Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

David 'el adoptado' cometió el crimen en su casa y después quemó el cadáver

La Guardia Civil detuvo ayer al presunto autor del crimen que acabó con el cadáver calcinado en el interior de un vehículo en Pozo Izquierdo

David 'el adoptado', con camiseta roja, durante el registro de esta madrugada.

David 'el adoptado', con camiseta roja, durante el registro de esta madrugada. Borja Suárez

La Policía Judicial de la Guardia Civil ha esclarecido en poco más de 30 horas un crimen que se antojaba de primeras complicado. Los agentes del Instituto Armado detuvieron en la tarde de ayer a David ‘el adoptado’, un vecino de Vecindario, de unos 40 años y con numerosos antecedentes policiales como presunto autor del homicidio de un hombre en el interior de su vivienda en la calle Ayagaures. El cadáver fue introducido en un vehículo que después prendió fuego entre invernaderos en la zona de Pozo Izquierdo.

Aunque el cuerpo se encontró a primera hora de la mañana del pasado lunes, los hechos podrían haber ocurrido el viernes o el sábado cuando David ‘el adoptado’ golpeó a la víctima hasta acabar con su vida, según apuntaron las fuentes consultadas. Lo hizo en la primera planta del número 5 de la calle Ayagaures de Cruce de Sardina, lugar al que, supuestamente, acuden con asiduidad consumidores de sustancia estupefacientes.

Una de las hipótesis es que el crimen se produjo ante la presencia de varias personas, que fueron testigos de todo lo ocurrido, según indicaron las mismas fuentes. El ahora arrestado metió el cuerpo en el interior de unas bolsas y lo ocultó en una de las habitaciones. 

Al menos una mujer acudió el pasado domingo a la casa para proceder a su limpieza. Esta se percató de que había manchas de sangre. Ante la pregunta de lo que había sucedido, David le respondió que se había dado un golpe, que era suya. Asimismo, impidió que accediera a la dependencia de la vivienda que se encontraba cerrada y donde presuntamente guardaba el cuerpo.

La investigación apunta a que el presunto homicida aprovechó la madrugada del pasado domingo al lunes para llevar el cuerpo a Pozo Izquierdo. Lo hizo en el vehículo que solía utilizar la víctima, aunque otras fuentes indicaron que pertenece a una mujer con antecedentes policiales y que aún no ha sido localizada. Aparcó entre los terrenos y allí prendió fuego, probablemente aplicando algún tipo de sustancia para acelerar el proceso.

Cuando llegaron los bomberos del Consorcio de Emergencias y la Policía Local de Santa Lucía de Tirajana se percataron de que en el interior del turismo, ya prácticamente calcinado, había un cadáver, por lo que pusieron los hechos en conocimiento de la Guardia Civil para que iniciara las pesquisas para esclarecer lo ocurrido.

David 'el adoptado'. / LP/DLP

Los investigadores se encontraron con un coche que había quedado reducido prácticamente a cenizas y del que sólo quedaba la carrocería. A pesar de ello, consiguieron determinar a quien pertenecía para así empezar a atar cabos con el objetivo de llegar al autor de un crimen. Y es que prácticamente desde el hallazgo daban por hecho que el fallecido había muerto por causas violentas ya que el cadáver estaba maniatado y los restos óseos tenían signos de una agresión.

Ya desde la mañana de ayer, martes, los agentes de la Policía Judicial estuvieron analizando el automóvil, que permanecía en la zona bajo precintos de la Guardia Civil. Los agentes consiguieron indicios suficientes para incriminar a David ‘el adoptado’, una persona con un amplio historial delictivo, conocida entre los cuerpos de seguridad del Sureste de Gran Canaria, y que recientemente había salido de prisión, como indicaron las mismas fuentes.

La detención se produjo por la tarde y pocos minutos antes de la medianoche los guardias civiles llevaron a cabo la inspección del primero piso de la vivienda situada en el número 5 de la calle Ayagaures. En el mismo estuvo presente el arrestado. El trabajo de los investigadores para recoger muestras del crimen se alargaron durante la madrugada bajo la mirada de varias decenas de vecinos que se encontraban a esas horas en la Avenida de Canarias.

Estos aseguraron que David ‘el adoptado’ es una persona muy conocida en la zona del Cruce de Sardina, donde ha residido toda su vida junto a su madre. Asimismo, indicaron que es una persona problemática, que ha sido detenido en varias ocasiones, lo que ha provocado que haya permanecido varias temporadas en prisión; y que recientemente había mantenido peleas con otros vecinos.

Sobre la víctima, estas personas aseguraban que se trata de un hombre de unos 50 años, de origen extranjero, que compartía piso con el arrestado. 

La investigación continúa bajo secreto de sumario decretado por el Juzgado de Instrucción número 1 de San Bartolomé de Tirajana, que se encontraba en funciones de guardia el día que se halló el cadáver.

Compartir el artículo

stats