Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Pardilla explota la primera ITV de Canarias ubicada en una autopista

Empresarios canarios invierten 1,2 millones en las instalaciones de la zona industrial de Bocabarranco, la tercera que tienen en las Islas

Una furgoneta y un camión son inspeccionados, ayer, en la ITV de La Pardilla.

Una furgoneta y un camión son inspeccionados, ayer, en la ITV de La Pardilla. Santi Blanco

El municipio de Telde es el primero de Canarias donde se ha intalado una Inspección Técnica de Vehículos (ITV) al lado de una autovía o a autopista. Este hito le corresponde a la ITV La Pardilla, ubicada en la autopista GC-1 a la altura de la zona industrial de Bocabarranco y que abrió sus puertas de forma oficial ayer, si bien el lunes ya entraron los primeros vehículos. Cuenta con 18 trabajadores, ha supuesto una inversión de 1,2 millones de euros y se prevé que realice entre 25.000 a 30.000 inspecciones técnicas al año.

Otra característica que diferencia a estas instalaciones de inspección de vehículos es su horario, ya que también presta sus servicios los sábados por la tarde, una novedad con la que pretende ofrecer a sus clientes todas las facilidades para que puedan pasar la revisión de automóviles, motos o camiones en las dos líneas con las que cuenta esta nueva ITV.

La ITV La Pardilla es la tercera apuesta en este sector de un grupo de empresarios canarios, que en septiembre de 2013 abrió su primera estación en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria y un año más tarde hizo lo propio en Santa Cruz de La Palma. Después de la de Telde, el próximo proyecto es construir la cuarta en una de las islas no capitalinas del Archipiélago.

El hecho de que sea accionariado canario el que haya realizado estas inversiones, en el caso de La Pardilla, de 1,2 millones de euros, representa, según fuentes de la empresa, que el beneficio que pueda obtenerse por las sociedades explotadoras en esta actividad económica se reinvierta en Canarias y se genere más empleo estable y cualificado que beneficia a la economía de las Islas.

Antes de la aparición de estos inversores del Archipiélago, el sector estaba copado por sociedades foráneas, en régimen de concesión administrativa durante 25 años, pero el cambio en la legislación ha propiciado que las instalaciones de inspección técnica de vehículos pudieran abrirse al mercado y acabar con la casi situación de monopolio de dichas sociedades. Ahora su apertura es en régimen de autorización administrativa bajo tutela pública, lo que supone que deben regularse por las condiciones establecidas por la Administración.

La ITV de La Pardilla, según señalaba ayer Julián Caballero, gerente de las tres estaciones que el grupo empresarial explota en las Islas, "está ubicada en un lugar formidable, en una de las márgenes de la GC-1 [dirección Telde-Sur], lo que posibilita no solo que sea vista por miles de conductores a diario, sino que también facilita que los usuarios dispongan de una ITV a la que se pueda llegar con mucha facilidad por encontrarse en una zona muy bien comunicada".

La segunda ITV en Telde

La Inspección Técnica de Vehículos de La Pardilla, la segunda ubicada en el municipio después de la de Jinámar, tiene una superficie de algo más de 4.000 metros cuadrados, cuenta con 600 metros cuadrados entre oficinas y líneas de inspección y presta sus servicios de lunes a sábado. Su construcción llevó aparejado que la empresa explotadora tuviera que arreglar la parte de la urbanización industrial que le toca, con el asfaltado y otras obras en la zona.

En La Pardilla trabajan 18 empleados, entre ingenieros, personal de oficina y operarios de las dos líneas construidas para la inspección técnica de los vehículos y se prevé que realicen entre 25.000 a 30.000 inspecciones durante el año, una cifra con la que se muestran esperanzados los promotores de estas instalaciones. Un total de 64 personas trabajan en las tres ITV construidas por este grupo empresarial, que ya proyecta una cuarta. Aunque no se ha establecido ninguna previsión de instalaciones, la idea es ir extendiéndose en Canarias.

Compartir el artículo

stats