Telde: San Gregorio, primera zona comercial segura para el colectivo Lgtbiq+

La asociación empresarial y Marikas Rurales firman un convenio para luchar contra la homofobia

Afirman que es la primera iniciativa de esta índole en el Estado

De derecha a izquierda, Natividad Suárez, Daniel Alemán y Toñi Méndez.

De derecha a izquierda, Natividad Suárez, Daniel Alemán y Toñi Méndez. / La Provincia

Esther Medina Álvarez

Esther Medina Álvarez

El municipio de Telde se convierte en el primero del Estado en contar con una zona comercial segura para las personas que forman parte del colectivo Lgtbiq+, gracias a un acuerdo que formalizarán en los próximos días la asociación empresarial de la zona comercial abierta de San Gregorio y Marikas Rurales.

Se trata de un protocolo de actuación con el que se intentará ofrecer un entorno seguro y una rápida respuesta en caso de situaciones violentas o discriminatorias. Además, los comerciantes que se sumen a esta iniciativa se comprometen a denunciar ante la justicia o la policía aquellas situaciones en las que se vulneren los derechos de las personas por su condición sexual. 

Natividad Suárez, presidenta del colectivo empresarial, explica que con este protocolo se pretende «colaborar con una causa justa y necesaria para el colectivo Lgtbiq+ de la mano de la asociación altruista Marikas Rurales, fomentando en nuestros asociados la diversidad y la integración». De esta manera, añade, «conseguiremos que el paseo por la zona comercial abierta de San Gregorio se realice en un entorno seguro».

El presidente de Marikas Rurales, Daniel Alemán, detalla que el protocolo recoge que «si hay alguna agresión verbal o física el comerciante se compromete a coger a la persona y protegerla en lugar seguro, llamar a las fuerzas del orden público y, muy importante, que independientemente de que lo que haga la persona agredida, presentará la correspondiente denuncia». 

Según los datos que maneja Marikas Rurales, las agresiones hacia el colectivo Lgtbiq+ han aumentado en un 70% en España y en Canarias casi se ha triplicado en 2022 con respecto al año anterior, pasando de 7 a 18 denuncias, si bien aún hay muchas personas que no dan el paso de acudir a la justicia o a la policía. Con estas cifras, «Canarias ocupa el sexto lugar en del Estado». 

Por este motivo, añade, «es tan importante el apoyo de la asociación empresarial de San Gregorio, que es la primera en España que se atreve a sumarse a esta iniciativa» que pretenden empezar a replicar en el resto de la isla, empezando por la totalidad del municipio de Telde.

Además, han solicitado al Diputado del Común, Rafael Yánez, ayuda para promover el endurecimiento de las penas a las agresiones por odio. «Seguiremos reenviando, pero ya es hora de actuar», sentencia Daniel Alemán.  

Los negocios que se adhieran a este protocolo tendrán un cartel alusivo que lo identifica como «establecimiento entorno seguro Lgtbiq+». Los primeros lo harán este jueves, a partir de las 11.00 horas, cuando representantes de los dos colectivos recorrerán los locales que se hayan sumado a la iniciativa. 

Inclusivo

Daniel Alemán explica que Marikas Rurales es un colectivo inclusivo que no hace ningún tipo de distinción y está conformado, incluso, por personas heterosexuales. El nexo de unión es la voluntad de erradicar los prejuicios y trabajar por una igualdad plena. 

El secretario de Marikas Rurales, Eduardo Manzano, quiso resaltar que «todos son días del orgullo y sobre todo, son días de lucha contra la Lgtbifobia» y para ello se recurre a diversas vías de acción. 

Además de este novedoso proyecto y llegar a acuerdos con empresas de transporte como Global y Guaguas Municipales para promover entornos seguros, desarrollan una importante labor sanitaria para prevenir enfermedades de transmisión sexual y organizan salidas a museos y conciertos, y actividades de senderismo, entre otras muchas.