Un tornado llamado Omorodion

El punta del Alavés, autor de cinco tantos, conforma la principal amenaza para el duelo del sábado en Mendizorroza

De 19 años, lo compró el Atlético al Granada por seis millones

El delantero Samu Omorodion, ante el Villarreal. Detrás, Raúl Albiol.  | | IVAN TERRÓN

El delantero Samu Omorodion, ante el Villarreal. Detrás, Raúl Albiol. | | IVAN TERRÓN / Paco Cabrera

Paco Cabrera

Paco Cabrera

La estrella de la España Sub 21 de Santi Denia y del Deportivo Alavés es un diamante que guarda un gran parecido físico con Drogba o Salomón Rondón. Un portento físico de 1,93 metros que en su estreno en la máxima categoría ya es el pichichi de la formación de Luis García Plaza. Valles, Coco y Mika tienen una misión. Congelar a este atleta de pólvora es el objetivo. Tiene una cláusula de rescisión de cien ‘kilos’.

El nuevo Didier Drogba y principal amenaza para Pimienta. El Deportivo Alavés –rival de la UD Las Palmas el sábado y a las 13.00 horas en el Estadio de Mendizorroza en la disputa de la 16ª jornada– vive de la pegada atómica y la zancada de Samuel Omorodion Aghehowa (Ceuta, 19 años). Autor de cinco tantos en esta edición liguera, uno con el Granada y cuatro de babazorro, es uno de los grandes talentos de LaLiga EA Sports. Saúl Coco, Mika Mármol y Álvaro Valles están sobreaviso. Máxima prioridad. Prohibido concederle un metro cuadrado. Sus padres son de Nigeria y lleva tres dianas en las últimas seis fechas ligueras.

Potente, despiadado en el área, 1,93 metros de estatura, internacional Sub 21 con España, compañero de Alberto Moleiro, y un diamante por pulir. Admirador de las cualidades del camerunés Eto’o, comenzó la temporada en las filas del Granada con Paco López. Tras batir al Atlético de Madrid en el Metropolitano en la primera jornada –el 14 de agosto–, la entidad colchonera abonó seis millones para adquirir en propiedad a la gran joya de la cantera nazarí.

Esta venta se suma a la de Bryan Zaragoza al Bayern Múnich por 15 millones. Hacer caja, a pesar de lucir siete puntos y una única victoria tras la disputa de 15 jornadas.

De la disciplina rojiblanca al Deportivo Alavés. Cesión para cubrir la baja de Giuliano Simeone –también cedido por el Atlético– y que se lesionó de gravedad en la pasada pretemporada con una fractura de peroné y luxación de tobillo.

Omorodion firmó 19 tantos en la pasada temporada con el filial nazarí, el Recreativo Granada, y que fueron determinantes para conquistar el ascenso a la Primera RFEF. Internacional Sub 19, el pasado verano, ya figuraba en la agenda de los colosos de la Premier League. Natural de Sevilla, los medios que siguen la actualidad de Betis y Sevilla no se explican cómo se ha podido escapar este gigante de pólvora. Guarda un similar parecido con Salomón Rondón. Un error histórico equiparable al del Tenerife con Pedri (en las filas del Barça con 117 duelos tras completar 37 de amarillo y dejar 26 kilos en las arcas de la entidad de Pío XII) o Moleiro.

Un gol en contra cada 103’

La UD encaja un gol cada 103 minutos ligueros –trece dianas en contra en quince jornadas–. En tres contiendas ha dejado su portería a cero y solo ha recibido más de un tanto en una ocasión y fue en el Santiago Bernabéu (2-0, el pasado 27 de septiembre). De esos trece tantos, nueve fueron lejos del Gran Canaria ante el Valencia CF (1), Girona (1), Sevilla (1), el citado titán merengue (2), Villarreal CF (1), Almería (1), CA Osasuna (1) y Real Betis Balompié (1). Jamás ha logrado echar el cierre la formación de Pimienta de visitante y por su parte, los vitoriano contabilizan diez tantos en su fortaleza.

El Alavés-UD evoca a la última jornada del pasado campeonato, celebrada el 27 de mayo, y que con el (0-0) inicial bastó para el éxtasis. Un ascenso por la vía directa y como segundo clasificado. La coronación definitiva de García Pimienta y que dejó como fotograma más triste la lesión de Fabio González –tuvo que retirase al ecuador del pulso– por una grave entrada de Jon Guridi. Ese percance se encaró con un tratamiento consevador, el sureño regresó en pretemporada y recayó en Marbella. Una vez pasado por el quirófano, regresa en enero con el dorsal 25 –única ficha que queda vacante–. Con 16 puntos, siete por encima del abismo, los de Plaza cuentan con Omorodion como arma de destrucción masiva. Ante el Barça ya demostró su nivel. La UD no gana en Mendizorroza desde 2007, única victoria en 17 contiendas.