Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mauricio, al margen hasta su salida

El uruguayo trabaja en solitario mientras se arregla su cesión a un equipo de Francia Varios flecos pendientes retrasan el acuerdo

Mauricio Lemos, junto al readaptador Andrés Pérez, ayer.

Mauricio Lemos, junto al readaptador Andrés Pérez, ayer. TONY HERNÁNDEZ

La salida de Mauricio Lemos de la UD Las Palmas es el gran culebrón del verano. El fin de semana el acuerdo para su cesión a un equipo de la primera división francesa estaba a punto de cerrarse, sin embargo, varios flecos pendientes han atascado la operación. Pese a todo, la entidad amarilla espera que el futbolista se marche antes del próximo lunes, cuando concluye el mercado de fichajes.

Su marcha supondría al club la recepción de dinero por el préstamo y el ahorro de una de las fichas más elevadas de la plantilla, lo que le facilitaría el ajuste de sus cuentas. La UD verá reducido el tope salarial de los jugadores y el cuerpo técnico -pasará de 17 millones a unos 7,5- y necesita soltar lastre para poder ajustarse a las normas de LaLiga.

Su baja no tendría mayor trascendencia de no ser porque Pepe Mel quiere tenerle en el plantel, sin embargo, prevalece la decisión del club, aunque, tal y como se han sucedido las negociaciones durante el verano, que cambian de un día para otro, ni siquiera está descartado que pueda continuar en la entidad, siempre y cuando salga otro jugador y renegocie su contrato.

Mientras, el central uruguayo se ejercita la margen de sus compañeros en Barranco Seco. Ayer saltó al césped para realizar una parte del trabajo junto al readaptador Andrés Pérez -como refleja la imagen-. Mauricio, en cualquier caso, aparece en la página web de LaLiga como inscrito y podría participar en cualquier momento si finalmente se quedara en la UD, aunque no está al 100% porque sufrió una lesión muscular el pasado 7 de agosto en el Villamarín.

Compartir el artículo

stats