Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El hombre apuñalado hace dos semanas en Schamann amenaza ahora a su madre

El detenido gritó que iba a cortarle el cuello si no le daba dinero y a quemar su casa

Detenido el presunto autor del apuñalamiento de Schamann

La Policía Nacional detuvo la pasada noche a un hombre que se encontraba amenazando a su madre con que le iba a quemar la casa y cortarle el cuello si no le daba dinero. Se da la circunstancia de que este individuo, de 39 años, recibió cuatro puñaladas de gravedad hace dos semanas en el barrio de Schamann, de Las Palmas de Gran Canaria, por un supuesto ajuste de cuentas.

El detenido sigue sin alejarse de los líos. El 12 de mayo recibía cuatro puñaladas, una de ellas en el cuello, que le llevaron a ingresar con heridas de gravedad en el Hospital Doctor Negrín, donde fue inducido al coma debido a su débil estado de salud. Pero se recuperó rápido.

Ahora, más de dos semanas después, la Policía Nacional ha echado el guante a R.C.F. por amenazas graves.

Según fuentes policiales, la madre llamó al 091 después que su hijo golpeara en repetidas ocasiones la puerta de la vivienda y la amenazara con quemar su casa y que le iba a cortar el cuello, si no le daba dinero.

Sin embargo, cuando los funcionarios llegaron al lugar, el hombre ya se había ido, por lo que realizaron una batida por las inmediaciones para tratar de dar con su paradero, aunque no tuvieron éxito.

El denunciado se volvió a presentar nuevamente al rato en el domicilio de su progenitora, que volvió a llamar al teléfono de emergencias 091 de la Policía Nacional alertando de la situación. Cuando llegaron por segunda vez, los agentes lo encontraron en el lugar, procediendo a su detención.

Al parecer, esta persona tiene denuncias anteriores por razones similares, y tuvo una orden de alejamiento de sus padres. Además, tiene más de una veintena de antecedentes policiales en su historial.

Como ya publicó este periódico, el ahora detenido evitó acudir a un centro de salud tras ser apuñalado hace dos semanas al tener una orden de búsqueda. Pero finalmente tuvo que ser ingresado en el Hospital Doctor Negrín, donde fue inducido al coma. La Policía Nacional y la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria mantenían desde un primer momento como principal hipótesis el ajuste de cuentas.

La agresión del 12 de mayo se produjo en torno a las 21.30 horas. Desde un bar de la calle Mariucha se dio un aviso al Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 112 de que había una persona ensangrentada enfrente del negocio.

Compartir el artículo

stats