de ahora, en lugar de clasificar a los perros por su raza, se los considerará "de manejo especial" basándose en su comportamiento. La norma establece que "durante toda la vida del animal, la persona responsable debe tener contratado y mantener en vigencia un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros. Este seguro debe incluir a las personas responsables del animal y debe tener una cobertura suficiente para afrontar los posibles gastos derivados".

En lo que respecta al costo del seguro de responsabilidad civil, este variará según la compañía aseguradora con la cual se contrate y también dependerá de factores como la edad del animal, su tamaño e incluso su raza. Este seguro será obligatorio a partir de septiembre de 2023.

Seguros

En cuanto al precio del seguro obligatorio para perros, varía dependiendo de la compañía y de las coberturas que se incluyan. Existen pólizas básicas que pueden contratarse desde 24 euros al año, con una cobertura de hasta 200.000 euros y una franquicia de 200 euros. Los seguros más comunes suelen tener un costo anual alrededor de 50 euros, con una cobertura de hasta 150.000 euros y sin franquicia.

También existen seguros más completos disponibles por alrededor de 90 euros al año, que incluyen una cobertura de hasta 150.000 euros por daños a terceros. Además, ofrecen estancias gratuitas en residencias caninas en caso de hospitalización del dueño y asistencia veterinaria por accidente de hasta 1.000 euros.

Es importante tener en cuenta que la ley establece como mínimo la contratación de un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros, por lo que optar por seguros más completos dependerá de las necesidades de cada persona.

En relación a las multas por no cumplir con el seguro obligatorio para perros, la ley establece que los propietarios que no cumplan con esta obligación podrían recibir sanciones leves, a menos que el reglamento de desarrollo establezca lo contrario. Las infracciones leves son aquellas que incumplen las obligaciones establecidas en la ley, siempre y cuando no causen daños físicos al animal ni alteraciones en su comportamiento. En casos más graves, no se aplicará simplemente una advertencia, sino que se podrían imponer multas que oscilan entre 500 y 10.000 euros.

El 30% de los hogares tiene perro

Cerca del treinta por ciento de los hogares españoles tienen un perro y el gasto promedio anual destinado al cuidado, alimentación y salud de las mascotas sigue creciendo a tasas de dos dígitos. A pesar de ello, tan solo un tres por ciento cuenta con un seguro de salud para sus mascotas, un porcentaje significativamente bajo en comparación con otros países de nuestro entorno donde el bienestar animal es prioritario. En el Reino Unido, por ejemplo, con 10,1 millones de perros, el 28% de ellos están asegurados según cifras oficiales de 2020 de las empresas británicas.

La Real Sociedad Canina de España (RSCE) estima que el gasto medio destinado a la salud de los perros, incluyendo consultas, vacunas, etc., es de unos 300 euros al año. Esta cifra puede aumentar según las enfermedades y tratamientos que sean necesarios, pero no todas las familias pueden asumirlo. La medicina veterinaria ha alcanzado un nivel de desarrollo avanzado, con tratamientos aplicados a los perros que en muchos casos pueden superar los 1.000 euros.