El Grupo de Investigación y Análisis del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Las Palmas ha procedido a detener al conductor de un turismo que en la madrugada del domingo 9 de mayo atropelló a un peatón, dándose a la fuga.

El peatón, un varón de 59 años de edad, resultó herido de gravedad y fue trasladado al Servicio de Urgencias del Hospital General de Gran Canaria Doctor Negrín.

Inicio de la investigación

El GIAT del Subsector de Tráfico tuvo conocimiento a través de la comunicación de la Central de Operaciones del Subsector de la ocurrencia de un siniestro vial a la altura del punto kilométrico 12,950 de la autovía de Circunvalación, GC3, consistente en el atropello a un peatón, el cual tras ser atendido por las unidades del SUC desplazadas al efecto, fue trasladado al Servicio de Urgencias del Hospital Dr. Negrín con lesiones de pronóstico grave. El conductor causante del atropello había continuado su marcha sin detenerse ni prestar o solicitar auxilio para la víctima; testigos presenciales facilitaron información sobre la marca, modelo y color del turismo. Con esta información y los datos obtenidos de los vestigios recogidos durante la inspección ocular realizada en el lugar de los hechos, los investigadores iniciaron la búsqueda del causante del atropello.

Finalmente, el análisis de la investigación condujo a los investigadores hasta el propietario, vecino de Arucas, de un turismo que se ajustaba con las características facilitadas por los testigos. Cuando efectivos del Subsector de Tráfico se dirigían a esta localidad al objeto de localizarlo, observaron la circulación del mismo, dándole el alto e identificando a su conductor. El vehículo presentaba daños y desperfectos compatibles con la forma de producirse el atropello, por lo que se procedió a la detención del citado conductor como presunto autor de los delitos de Lesiones imprudentes, Abandono del lugar del accidente y Omisión del deber de socorro.

El detenido una vez prestó declaración asistido por un letrado, fue puesto en libertad con indicios. Las diligencias fueron entregadas el día 25 de mayo en el Juzgado en funciones de Guardia de Las Palmas de Gran Canaria.

Posibles penas

El conductor, según la legislación, se enfrenta a una pena “de tres a seis meses de prisión o multa de seis a dieciocho meses en los casos de lesiones de menor entidad o de uno a tres años en los casos de lesiones más graves” por causar lesiones de imprudencia. Además por un delito de abandono de lugar se enfrenta a “una pena de prisión de seis meses a cuatro años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de uno a cuatro años si el siniestro fue debido a imprudencia del conductor y de tres a seis meses de prisión y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de seis meses a dos años si el origen del siniestro fuera fortuito”. Y por último por omisión del deber de socorro, se enfrenta a una pena “ con prisión de prisión de seis meses a 18 meses si el accidente fue fortuito, y se debiera a imprudencia, la de prisión de seis meses a cuatro años”