Educación se compromete a revertir los malos resultados del informe PISA

El Plan de Plan de Trabajo de la Inspección Educativa de la Comunidad Autónoma, presentado a inicios de noviembre, incluye como uno de sus objetivos prioritarios para el próximo curso la mejora en la comprensión lectora, en matemáticas y ciencias

Los alumnos canarios, entre los más bajos en rendimiento académico según el Informe PISA

El consejero de Educación, Formación Profesional, Actividad Física y Deportes del Gobierno de Canarias, Poli Suárez, junto al viceconsejero de Educación, José Manuel Cabrera.

El consejero de Educación, Formación Profesional, Actividad Física y Deportes del Gobierno de Canarias, Poli Suárez, junto al viceconsejero de Educación, José Manuel Cabrera. / Gobierno de Canarias.

I.A.H.

La Consejería de Educación, Formación Profesional, Actividad Física y Deportes del Gobierno de Canarias asegura que trabaja para revertir los datos del último informe PISA, que sitúa a la comunidad autónoma en los puestos de cola en competencias del alumnado de 15 a 16 años en matemáticas, comprensión lectura y ciencias. La edición de 2022 del Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes (PISA, en sus siglas en inglés), coordinado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), publicó el pasado 5 de diciembre los datos referentes a 2021, en los que Canarias solo supera a Ceuta y Melilla en matemáticas y ciencia, mientras que en comprensión lectora presenta mejores registros que Cataluña, Andalucía, Melilla y Ceuta.

El viceconsejero de Educación, José Manuel Cabrera Delgado, recuerda que se trata de datos "atribuibles a un periodo anterior de la llegada de este nuevo equipo al gobierno", aunque al mismo tiempo manifiesta su preocupación porque de nuevo "se confirma la tendencia negativa desde 2015 en nuestra comunidad y no nos acercamos a la media nacional y europea". En la misma línea que el Archipiélago, el informe PISA también mostró una caída en el ámbito nacional en los conocimientos de matemáticas y lectura, aunque menos acusada respecto a otros países europeos, si bien mantiene una tendencia a la baja a lo largo de la última década.

Cabrera asegura que la Consejería ya ha establecido "como objetivos estratégicos" la mejora de las competencias en matemáticas y comprensión lectora entre el alumnado. "Estamos trabajando con toda la comunidad educativa para revertir esta situación. Para ello, hemos puesto en marcha diversas acciones, entre otras, la participación de la inspección educativa en el asesoramiento en los centros así como proyectos específicos que permitan que el alumnado mejore en estas competencias", añade.

Un plan de inspección educativa

En el Plan de Trabajo de la Inspección Educativa de la Comunidad Autónoma, presentado a inicios de noviembre, incluye como uno de sus objetivos prioritarios para el próximo curso la mejora en la comprensión lectora, que considera esencial para la adquisición de los aprendizajes de todas las áreas, materias y de la expresión lingüística, así como de las competencias en matemáticas y en ciencias.

Para ello, el personal de inspección educativa de la autonomía asesorará en distintas estrategias para la mejora de las habilidades en matemáticas, comprensión lectora y ciencia. En concreto, mejorar los planes de comunicación lingüística para realzar la importancia de la lectura y convertirla en un hábito de vida para el alumnado. Para matemáticas y ciencia, se hará énfasis en la resolución de problemas con el objetivo de que el alumnado pueda hacer representaciones mentales de eventos o situaciones a la vez que produce una estructura matemática o tecnológica que permita alcanzar su resolución.

Más financiación

La Plataforma por el 5% para Educación considera que para mejorar los resultados del informe PISA así como la calidad del sistema en las islas es necesario alcanzar y mantener una inversión superior al 5% del Producto Interior Bruto. En su presupuesto para 2024, la Consejería que dirige Poli Suárez contará con 2.092.788.541 euros, un 4,4% más que en el ejercicio anterior. De estos fondos, se destinan exclusivamente a educación 2.072.775.811 euros, lo que acerca, con un 4,82% del PIB, al objetivo que demanda la Plataforma, según ha defendido el área.

La Plataforma también reivindica incrementar las plantillas del profesorado y de la oferta en educación infantil de 0 a 3 años hasta situarse en la media del Estado. "Solo un compromiso firme y prioritario por la inversión en educación de nuestra sociedad y, muy particularmente, de nuestros responsables políticos, permitirá superar la creciente brecha educativa de Canarias y mejorar la calidad del servicio y sus resultados", reitera.

Un gran pacto

Por su parte, el sindicato ANPE -mayoritario en representación del profesorado- demanda de forma urgente un pacto de Estado para reducir "la brecha educativa existente entre las comunidades autónomas y que tanto afecta a las islas". Así, aboga por realizar cambios o reformas con el consenso necesario que aporten estabilidad y cohesión al sistema educativo para impulsar "una educación de calidad para todos que asegure el principio de igualdad de oportunidades y de cohesión social en cualquier parte del territorio nacional".

En esta demanda, la organización incluye la vertebración del sistema educativo para reducir "las enormes desigualdades" entre territorios. También, al igual que la Plataforma por el 5%, pide aumentar el gasto público para asegurar "la adecuada dotación de medios y recursos personales y materiales".

A ello se suma su apuesta por la legislación de un estatuto docente para recoger los derechos, deberes, valoración y dignificación del profesorado. Y, a su vez, conseguir transformar magisterio en una "verdadera carrera profesional que haga la docencia más atractiva y motivadora". En este sentido, el sindicato reivindica la labor de los docentes en España, “que han realizado un gran esfuerzo sin reconocimiento suficiente", pues les atribuye que el descenso del país en el informe haya sido menor en comparación a otros estados de la UE.

"Gracias a su profesionalidad se siguen salvando las deficiencias y carencias del sistema educativo. Por ello, en España es ineludible mejorar la valoración de la profesión docente, buscando un sistema de selección, formación y reconocimiento acorde a los países que lo pusieron en marcha hace años y suelen obtener los mejores resultados en el informe”, señala ANPE.