Los primeros embates de la ola de gripe llevan a las urgencias canarias al límite

El Archipiélago es la región con mayor incidencia de virus respiratorios 

La afluencia de pacientes crece un 25% durante el puente en los hospitales de las Islas

Pasillos de urgencias del Hospital de La Candelaria, en una fotografía de archivo

Pasillos de urgencias del Hospital de La Candelaria, en una fotografía de archivo / Andrés Gutiérrez

Verónica Pavés

Verónica Pavés

El repunte de casos de virus respiratorios, especialmente la gripe y la covid, en las Islas está llevando al límite a las urgencias de gran parte de los hospitales de las Islas. A excepción del Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria, en Tenerife, donde varias fuentes afirman haber pasado un fin de semana "tranquilo", el resto de hospitales ha empezado a sufrir los primeros embates de la ola de virus respiratorios de esta temporada. 

Los de Gran Canaria han sido los más afectados por este repunte. Tanto el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín como el Hospital Universitario Materno-Infantil de Gran Canaria han sufrido un importante incremento en la afluencia de pacientes durante el puente de diciembre. Así, al Hospital Doctor Negrín han llegado a lo largo de este fin de semana 250 personas a las urgencias, cuando lo habitual es que lleguen 200. Y lo mismo ha ocurrido en el Insular donde fuentes del centro aseguran haber notado un incremento de hasta un 25% más de afluencia. En el caso de este hospital, las fuentes consultadas afirman que, además, hay "100 pacientes en espera de ingreso". Una cifra que supone una planta entera de hospitalización. 

En Tenerife la situación es dispar y depende del área sanitaria. En el Hospital Universitario de Canarias (HUC), las fuentes consultadas afirman que en el área de Urgencias permanece en una constante situación de estrés. Durante el fin de semana, apenas había camillas suficientes para poder proporcionar un lugar a los pacientes que llegaban ni muchos menos la posibilidad de derivarlos a otros servicios. Según el propio centro, el número de pacientes atendidos durante la semana ha sido de unos 230 diarios, a excepción de un día, cuando se llegó a los 279. "Se mantiene en la media del hospital", afirman fuentes oficiales del centro, que indican, sin embargo, que se ha registrado un aumento de casos de gripe. 

En el Hospital de La Candelaria las fuentes consultadas, tanto oficiales como sindicales, afirman que el fin de semana ha sido "tranquilo". Trabajadores del centro, sin embargo, admiten haber tenido dificultades para poder ubicar a algunos pacientes que requerían ingreso u observación debido a la falta de camas. Asimismo, fuentes de UGT, han insistido en que las contrataciones previstas en el plan de contingencia de este centro hospitalario han sido menos de las necesarias y que se requiere más personal para hacer frente al impacto cada vez más cercano de las infecciones respiratorias. 

Esta situación límite, pero que aún no llega al colapso, se ha producido debido al comienzo de un notable repunte de las infecciones por virus respiratorios en el Archipiélago. Según el último informe de Vigilancia de Infección Respiratoria Aguda (IRA) en Canarias –que corresponde a la semana 48 (27 de noviembre al 3 de diciembre)– la incidencia por virus respiratorios ya supera los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes, una cifra similar a la que se registró en la misma semana del año pasado. La diferencia, no obstante, es que el año pasado la tendencia era sostenida y, en este caso, las infecciones se mantienen al alza desde hace varias semanas.

No es de extrañar, pues tanto la gripe como la covid se encuentran bastante diseminados por Canarias, como así lo demuestra la tasa de positividad. Según el informe nacional de vigilancia de estas enfermedades, Canarias cuenta con la tasa de positividad (es decir, casos que han dado positivo) en gripe del 7,7% mientras que en covid es del 22,6%. En ambos casos Canarias se encuentra a la cabeza de España. 

El grupo más afectado por la propagación de estos virus respiratorios está siendo el de los niños. La incidencia es ya de 1.862 casos por cada 100.000 habitantes en menores de 5 a 14 años, mientras que en bebés se ha disparado hasta los 5.000 casos por cada 100.000 habitantes. También se ha pro Canarias se ha convertido así en la comunidad con mayor incidencia de virus respiratorios de toda España. En personas más vulnerables, los mayores de 60 años, la incidencia se encuentra por encima de 700 casos por cada 100.000 habitantes.

Sin embargo, tal y como se sustrae de estos datos, el impacto del virus no ha influido, por el momento, en las hospitalizaciones. Canarias cuenta con la tasa de infecciones muy graves  más baja del país (5,3% frente al 14,9% de media). Esta tasa es incluso menor que la registrada en semanas previas.

Todos los hospitales cuentan con planes de contingencia para hacer frente al aluvión de pacientes que llegan a urgencias durante el invierno. Estos planes incluyen la contratación de personal, aligerar camas, aumentar las derivaciones a la concertada o reprogramar cirugías. Los profesionales, sin embargo, ven con cierta preocupación el goteo continuo de pacientes que están llegando a las salas de urgencias, pues insisten que en unas semanas –con la tendencia creciente de casos y el impacto de la calima que está viviendo Canarias estos últimos días– se puede traducir en un colapso de la asistencia sanitaria.