Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El diván acude al rescate de Jesé

Las psicólogas deportivas Raquel Oliva y Silvia O’Shanahan ofrecen sus fórmulas para acabar con la sequía del punta, 142 minutos sin ver portería, y potenciar su juego

Ángel López Ruano -i- , segundo técnico de la UD y exjugador internacional amarillo, dialoga con Jesé Rodríguez, al término del ‘partidillo’ en el Gran Canaria. | UDLASPALMAS.ES

Un diván mágico para Jesé Rodríguez. Claves y herramientas mentales para ver portería. Aquí está la vacuna de la ansiedad. El galáctico de la UD tardó 390’ en estrenarse como realizador en el anterior ciclo de amarillo con Setién (2016-17). Al sexto partido, lo hizo por partida doble ante Osasuna en el Gran Canaria. En este curso, contabiliza 142’ y ocho disparos. “Ha perdido seis kilos. Está ansioso de cara a gol, ya le pasó lo mismo en 2017 cuando falló un tanto clarísimo en Granada y luego llevó ese fotograma de penitencia”, repiten en el vestuario. Aquí está la cura.

Raquel Oliva y Silvia O’Shanahan, dos consumadas expertas en psicología deportiva, ofrecen su receta para revitalizar la precisión del exjugador del Madrid y PSG. La primera recomienda “rupturas de patrón”, mientras la segunda argumenta que “no se puede vivir anclado en el error; está permitido fallar, pero no repetirlo”.

Oliva reclama pinchar el globo de las expectativas de un activo que jugó con Neymar y Mbappé. “Es beneficioso confeccionar visualizaciones guiadas y bajar el estrés. Cabe desinflar las expectativas, Jesé viene como el salvador y no es bueno. Tiene la presión de afición, compañeros, técnicos, familia...Su vida íntima no le ha hecho ningún favor, es fundamental que no venga a desquitarse. Aunque venga con un registro de humildad, todos estos elementos edifican una presión que se autoinculca de forma errónea”, desmenuza Oliva, que trabaja con equipos de fútbol femenino, regatistas olímpicos y conjuntos de hockey, así como con futbolistas grancanarios en el extranjero.

Oliva es categórica. Todo está en la cabeza. “El gol se mete con la mente; la eficacia está en la mente, no marcas con el pie. Lo haces, en un 99%, con la mente. El ser humano solo puede controlar tres cosas: los pensamientos, la emoción y la acción. Si tienes un pensamiento de presión, sentirás presión, la emoción es ansiosa y cometes acciones erróneas”.

Tras domar a la báscula, Jesé conquistó la caseta por su humildad. Le falta el primer tanto. Oliva, que cuenta con experiencia en la Tercera División, le recomienda al ‘9’ “que se ocupe de sí mismo, que conecte con su instinto. La ruptura de patrón es crucial. Salir de la zona de confort, si le gusta ir al cine tres veces en semana, que vaya ahora tres veces a pasear por la Avenida Marítima. No quedar con la misma gente. Por ejemplo, un atardecer en Las Canteras. Poner el foco en ese atardecer”. ¿Y si marca? Hay que repetir la foto en la playa: “No, cambiar de patrón”.

Experta en la canasta

Silvia O’Shanahan ha trabajado con jugadores y técnicos del Herbalife Gran Canaria, así como con el plantel del SPAR Femenino. Subraya que “la ansiedad es buena, pero cuando no se excede. Nos mantiene activos, listos para la toma de decisión”. ¿Qué puede hacer el ‘Bichito’? “Visualizar el golpeo y técnica. Mantener las rutinas del entrenamiento. El jugador tiene que repetir automatismos y rutinas”. El ecosistema del gol.

En su artículo ‘¿Deportistas que se quedan anclados en el fallo?’ ha logrado disertar y profundizar en un ancla diabólica. No vale quedarse en el fotograma del desliz [el de Granada para Jesé]. “Si la primera acción sale bien, es posible que ese jugador entre en estado de ‘flow’ y de su máximo nivel; en cambio, si no aciertan en la primera, entran en un bucle de pérdida de confianza, que deriva en una cadena de errores de ejecución técnica o táctica, del que no logran sacarle”. Y deja un misil: “El deportista debe asumir el error”.

Para la doctora del parqué, cabe detectar los focos de distracción. “Hay que analizar cuál es el principal motivo que produce la pérdida de confianza; pues las fuentes de ansiedad son variadas, así como sus reacciones. Requiere de un trabajo psicológico específico e individual con el deportista”.

Fórmula O’Shanahan por Jesé. No visualizar chilenas en la pantalla del Multicines Royal. Hay que insistir en regates y rutina. En el silencio de la oficina radica el secreto del Santo Grial. “Repetición y repetición”, asevera la empírica de la canasta. Dos visiones científicas para elevar a Big Flow. Una misión: acabar con la sequía.

Oliva cuestiona “la esclavitud a un amuleto. Ese entrenador que gana 3-0 con una chaqueta de pana a 40 grados porque lo hizo con esa prenda una semana antes. Vaya frase: ‘El fútbol es fútbol’. Entraron el big data, los psicólogos...El deporte evoluciona”. Mujeres al rescaste del héroe. Regatear el error y variar los patrones. Marcar es un viaje a la cordura.

Compartir el artículo

stats