La Guardia Civil del Puesto Principal de Puerto Rico-Mogán ha investigado a un hombre de 53 años con antecedentes policiales por un delito de robo con fuerza al forzar la puerta de un furgón refrigerado de transporte de mercancías y sustraer productos cárnicos valorados en más de 400 euros.

Según ha informado la Benemérita en un comunicado, al varón también le constan delitos contra el patrimonio y tráfico de drogas.

Los agentes iniciaron la investigación de los hechos a raíz de una denuncia interpuesta el 15 de julio por parte de la persona perjudicada informando que tras estacionar el vehículo propiedad de la empresa donde trabaja, en una zona de carga y descarga de un centro comercial, personas desconocidas habían accedido a la carga y sustraído una caja de productos cárnicos valorada en más de 400 euros.

En este sentido, la víctima agregó que sospechaba de los ocupantes de un vehículo que salió aceleradamente de la zona con el portón trasero abierto y que reconocía dicho turismo por otro hecho similar hace dos meses.

Los guardias civiles llevaron a cabo las averiguaciones e indagaciones oportunas para la localización de los supuestos autores del hecho delictivo, contactando con el perjudicado para precisar con exactitud los lugares donde había efectuado su reparto.

Por tanto, los agentes obtuvieron diversas grabaciones de los sistemas de video-vigilancia de comercios y establecimientos hoteleros, en las que pudieron observar como los supuestos autores manipulan la puerta lateral durante bastante tiempo hasta conseguir abrirla.

Además, apreciaron que el coche de los presuntos autores realizaba seguimientos a vehículos de transportes de mercancías, aprovechando la ausencia del conductor y la falta de vigilancia en los alrededores, para llevar a cabo su objetivo y poder cometer el hecho delictivo.

Finalmente, fruto de esas grabaciones, los efectivos identificaron el vehículo utilizado y su ocupante, siendo este investigado como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas, mientras que las diligencias instruidas se pusieron a disposición del Juzgado de Guardia de San Bartolomé de Tirajana.