Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas

Mel se pone serio: «Hay que salir a morir y sin excusas»

El técnico de la UD recurre a las rotaciones tras la accidentada visita al Lugo | «Los éxitos se consiguen con un grupo compacto»

José Mel Pérez da indicaciones desde su banda técnica en el Gran Canaria, ante la UD Ibiza de Carcedo. | | ANDRÉS CRUZ

El novelista cambia el método. Luz verde a las rotaciones para acabar con la sequía lejos del Gran Canaria y ser fiables. Aferrados «al conjunto». José Mel Pérez, tras viajar con Viera, Pejiño y Peñaranda a Lugo, ahora sí rota a los mimbres de mayor jerarquía, como sucedió con Pejiño -reservado para el duelo del miércoles ante el Fuenlabrada de José Luis Oltra-.

«El trabajo de Kirian y Benito estuvo acorde a las expectativas; nos dejó satisfechos. En Segunda, las metas se conquistan desde los grupos, en Primera sí es por individualidades. Mi meta es confeccionar un grupo compacto, sólido y fuerte. Tenemos cinco bajas importantes y daremos algún descanso. Debemos acertar con el once. Atinar y afinar. Los jugadores que demandé que diesen un paso al frente [en la previa del UD-Alcorcón]; pues me han convencido. Ganar en San Sebastián tiene premio: nos ubicaremos en una situación privilegiada en la tabla».

«Ya sé lo que ocurre lejos de casa, pero no lo digo porque suena a pretexto»

decoration

Insiste Mel que sumar la primera victoria foránea, elevaría a la UD a la perfección -luce en la actualidad la cuarta plaza con 20 puntos- en un punto importante del campeonato. «Estaríamos fenomenal y cuando ya se hubiese disputado el primer tercio del curso».

Cabe recordar que la UD tiene un doble compromiso la próxima semana -los azulones y visita al Real Oviedo en el Tartiere-. «Hay futbolistas con muchos minutos en las piernas», advierte el novelista, en clara relación a Pejiño (676 minutos en 12 partidos de LaLiga). Lo verá por televisión.

Fue sincero en su relato sobre la falta de contundencia de visitante. «No diré lo que ocurre porque sonará a excusa, no quiero excusas». En este campaña, Las Palmas contabiliza tres empates y dos derrotas lejos del Gran Canaria -ante el Lugo y Mirandés-. De local, es una apisonadora: cinco victorias y dos empates. «Los puntos son importantes, dónde los logres, es lo de menos. Pero es necesario puntuar fuera, así no nos da. Somos ambiciosos», determinó.

«Tengo futbolistas con muchos minutos y kilómetros en las piernas; habrá cambios»

decoration

Sin pelos en la lengua, Mel analizó el segundo tanto recibido en el Anxo Carro. «Fue lo más me dolió. Lo habíamos hablado y nada, saque lateral y remate de cara [con Cardona y Nuke sin la contundencia precisa] de Xavi Torres».

Sobre la fortaleza física del ‘Sanse’, dirigido por Xabi Alonso, puso en valor «la ilusión» de un plantel al alza -batieron al Amorebieta en Lezama con una actuación notable-. Lucen una idea moderna, debemos estar atentos y acertar en cada una de las acciones», puntualizó sobre el once txuri-urdin.

«La Real B tiene una idea moderna y no se pueden cometer errores como el 2-0 de Lugo»

decoration

La ausencia de pistoleros del calibre como Pejiño, Viera o Peñaranda, así como un jugador elegante con el esférico como Ruiz, obliga a tirar de raza. «Hay que salir a morir». Confirma lo evidente, competir en el Reale Arena es el mejor espejo mundial. En la alfombra donostiarra no se puede jugar más. Es delito sucumbir en esa superficie. «Es uno de los escenarios más importantes del fútbol español». Sobre la efeméride de alcanzar los 400 partidos dirigidos en Segunda, el novelista recurrió a su humor castizo. «Lo más hermoso son los 160 que tengo en Primera...Estas cifras evidencian que me estoy haciendo mayor». Pero tiene aún un reto urgente: aplacar el ‘síndrome del chárter’.

Compartir el artículo

stats