Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Telde

Comienzan las obras del primer edificio residencial del área de Arauz

La inmobiliaria Hábitat invierte cinco millones para construir un inmueble de cinco plantas | Ya se ha efectuado la venta del 42% de las viviendas

Infografía del futuro inmueble de Hábitat que será ubicado en el sector de Arauz.

Infografía del futuro inmueble de Hábitat que será ubicado en el sector de Arauz. LP/DLP

La abandonada e inconclusa urbanización de Arauz podría convertirse a medio plazo en la próxima área de moda de la ciudad. A pesar de permanecer desde hace más de 30 años sin infraestructuras ni servicios básicos como la electricidad o el agua, poco a poco se inician obras para levantar nuevos inmuebles en este espacio. La primera instalación ha sido la piscina de La Barranquera, cuyas obras concluyeron hace un año, y ahora se inician las actuaciones para construir el primer edificio residencial de la zona.

La inmobiliaria Hábitat, que posee una oficina de atención al cliente en las ramblas de Pedro Lezcano, ha invertido cinco millones de euros para ejecutar un inmueble de cinco plantas con 89 viviendas, de las que ya se han vendido el 42% (en este sentido, desde la entidad detallan que un 22% de las ventas han sido a clientes con una franja de edad de 30 a 35 años). La infraestructura cuenta con un sótano en donde además habrá habilitadas 95 plazas de garaje y 86 trasteros, así como un semisótano.

El piso inferior contará con seis locales en venta, con pocas dimensiones, ideales para implantar oficinas o pequeños comercios. La superficie útil alcanza los 1.630 metros cuadrados, aunque se suman otros 730 metros cuadrados destinados a zonas ajardinadas y a un espacio de ocio y descanso, donde también se instalará un pequeño parque infantil para el disfrute de los niños que residan en el edificio.

Este es uno de los proyectos con mayor envergadura dentro del sector de promoción de viviendas con los que ha contado el municipio en los últimos años. Desde la promotora recuerdan que hace 17 años que adquirieron el actual solar, con intención de construir cuanto antes un edificio residencial. Sin embargo, la complicada situación a la que se ha visto expuesta el sector hasta el momento ha impedido durante todos estos años que pudiera desarrollarse un proyecto en este espacio. Estas circunstancias han cambiado, pues desde la administración pública iniciaron hace unos años los trámites para desatascar urbanísticamente la urbanización de Arauz.

Hace 17 años que la promotora adquirió el terreno, pero la situación del sector impedía su desarrollo

decoration

Hace cinco meses que la Junta de Gobierno Local aprobó la licencia de obra mayor a la entidad inmobiliaria, que no tardó en ponerse en marcha. Desde el pasado marzo pusieron en marcha la maquinaria para iniciar los primeros movimientos de tierra en la parcela y actualmente se está efectuando el hormigonado de parte de la cimentación y ferrallándose los muros de contención de los sótanos. El plazo de ejecución es de dos años, tiempo en el que se espera que el proyecto de electrificación del sector este completamente terminada.

La inmobiliaria, que ha efectuado numerosos proyectos en otros municipios de la Isla, inicia de esta manera su primera promoción en Telde. La decisión de realizar su nuevo proyecto en esta zona viene debida a que “esta urbanización es la evolución natural para nuevas edificaciones, además nuestra parcela está pegada al entorno urbano que ya está ejecutado y desarrollado y también nos parece relevante destacar que se sitúa justo al lado de la circunvalación”, expresa el gerente territorial de la entidad, Juan Carlos Gil.

De este modo, el edificio residencial de Hábitat se convertirá en la primera pieza (del sector de la vivienda) con la que contará la urbanización de Arauz. Cabe destacar que hasta que comenzaron las obras del polideportivo, esta espacio permanecía completamente paralizado desde los años 80. Aunque el Ayuntamiento adjudicó en 1999 las obras para efectuar las infraestructuras y servicios de la urbanización, por un importe de 2,5 millones. Sin embargo, la falta de acuerdo entre el consistorio y la empresa para efectuar el pago de una serie de certificaciones fue una de las distintas causas que desembocó en la parálisis de esta urbanización . Además de las vías y de las aceras, solo permaneció en pie un primer edificio sin culminar.

Compartir el artículo

stats