Cristina Rodríguez, la hija del matrimonio y hermana de la joven estudiante Alicia fallecidos en un accidente de tráfico ocurrido el pasado domingo en Rumanía, ha muerto esta tarde en el hospital donde se encontraba ingresada en estado de coma. Los cuatro miembros de la familia grancanaria, residente en el barrio capitalino de Hoya Andrea, sufrieron un siniestro al colisionar frontalmente con el vehículo en el que viajaban contra un todoterreno que adelantaba en una curva con doble línea continua. Cristina, de 15 años, había viajado con sus padres José Rodríguez (67) y su madre María del Carmen Rodríguez (55) a la ciudad de Sibiu para visitar a su hermana Alicia del Carmen, de 21, estudiante del cuarto curso del Grado de Educación Primaria de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y que se encontraba realizando el programa Erasmus en el país centroeuropeo.

El siniestro ocurrió en la carretera nacional DN1 que conecta Bucarest, la capital del país, con Sibiu, Cluj-Napoca y la frontera con Hungría. A la altura de Sibiu, un turismo invadió el carril contrario para sobrepasar a otro pese a que había una doble línea continua. En el sentido correcto circulaba a bordo de un Dacia Logan alquilado por la familia residente en el barrio capitalino de Hoya Andrea. El coche era conducido por Alicia, que no pudo evitar el impacto frontal y colisionó además contra un muro de hormigón. Otro coche que iba por detrás se empotró contra la parte trasera del automóvil en el que viajaba la familia canaria.

El coche blanco era el vehículo en el que viajaba la familia canaria. LP/DLP

Los servicios médicos confirmaron en el lugar de los hechos las muertes de José y María del Carmen. Los sanitarios consiguieron evacuar con vida a la estudiante universitaria hasta el hospital, donde finalmente se confirmó su fallecimiento debido a la gravedad de las heridas que presentaba. Por su parte, la pequeña Cristina, estudiante del colegio San Juan Bosco de Las Palmas de Gran Canaria, ingresó en estado de coma, según precisaron los medios de comunicación rumanos. Estos precisaron, citando a fuentes del centro hospitalario, que su estado es crítico. A última hora de la tarde se confirmó su fallecimiento, según indicaron las fuentes consultadas.

Pese a que el accidente ocurrió la noche del pasado domingo, la comunidad educativa, tanto de la ULPGC como del colegio en el que estudia la hija menor y en la que hizo prácticas el pasado curso Alicia, no tuvieron conocimiento de lo ocurrido hasta el pasado lunes. El vicerrector de Internacionalización, Movilidad y Proyección Internacional de la ULPGC, Jin Taira, viajó junto a otros dos hermanos de la familia para estar junto a Cristina y también para agilizar los trámites burocráticos para la repatriación de los cuerpos, que se alargará varios días.

La policía rumana, por su parte, ha abierto una investigación para tratar de determinar las causas del siniestro vial. Los medios locales apuntaron que un hombre de 63 años que conducía un BMW X3 supuestamente invadió el carril contrario en un zona que estaba prohibida, marcada por una doble línea continua, cuando se produjo el impacto. Esta persona también fue evacuada hasta el hospital, donde ingresó en estado grave. Una vez se recupere de las lesiones será investigado como presunto autor de un delito de homicidio y homicidio culposo, como precisaron los medios de comunicación rumanos. En el accidente también se vio implicado un tercer turismo que conducía una joven de 20 años que salió ilesa.