Entrevista | César Ávila Suárez Mago As

César Ávila: "No hay que rendirse y yo no lo hice cuando los trucos no me salían"

César Ávila es el Mago As, tiene 15 años, no cree en los imposibles y confía plenamente en que con esfuerzo se puede alcanzar cualquier sueño. Este estudiante de 3º de la ESO del IES Juan Pulido Castro, en Telde, está cumpliendo poco a poco el suyo: convertirse en un mago

Acaba de estrenar sus 15 años y ya ha actuado en varios escenarios teldenses. Su ilusión, emular a Houdini con un gran espectáculo de escapismo y seguir aprendiendo. Su consejo, no rendirse jamás.

César Ávila Suárez, un aprendiz de mago de 15 años que ya se sube a los escenarios.

César Ávila Suárez, un aprendiz de mago de 15 años que ya se sube a los escenarios. / José Carlos Guerra

Esther Medina Álvarez

Esther Medina Álvarez

¿Imaginó alguna vez que se subiría a un escenario con 14 años?

Nunca imaginé que me subiría a un escenario, aunque siempre le decía a mi madre y a mi familia que estaría genial poder iniciarme en la magia y actuar ante muchas personas haciendo algo que me gusta. Sin embargo, la primera oportunidad que me llegó fue inesperada.

César Ávila Suárez, un aprendiz de mago de 15 años que ya se sube a los escenarios.

César Ávila Suárez, un aprendiz de mago de 15 años que ya se sube a los escenarios. / José Carlos Guerra

¿Cómo fue su debut?

La primera vez fue fácil, empecé suavecito. Fue en el parque de las Mil Palmeras, en Jinámar, ante un público de menos de cien personas y gracias a los Grupos Prejuveniles de los que formo parte. Fue mi primera predicción con público y recuerdo que la hice con un niño que se llama Nilo. Subí el truco a Instagram y a todo el mundo le gustó.

Ya he ido cumpliendo pequeños sueños con estas actuaciones y con objetivos que me he ido marcando, pero a medida que vaya formándome y mejorando me gustaría poder actuar fuera de Telde y, luego, de Gran Canaria, para darme a conocer

César Ávila

Y poco después, en el teatro municipal y en las fiestas de San Gregorio, ¿no?

Sí. El debut más grande fue el día del partido de la final de España en el Mundial Femenino. Vi que el alcalde de Telde, Juan Antonio Peña, había subido una historia en su Instagram anunciando que como la portera suplente era Misa, que es teldense, se iba a retransmitir el partido en el Teatro Municipal Juan Ramón Jiménez y decidí ir con mi madre. Entonces se me ocurrió que podía enviarle un mensaje ofreciéndome para actuar en el descanso y se lo consulté a ella, que me dijo que estaba de acuerdo, que no tuviera miedo. Se lo mandé y a los diez minutos me respondió Peña diciéndome que sí, así que me tuve que poner a ensayar. Fue un día muy especial porque me vi con 14 años, subido a un escenario actuando ante más de 500 personas y con las teles allí y todo. Solo suspiré y empecé a hablar como si estuviera en mi casa.

¿En quién se mira? ¿Cuáles son sus magos preferidos?

El gusanillo me picó desde pequeño viendo a un amigo de mi madre que hace magia callejera, nunca en teatros, pero mi mago favorito es Antonio Díaz Cascajosa, El Mago Pop, un ilusionista que deja con la boca abierta hasta a los magos. Incluso Stephen Hawking le dijo que no podía entender cómo puede hacer lo que hace. Pero me gustaría recalcar que conozco a muchos en Canarias que son muy buenos y que me están abriendo este mundo llevándome a sitios, recomendándome compras y regalándome cosas, como el Mago Aníbal y Juan Salvador. Ellos, además, me han invitado al Círculo Mágico Grancanario y me apoyan y me animan mucho.

César Ávila Suárez, un aprendiz de mago de 15 años que ya se sube a los escenarios.

César Ávila Suárez, un aprendiz de mago de 15 años que ya se sube a los escenarios. / José Carlos Guerra

¿Cómo ha aprendido sus trucos?

Leyendo libros y en Internet, principalmente. Mi amigo me regaló un libro de trucos de magia con cartas cuando cumplí 14 años y luego buscaba en YouTube o Google, veía clases de magia online y actuaciones de magos que enseñan trucos.

¿Es posible cumplir los sueños? ¿Cuál es el suyo?

Es muy fácil cumplir los sueños; solo hay que perseguirlos. Si hay algo que estoy aprendiendo mientras me formo como mago es que no hay que rendirse. Yo no me rendí cuando los trucos no me salían ni cuando no entendía si la carta iba arriba o abajo. Ya he ido cumpliendo pequeños sueños con estas actuaciones y con objetivos que me he ido marcando, pero a medida que vaya formándome y mejorando me gustaría poder actuar fuera de Telde y, luego, de Gran Canaria, para darme a conocer. También quisiera ofrecer talleres en el futuro y encuentros con otros magos para conocernos e intercambiar impresiones y conocimientos.

¿Qué le diría a los niños y jóvenes que tienen un sueño?

Sea cual sea tu sueño, como si es ser astronauta para ir a Mercurio, persíguelo porque si te rindes antes de tiempo lo dejas atrás y no vas a llegar. Desde pequeño me animaron a luchar por mis objetivos y luego, en 1º de la ESO un profesor me dijo que a la palabra `'imposible' y le sobran dos letras; si le quitas la i y la m todo se vuelve posible. Esta idea la llevaré siempre conmigo.

Experiencias y oportunidades

También está haciendo sus pinitos en el mundo de la interpretación. ¿Qué tal ha sido la experiencia?

Empecé en la Casa de los Enigmas en Las Palmas de Gran Canaria. Había ido a un escape room y me gustó, y cuando vi la publicidad en Instagram de que iban a hacer una casa del terror por Halloween les escribí para ver si podía ir a aprender y, si les gustaba, continuar con ellos, y trabajé todo el mes de octubre. Luego, el director de cine Armando Ravelo me ofreció la oportunidad de participar en la grabación de un videoclip de Fran Barajas y automáticamente le dije que sí. Y más tarde me llamaron de Madrid para hacer de extra en un rodaje que iban a hacer en Canarias, pero no pude participar por motivos personales.

¿Ofrece Canarias oportunidades para los chicos que tienen estas aspiraciones?

En Canarias hay muchos sitos que ofrecen oportunidades a los jóvenes e, incluso a personas más mayores que aún no han descubierto qué quieren hacer en la vida, pero en mi opinión aún faltan cosas. Ahora mismo, en las Islas, al menos en Gran Canaria, no hay ninguna tienda de magia, por ejemplo, y quienes estamos aprendiendo o quienes se dedican a esto tenemos que comprar todo de forma online.

Puestos a soñar, ¿cuál sería el truco que le gustaría hacer?

Tengo uno en mente que estoy intentando ordenar y coordinar, pero no quiero hacer espóiler. Solo puedo decir que es un homenaje a Houdini y tiene que ver con la teletransportación. Pero claro, como todos los magos, no puedo revelar el truco.