Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un paisaje de residuos submarinos

El club de buceo Henrisub denuncia que no se efectúan limpieza de fondos marinos desde hace tres años | Plantea retirar sin ayuda municipal los enseres

Un grupo de buzos realiza una inmersión en Tufia para limpiar los fondos marinos. | LP/DLP

Aunque desde la orilla de las playas pueda apreciarse la belleza del mar, la realidad que reflejan los fondos puede distar mucho de una bonita imagen de postal. En el municipio de Telde las profundidades marinas muestran basura, mucha basura. Hace tres años que no se efectúa una limpieza en ninguna de las calas de la localidad, lo que ha supuesto la acumulación de envases de plásticos, latas, botellas e incluso de grandes objetos como nasas de pesca o neumáticos viejos.

Los clubes de buceo del municipio no soportan la situación, por lo que han tomado la decisión de efectuar por su cuenta la recogida de enseres si el Ayuntamiento de Telde no organiza pronto una batida submarina. «Llevamos bastante tiempo solicitando a la administración que convoque una actividad así, pero no hemos recibido respuesta», afirma Gonzalo Henríquez, presidente del club Henrisub, conocido por organizar desde hace seis años el certamen de fotografía submarina.

Afirma que este tipo de actuaciones deberían ejecutarse una vez al año, por lo menos, para evitar que los residuos desechados en las aguas acaben por afectar al medio marino. «He hablado ya con los presidentes de el Gran Azul y Letisub, otros clubes de submarinismo del municipio, para estudiar la posibilidad de ejecutar nosotros mismos la limpieza», aclara Henríquez, que explica que apoyados por la administración contarían con un equipo de operarios del servicio de limpieza que trasladarían los enseres recuperados al punto limpio y sería, por tanto, más sencillo.

Sin esta ayuda, los implicados solo podrían recoger una pequeña cantidad de basura. El peso de los enseres y la distancia a la que se encuentren son factores que impiden que puedan ejecutar una limpieza profunda en una sola jornada, pero aún así Henríquez está dispuesto a convocar a los aficionados del buceo para intentar solventar un poco la situación.

Hace aproximadamente un año que ya denunciaron públicamente la falta de atención que se estaba prestando al problema de la basura submarina. Los miembros del club de buceo centraron su discurso en la situación de los fondos de Tufia, en donde señalaban que habían acumulados un centenar de kilos de basura.

El concejal de Playas, Jonay López, resaltó en ese instante que las circunstancias por la pandemia habían impedido que desde el área se hubieran centrado en este cometido y además resaltaba que desconocía la situación real de los fondos. Igualmente declaraba que estaba predispuesto a entablar contacto con las agrupaciones de buceo del municipio para solventar estos problemas desde que se pudiera. «No ha sido así» expresa tajante el presidente de Henrisub.

El buceador afirma que si finalmente los clubes se unen a su propuesta de limpieza independiente podrían llegar a contar una treintena de submarinistas en total. «Eso nos permitiría cubrir una larga extensión», añade. Recuerda que en los últimos años, las actuaciones han estado centradas en playas como La Garita, Melenara o Salinetas, las más turísticas del municipio. Por otro lado, señala que otras calas como Ojos de Garza llevan años sin beneficiarse de una buena limpieza.

«La última que se iba a hacer acabó por cancelarse porque se murieron dos chicos en esas aguas y decidimos hacer un minuto de silencio el día de la actividad, pero no entramos en el agua», recuerda.

Asimismo, también manifiesta su deseo de hablar con algunos grupos de activismo medioambiental para organizar en conjunto una actividad de limpieza en el área.

Compartir el artículo

stats