Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD, el trampolín de Mujica

Gerard López, el técnico que hizo debutar en el Barça B a la próxima incorporación de la UD, receta “confianza” para el delantero: “Necesita un entrenador que le ayude”

Rafa Mujica –derecha–, próxima incorporación de la UD Las Palmas, junto a Luis Suárez, cuando coincidieron en la pretemporada del Barça en 2016. | | LP/DLP

Sin tilde en la ‘u’ de Mujica, pero con hambre de fútbol. La misma contundencia con la que aclaró que su apellido lleva el acento en la sílaba ‘ji’ y no en la ‘mu’ el día de su presentación con el Real Oviedo pretende tener en las áreas rivales desde que debute en la UD Las Palmas próximamente. Porque Rafa Mujica, grancanario de 22 años, es el delantero que llegará por Pietro Iemmello en el mercado invernal para reforzar el ataque. Regresará a la casa que le vio nacer como futbolista, después de una prometedora carrera truncada por una grave lesión y que no termina de volver a coger vuelo. Probablemente, por una cuestión de confianza.

O por lo menos es lo que piensa Gerard López Segú, exjugador del Barça, del Valencia y de la selección española, entre otros, y hoy comentarista en Movistar +. Hizo debutar al grancanario en el filial azulgrana en edad juvenil en la temporada 2015-16. “Falta que le den confianza. Es un chico muy sensible. Cuando las cosas no le iban bien le afectaban un pelín: el no meter un gol o el no tener un buen partido”, revela el técnico.

“Me gustaba estar encima de él porque a veces lo veía con la cabeza baja. Es bueno que se autoexija porque confía mucho en sí mismo, pero cuando tenía una racha que jugaba y no metía estaba en rebeldía consigo mismo. A veces eso le producía un exceso de presión, pero yo creo que es bueno. Yo prefiero un chico así, que se mosquee y que proteste cuando no juegue, que no el típico que le da igual. Era mi ojito derecho. Yo lo llamo: ‘uno de mis niños’, añade en el mismo sentido.

“Cuando las cosas no le iban bien le afectaban un ‘pelín’; a veces lo veía con la cabeza baja”

decoration

Quizá Gerard haya dado en una de las claves por las que Mujica, que se fue traspasado al FC Barcelona en mayo de 2015 a cambio de unos 200.000 euros, no haya terminado de cuajar en el mundo del fútbol. Ahora, cuando se confirme la repatriación de Iemmello –será devuelto al Benevento, que a su vez lo cederá a otro equipo italiano–, tendrá a la UD Las Palmas como trampolín para relanzar su carrera. Firmará hasta final de temporada después de que el Real Oviedo, con el que sólo ha disputado cinco partidos entre Liga y Copa, y el Leeds United, propietario del jugador, pongan fin al contrato de cesión.

“Es un tema de confianza. Si yo entrenara mañana a Las Palmas, estaría encantado con el chico porque le conozco bien. Necesita un entrenador que le ayude a crecer. Es un chico joven con margen de mejora. Se creó mucha expectativa con él en Barcelona y a lo mejor, al no acabar de arrancar aquí –en el conjunto azulgrana–, se ha quedado un poco con esta falta de que hayan apostado por él. Si le engancha alguien que le trabaje, que le quiera y lo mime, el chico va a muerte”. Con esa sentencia, dirigida a Pepe Mel, padre de muchos jugadores de la UD, Gerard augura un gran futuro para el delantero.

Después de marcar infinidad de goles en las categorías inferiores de la UD, Mujica se fue al Barça. López Segú le hizo debutar en el filial en el curso 2015-16 y, tras el mismo, hizo la pretemporada con el primer equipo bajo las órdenes de Luis Enrique. Llegó a marcar dos goles y a fotografiarse con Messi y Suárez –como muestra la imagen que ilustra esta información–, pero en febrero de 2017 se rompió el bíceps femoral derecho y frenó en seco su progresión.

“Me entró desde el primer día: es trabajador, se mueve bien y siempre metía”

decoration

“Cuando veía a Rafa entrar le veía carácter, se peleaba, tenía muy buena definición y era un chico muy honrado. Me entró desde el primer día. Es trabajador, en defensa ayuda al equipo, tiene buenos movimientos, tiene gol... Conmigo siempre metía”, recuerda Gerard López.

Como también rememora el apego del jugador por la Isla: “Él a veces añoraba Las Palmas. Recuerdo que me pidió un permiso especial en Navidad, que les di tres o cuatro días, y me dijo: ‘Míster, como voy a Canarias, ¿puedo quedarme unos días más?’ Es su tierra y estoy convencido de que estará contento e ilusionado de volver”. Tras firmar por el Leeds en el verano de 2019, y recalar cedido medio curso en el Extremadura, el Villarreal B y el Oviedo, la UD aparece en el presente de Mujica como el lugar donde renacer.

Compartir el artículo

stats