Cuatro meses sin noticias de Alena, la niña de Tenerife que su madre se llevó a Suiza. Los familiares de la pequeña Alena denunciaron el pasado verano la desaparición de la pequeña que desapareció en la localidad de Güimar, en Tenerife. La Policía Nacional, tras iniciar en su momento las pesquisas policiales, creen que la niña estaba en ese momento en Ginebra con su madre. 

El Juzgado de Instrucción número 3 de Güímar ya dictó en agosto una orden europea de detención de la madre de Alena, investigada por sustracción parental, medida que en un principio se había desestimado ante el compromiso de la mujer de regresar al municipio tinerfeño con la menor.

El pasado jueves, el padre y su entorno familiar, exigieron justicia y que este caso no quede en el olvido. 

No sabemos ni siquiera si estás bien”, ha difundido recientemente el entorno de la niña que reside en la Isla en redes sociales, junto a un emotivo mensaje en el que el progenitor afirma: “Te amo, hija mía, sigues en mi mente cada instante, así como en el corazón de toda tu familia”.

Mensaje en redes sociales del padre de Alena

Ahora, son las autoridades policiales de Suiza las que deben pronunciarse sobre la situación de la pequeña tras la orden de búsqueda europea emitida.

La asociación SOS Desaparecidos detalla en su descripción que la menor tiene el pelo rubio y largo y los ojos marrones. Es de complexión normal -pesa unos 15 kilos aproximadamente- y apenas mide un metro de altura.