Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Incendio en un chabola del barranco de Azuaje

Los bomberos rescatan de las llamas a dos perros que estaban en el interior de la infravivienda

Incendio de una chabola en el Barranco de San Andrés, en Moya (17/04/2021) La Provincia

Incendio en el barranco de Azuaje. Sobre la una del mediodía los vecinos de esta localidad del norte de Gran Canaria se vieron alertados por una gran columna de humo. Las llamas calcinaron una infravivienda situada en uno de los márgenes del barranco, en el lado del municipio de Moya, según han informado fuentes del parque de Bomberos de Arucas. El siniestro se saldó sin heridos, aunque los agentes tuvieron que rescatar del interior de la chabola a dos perros. Al lugar acudieron protección civil, policías locales de Arucas y Moya, bomberos y una ambulancia del SUC (Servicio de Urgencias Canario).

Los bomberos tardaron unas dos horas y media en sofocar las llamas y emplearon unos 4.500 litros de agua. Según las fuentes consultadas, el dueño de la chabola les comunicó que el incendio se originó en un colchón en el interior de la misma, situada muy cerca de la playa de San Andrés y en un margen del barranco homónimo. Al no poder sofocar las llamar el hombre tuvo que salir al exterior para no correr peligro. Los servicios de emergencias lograron controlar el fuego y, además, salvar la vida de las dos mascotas que se encontraban aún en un rincón de la casa, explican.

La gran cantidad de material inflamable -maderas y metales- hicieron que la columna de humo fuera visible a varios kilómetros a la redonda. El incendio puso en alerta tanto a los vecinos de los barrios colindantes de Arucas y Moya, como a los bañistas de la zona y a los conductores de la GC-2. El suceso tuvo lugar muy cerca de la estación de servicio del kilómetro 13, donde hay un conocido establecimiento de comida rápida. Los agentes de bomberos necesitaron hacer uso de una cuba de agua adicional para poder sofocar las llamas, indicaron las fuentes.

15

Incendio en una chabola en el Barranco de San Andrés, en Moya. La Provincia

Compartir el artículo

stats