Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Espectáculos culturales

El ruido del rock llega a Telde

El Teatro Municipal acoge un tributo a la histórica banda Deep Purple

El ruido del rock llega a Telde

El ruido del rock llega a Telde

Bienvenidos a Telde, hijos del rock and roll. A un día del gran espectáculo, parece que el municipio ya empieza a temblar esperando a que abran las puertas del Teatro Municipal Juan Ramón Jiménez para ser partícipes del tributo hecho a Deep Purple por una banda canaria. "Con todas las expectativas y más ilusión todavía", el cantante del grupo Emilio Sánchez asegura que se trata de un proyecto musical "hecho con el mayor de los respetos, profesionalidad y amor". Sin duda, los más ruidosos del planeta han llegado a la localidad teldense.

Aquellos que conocen Deep Purple saben que se trata de una agrupación que inspiró a músicos de todo el mundo y que marcó una época. Nacieron en 1968 en Gran Bretaña y en 1972 fueron nombrados como los que más ruido hacían en el libro Guinness de los récords. Su forma de sonar, hacer sentir y la particularidad de cada uno de los integrantes de la banda crearon un resultado sublime, pero nada que el espectáculo preparado para mañana tenga que envidiar.

"Hace dos años que nos unimos para llevar a cabo este trabajo al que teníamos tantas ganas", explica Sánchez, mientras recuerda que la idea nace de una coincidencia en otro grupo con Aarón Santana, bajo de la banda. "Después, a Dave O'Connor le pareció buena idea, nos juntamos y fuimos hacia adelante, hasta que encontramos a nuestro gran batería, Javier Negrín, y a Mathias Klatte, el teclista perfecto para esto", relata. Así, recordando la importancia del órgano como peso pesado en el grupo, garantizan una parte de la velada en la que, tanto con este instrumento como con la guitarra, los músicos se marcarán solos que no dejarán indiferentes. "Cada integrante destacará por su virtuosismo con lo que haga", apunta Adonay García, administrador de Musikiando Producciones, compañía encargada de traer el tributo.

Desde que se unieron, no han cesado de trabajar para crear un buen espectáculo "con una dificultad técnica muy grande", puntualiza el cantante. De esta manera, se propusieron no darse a conocer hasta no estar seguros de dar a los espectadores "la música que se merecen". Señala que "tardamos más de un año para que estuviera perfecto y poder llevarlo al directo, y más tiempo para encontrar un lugar adecuado y crear expectativa". Como todo lo bueno se hace esperar, en marzo hicieron su presentación en el Teatro Guiniguada "con venta total de entradas".

Ahora, con aprendizajes tras la experiencia y el buen resultado obtenido, se han atrevido con "una nueva prueba de fuego" en Telde. "Es un teatro difícil de llenar y queremos ver lo que ocurre", afirma Sánchez con positividad. Así, un sonido mejor e iluminación más potente acompañarán esta velada de rock puro y duro, capaz de poner crestas de punta. Los cinco protagonistas "pluriempleados", como determina el vocalista, aseguran que este género musical lo llevan en la sangre, "porque es nuestro estilo de vida".

Un total de 18 temas, "de los más destacados de la banda", explica el productor, harán vibrar y saltar al público durante dos horas, con una puesta en escena "donde respetamos el estilo de la época y los vestuarios y sorprendemos con una iluminación de colores cálidos y con expresión psicodélica e industrial", añade. Una muestra "para toda la familia" de cómo se hacía música en esos años en los que el grupo deslumbró en escenarios.

Ya está todo listo para llegar a lo más profundo de los asistentes a este concierto pensado "con todo el amor" y creado con "muchas ganas". Que se prepare Telde, porque mañana el ruido llega a su teatro.

Compartir el artículo

stats