Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD Las Palmas: nuevo jefe, misma ceguera

La UD, que no mejora en el debut de García Pimienta, empata en casa frente al penúltimo, la Real Sociedad B, que perdona en el descuento | Raúl Fernández, enorme, salva a Las Palmas, negada de cara al gol.

51

UD Las Palmas - Real Sociedad B Juan Castro

Si la receta era ser protagonistas, generar muchas situaciones de peligro y estar acertados de cara al gol, el resumen es que el potaje no quedó bueno. Porque si bien la nueva UD de García Pimienta dominó buena parte del partido, sobre todo en la segunda parte, no gozó de ocasiones demasiado claras como para ganar el partido y, ni mucho menos, fue letal para aprovecharlas. Pudo vencer, pero también perder, y dejarlo todo a la aleatoriedad no puede ser bueno. La Real Sociedad B, penúltimo clasificado, perdonó el 0-1 en el descuento y convirtió a Raúl Fernández en el mejor de la noche calimosa de Siete Palmas. El portero evitó la derrota. Y la gente se marchó igual o más desilusionada que la semana pasada. Al fin y al cabo, nada cambió pese a la llegada de un nuevo entrenador.

No se vislumbraron cosas nuevas salvo un cambio de dibujo y la inclusión de algunos jugadores que antes no contaban. La UD, ambigua como casi siempre, capaz de lo mejor y de lo peor, tuvo más posesión y llegó muchas veces arriba. También acabó muchas de esas acciones, pero con la misma ceguera de antaño. De la misma forma, volvió a conceder demasiado atrás y si no perdió fue sobre todo por la actuación descomunal de su portero. Las miradas de la gente no se dirigieron al palco pese a la pérdida de otros dos puntos contra un equipo en zona de descenso, pero no tardarán en hacerlo si el nuevo no mejora al antiguo. Los dirigentes tienen 24 horas para tratar de buscar algún refuerzo siempre y cuando puedan sacar a los que pretende. O quizá la ceguera está más extendida de lo pensado.

Las dos grandes novedades en cuanto a nombres fueron Álex Suárez y Armando Sadiku, defenestrados por Pepe Mel y titulares a las primeras de cambio con García Pimienta. El primero sustituyó a Ferigra en ausencia de Curbelo, aún lesionado; el segundo ocupó el centro y trasladó a Jesé a la izquierda. Un gran cambio abajo y uno arriba. El otro, el del sistema, era más previsible. El 4-3-3 fue elegido, con Mfulu como único pivote, Jonathan Viera y Loiodice en los interiores y los tres atacantes. Lemos, por su parte, volvió al lateral derecho.

Llevó más el peso del partido Las Palmas que la Real Sociedad B durante la primera parte y creó la ocasión más clara, sin embargo, la Real B también tuvo su momento y, sobre todo, más oportunidades, tantas como para convertir a Raúl Fernández en el mejor de los amarillos en los primeros 45 minutos.

Asustó primero la UD. Sobrepasados los 10 minutos, un contraataque conducido por Viera, que había taponado él mismo un tiro de Turrientes, acabó con un intento de remate de él mismo tras un pase desde la izquierda de Cardona, que también volvía, pero no conectó bien. La réplica de la Real B fue más dura. Llegó sólo un minuto después, cuando Navarro condujo desde la izquierda hacia el centro con una facilidad pasmosa y disparó desde la frontal para provocar la primera parada de Raúl, que rechazó la pelota.

Comenzó entonces un tramo de mayor dominio del equipo donostiarra, que volvió a rozar el gol con otro chut desde fuera del área, esta vez de Olasagasti y con la zurda. La parada de Raúl, más difícil que la otra, lo evitó. Pero como el partido era de ida y vuelta, le tocaba pegar a la UD. Lo hizo por medio de Loiodice desde lejos. La acción acabó en un córner, pero sirvió a los amarillos para quitarse el miedo y recuperar el mando.

Poco antes de la media hora se produjo la primera conexión entre lo extremos y de vislumbró algo de lo que quiere García Pimienta para su equipo. Rober recibió de espaldas en la derecha y se orientó rápido para enviar en profundidad hacia el otro lado, por donde entraba Jesé. Pareció estar ensayado. Era casi la primera vez que el grancanario entraba en contacto con el balón y se le notó: trató de hacer un recorte dentro del área para disparar con su pierna buena y le quitaron el balón.

La confirmación de que era una acción estudiada de antemano se confirmó sólo unos miutos después, pero esta vez fue al revés. Jesé, más o menos a la altura del centro del campo, se fue entro dos hacia el centro y lanzó un pase hacia la entrada de Rober, que al igual que el balón, había superado a la defensa. El extremeño sólo tenía que controlar, avanzar y regalar el gol a Sadiku, que llegaba solo como un tiro, pero se olvidó de lo último. Prefirió jugársela él y definió mal: su tiro, inocente, lo rechazó el portero Zubiaurre con el pie (30').

Había desaprovechado Las Palmas la ocasión más clara y casi lo paga doble, porque a pesar de que dominó sin profundidad hasta el descanso, Raúl Fernández tuvo que intervenir para evitar el 0-1 tras un tiro de Gabilondo, que estaba sólo dentro del área tras recorrer toda la banda derecha. El pase se lo había dado el otro carrilero, Martín. Ambos fueron puñales y un peligro constante.

Tras el descanso

Tras el paso por vestuarios, sin cambios en ninguno, el ida y vuelta con el que había comenzado el encuentro se acentuó. Jonathan Viera tuvo el primero en su bota derecha tras una cabalgada de Jesé por la izquierda, pero tiró demasiado sobrado y lo que hizo fue poner el balón en las manos de Zubiaurre. Sin embargo, el que gozó de su mejor ocasión hasta el momento fue la Real B. Recordó a la peor UD Las Palmas, a la de los errores groseros de hace años de tan sólo una semana atrás, pero con el agravante de haber experimentado un cambio de entrenador. Entre Raúl Navas, Cardona y Mfulu cometieron un embrolló que sólo Raúl pudo solucionar con una parada espectacular a Lobete, que le disparó a bocajarro.

El despropósito al menos valió a la UD para tirar de orgullo y lanzarse en busca del gol. En pocos minutos fue capaz de generar hasta tres ocasiones. En la primera, Jesé volvió a encontrar a Rober, cuyo tiro desde dentro del área lo rechazó Zubiaurre nuevamente con los pies. Luego, Viera, ahora sí, chutó con ganas desde lejos y provocó una buena estirada del meta para evitar el tanto. Por último, Mfulu cabeceó a la salida del córner resultante y la pelota salió por poco por encima del larguero. Era el minuto 57.

Pese al dominio, García Pimienta cumplió con su guion y realizó dos cambios a la media hora: Rafa Mujica por Sadiku y Kirian por Mfulu. Todo siguió igual, porque la Real B llevaba un tiempo ya sin asomarse por el área amarilla y la UD siguió a la suyo. En el 72', el balón, tras ser conducido por Viera, acabó en los pies de Jesé, que se orientó bien para lanzar un misil con rosca desde el costado del área que se marchó fuera por milímetros.

No había manera. Entró Moleiro por Rober y todos los 'tocones' ya estaban en el campo: Loiodice en el mediocentro, Kirian y Viera en los interiores, Moleiro y Jesé en las bandas y Mujica en la delantera. Pero Las Palmas se convirtió en un caos. Sin ideas, y con el líder Jonathan Viera muy lejos de su mejor versión, actuó a impulsos y fue incapaz de llegar con claridad. 

El tiempo de descuento habría de dejar casi lo mejor de la segunda parte: un bajonazo y una pesadilla. El primero sucedió cuando un penalti por mano de un defensa después de una gran conducción de Viera y un tiro de Jesé quedó en nada porque el delantero estaba, por poco, en fuera de juego; el segundo, cuando Lobete, en un contraataque de libro, falló un mano a mano muy claro ante Raúl Fernández, que con otro paradón pudo la guinda a una noche formidable para él, pero aciaga para el resto, incluidos los seguidores. Porque la UD, a pesar de tener un nuevo jefe, no cambió para mejor.

Ficha técnica:

0 - Las Palmas: Raúl Fernández; Álvaro Lemos, Álex Suárez, Raúl Navas, Sergi Cardona; Loiodice, Mfulu (Kirian, min. 60), Jonathan Viera; Rober (Moleiro, min. 76), Sadiku (Rafa Mujica, min. 60) y Jesé.

0 - Real Sociedad B: Zubiaurre; Gabilondo (Sola, min. 79), Blasco, González de Zárate, Clemente, Ander Martín (Cristo Romero, 79); Turrientes (Aldasoro, min. 72), Olasagasti, Robert Navarro (Pokorny, min. 65); Djouahra (Magunazelaia, min. 72) y Lobete.

Árbitro: Alejandro Quintero González (Comité de Andalucía). Mostró tarjeta amarilla al jugador local Sergi Cardona (min. 85), y a los visitantes Turrientes (41), Clemente (69), Magunazelaia (76) y Gabilondo (78).

Incidencias: partido de la vigésima quinta jornada de LaLiga SmartBank disputado este domingo en el Estadio de Gran Canaria ante 11.030 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento de Jacobo Azafrani, exjugador de la UD Las Palmas.

Compartir el artículo

stats