Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA crónica / Última jornada / Llegan los playoff del Teide

Sporting-UD Las Palmas: Del templo de la fabada al Heliodoro

La UD doma al Sporting (0-1), en un pulso cómodo y sin contratiempos, y se cruza con el Tenerife en la promoción por el ascenso -Viera, ovacionado, firmó el tanto de la victoria desde el punto de penalti -Minutos para Álex Suárez, Mujica, Pejiño y Clemente

Partido Sporting de Gijón - UD Las Palmas Agencia LOF

Hazme eterno, hazme inmortal. El Lamborghini Spider mira al Teide. Nadie estaba preparado para un derbi en la promoción de ascenso. Extra de adrenalina y extra de queso. Una pizza Pimienta especial para llevar al Heliodoro. Para esto te amo, para eso te padezco. La UD Las Palmas hizo los deberes ante el Sporting (0-1) y se las verá con el CD Tenerife en un cruce histórico de semifinales. Un todo o nada. Gloria o Cordobazo en este junio caprichoso de 2022.

Fue un canto a la nada, lo pueden llamar ‘que se besen’ (0-1). Pitos al ejército de la fabada y aplausos a los soldados del Roque Nublo. Fue un triunfo plácido, sin episodios funestos. Todo Gijón vestía de amarillo. La UD hizo los deberes en el pulso con menos transcendencia de la historia. 

O eso parecía. La formación grancanaria, con un tanto de Viera de penalti, cumplió con los pronósticos y se cruza con el CD Tenerife en un cruce de playoff digno para la taquicardia. El ‘21’ batió a Mariño de penalti y el templo de la fabada y se puso en pie. Realmente la mofa fue constante, casi eterna. En el ambiente sobrevoló el Oviedo y esa tarde de transistores que generó un universo de cábalas. Minutos de calidad para Pinchi, Maikel Mesa, Pejiño y Ale Díez. Rotó Pimienta que de inicio apostó por Álex Suárez y Rafa Mujica de inicio en un pulso con sus dosis de cachondeo. 

Y es que Las Palmas no falló en Gijón, donde se impuso por un gol de penalti a un desmotivado Sporting, y se jugará sus opciones de ascenso en un derbi canario frente al Tenerife. Que será la hostia. Por fin , te veré Suso. En ese cruce para las rivalidades extremas. 

El Sporting, si es que importa, por su parte,clausuró una de las peores temporadas de su centenaria historia con una derrota, en una jornada de protestas de los aficionados por la nefasta campaña de su equipo. El partido entre el Sporting y la UD fue un vómito. 

23

Partido Sporting de Gijón - UD Las Palmas Agencia LOF

El claro ejemplo de que el fútbol es sentimiento y no raciocinio porque buena parte de la afición de la fabada presente en el campo deseaba una victoria grancanaria porque perjudicaba al Oviedo en su intento de jugar el play off por el ascenso. Muchos asistían al partido con tranquilidad pero otros expresaban su protesta ante cualquier intento ofensivo del Sporting y el encuentro se desarrollaba en un ambiente totalmente favorable para los amarillos. La afición amarilla con Hermógenes de la Peña Bañeza apoyaba a su equipo y también trataba de animar a las gradas con cánticos que esperaban y conseguían que fueran coreados por el resto del campo mientras los futbolistas sobre el césped trataban de abstraerse y jugar al fútbol.Con todo el primer disparo a puerta fue local a cargo de Pablo Pérez que fue recibidos con pitos y el siguiente de Mujica con aplausos los minutos transcurrían con control de Las Palmas pero sin crear peligro.Puma Rodríguez se ganó otra pitada tras un buen disparo que obligó a Vallés a una buena parada unos minutos antes de que el pistolero Mujica marcará para Las Palmas pero el VAR anuló el tanto por mano previa lo que provocó otra protesta de un buen número de aficionados. Las cosas del destino.

El equipo de García Pimienta se fue al descanso por delante en el marcador al transformar Jonathan Viera un penalti señalado por el árbitro tras un agarrón de Pablo García a Rober, gol celebrado por igual por la afición amarilla como por la rojiblanca.Una primera parte en la que no estuvieron muchos aficionados que secundaron la protesta convocada por varias asociaciones de peñas en contra de la temporada del equipo aunque centrada especialmente en el consejo de administración y la dirección deportiva. Era el Guantánamo del padecimiento. Oír lágrimas y un llanto eterno.

Previamente al inicio del encuentro se desarrolló una concentración en las inmediaciones del estadio en la que reiteradamente se pido la marcha de los actuales propietarios del club. Abelardo ya había avisado que iba a dar minutos a los jugadores menos habituales y los que salieron de inicio como Pablo García, Pablo Pérez o el debut de Jordi Pola sumó en el inicio de la segunda parte a Berto y Campuzano y poco después dos nuevos debuts Mecerreyes y Diego Sánchez. El juego no cambió ya que Las Palmas controlaba el balón sin necesidad de mucho esfuerzo y las gradas se poblaron un poco más con la entrada de algunos de los aficionados que habían secundado la protesta.

Los mayores aplausos del partido se produjeron cuando se conocieron los goles del Ibiza en Oviedo que complicaban más las cosas a los azules. La segunda parte transcurrió bajo el desconcierto. Ovaciones bajo la réplica. Dime algo que me da la risa. La crónica más insustancial. Viene el Tenerife , lo demás da igual. Suso, prepárate. El derbi de los sueños. 

Compartir el artículo

stats