Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El club amarillo expedienta a Óscar Clemente y a Rober

Los dos jugadores salieron de fiesta la noche del despido de Mel y fueron ‘cazados’ por un vídeo | «No fue decoroso», dice Ramírez

De izquierda a derecha, Rober González, Ale Díez y Óscar Clemente, en el festejo del 1-1 del tinerfeño en Fuenlabrada. | | LOF

El baile prohibido de los ‘hijos’ de Mel. Óscar Clemente, uno de los jugadores más utilizados por el ya extécnico de la UD Las Palmas -titular y goleador en el último duelo liguero en Fuenlabrada-, así como Rober González, que fue fichado en esta ventana del mercado invernal por el preparador madrileño, fueron pillados de fiesta el pasado domingo en un local del Sur de la Isla. Un vídeo difundido en una cuenta de red social, en el que aparecen los dos futbolistas amarillos bailando y cantando, sin cumplir con los medidas de protocolo del Covid-19, por una clienta de la discoteca destapó el episodio. El episodio coincidió con la destitución de José Mel Pérez.

Según las indagaciones del club amarillo, el lateral Ale Díez también se encontraba en el local de ocio nocturno. Ante este panorama, Miguel Ángel Ramírez, presidente de la entidad amarilla, confirmó que se les abría expediente disciplinario. «Más allá de que saliesen, que podían salir, ya que estaban en su día libre; consideramos que no fue decoroso. El club tomará medidas, se abrirá expediente y ya se verá qué ocurre».

Ser un buen padre

José Mel Pérez, en su rueda de prensa de despedida, atendió a una cuestión sobre el caso de los bailarines. Cortó de raíz cualquier tipo de polémica. «Yo soy entrenador, he trabajado con gente joven y tienes que ser un buen padre, es lo que he intentado ser para todos los jugadores este tiempo. Estoy seguro de que ellos saben el momento amargo que estoy viviendo yo y que están jodidos por eso. No voy a valorar nada más. Lo que tiene que hacer la gente es animarlos cuando estén en el campo. Mi trato con los futbolistas ha sido genial, no tengo ni un pero con ninguno». En el caso de Rober, es una debilidad del técnico, y que militó en la UD en la pasada campaña de forma brillante, al firmar ocho dianas en su estreno en Segunda.

La hija del preparador, Iris Mel, criticó con dureza la actitud de Rober González. Lo publicitó en su cuenta de red social y lamentó que el festejo coincidiese con la destitución de su padre.

‘Mira que soy la primera persona que defiende a todos los jugadores porque no son robots y necesitan salir y divertirse. Tengo a muchos amigos futbolistas y profesionales, pero el respeto no se debe de perder, tanto por la gente que paga por verte día a día, como por la persona que apuesta por ti y lo echan el mismo día (...) Después de perder (3-2), despedir al técnico, el cual trae a uno de los del vídeo y apuesta personalmente por él y le debe bastante [en alusión a Rober González], creo que hay muchos días para salir por empatía con las otras personas. Pero si sales porque te da igual la persona, por lo menos no subas vídeos. Que el fútbol es muy perro (...) Pensaba no subirlo, pero si a ellos les da igual a mí menos a ver si por lo menos mañana tienen remordimiento de conciencia. Yo estoy sin dormir con la ansiedad por las nubes y me parece increíble’.

El plantel amarillo vuelve hoy al trabajo tras contar ayer con jornada de descanso. En el corazón del vestuario, la noticia del vídeo de los bailarines no sentó nada bien. «Mel merece un respeto; ha sido siempre un caballero», asevera un líder de la caseta.

Compartir el artículo

stats