Blog 
No sin mis céntimos
RSS - Blog de Susana González

El autor

Blog No sin mis céntimos - Susana González

Susana González

Estuve dando clases de macroeconomía en la Universidad de Standford. Dejé todo aquello para dedicarme a crecer. Ahora mi clase tiene un aforo ilimitado y el pupitre está en tu escritorio.

Sobre este blog de

De donde inviertas, recogerás inversión. Invierte en futuro, invierte en ti.


Archivo

  • 10
    Noviembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ahorro

    Ahorro en tiempo de crisis

    Ahorro en tiempo de crisis

    En países que han sufrido los embates de problemas económicos, los gobiernos, las empresas y las familias han tratado de implementar estrategias para estimular el ahorro en tiempo de crisis. La idea de esto es afrontar gastos y evitar llegar a nivel cero.

    Factores negativos para el ahorro

    Factores como el aumento de gasolina, de servicios públicos y la alimentación han llevado a que se reduzca mucho más el consumo de otros bienes. Esto ha tenido una posterior repercusión negativa en el sistema económico.

    La mayoría de los ciudadanos optan por sacrificar cualquier actividad recreativa, como disfrutar de vacaciones, comprar ropa, comer en restaurantes y cualquier otro gusto que de manera cotidiana hacían anteriormente. Estas personas comenzaron a generar ideas sobre cómo empezar a guardar algo de dinero a finales de mes, creando así un proceso de ahorro en tiempo de crisis.

    Medidas recomendadas para el ahorro en tiempo de crisis

    Se debe establecer un presupuesto que ayude a alcanzar el objetivo. En este presupuesto se deben establecer los gastos fijos mensuales para poder calcular la meta proyectada de ahorro. Nos podemos ayudar con una hoja de cálculo para ir actualizando diariamente las cuentas, pudiendo controlar los gastos en cantidades que sean más o menos elevadas.

    Se deben comparar precios y hacer uso de los descuentos. Podemos realizar esto consultando a familiares y amigos sobre los lugares con mejores precios y buena calidad en cuanto a productos. De esta manera y manejaremos la información ideal para saber dónde debemos recortar los gastos.

    Debemos evitar las compras compulsivas. Estas compras alteran enormemente nuestro presupuesto sin darnos cuenta, por lo que se recomienda esperar hasta final de mes para hacer uso de los ahorros.

    Se recomiendan las compras por internet, pero de cosas que realmente se necesiten y evitando gastos impulsivos. Esto afecta en gran medida el ahorro en tiempo de crisis.

    Se deben reducir gastos en el hogar controlando el uso excesivo de agua, electricidad, aire acondicionado y calefacción. Esto se notará de inmediato un balance en la factura.

    Está demostrado que ahorrar puede aumentar nuestra riqueza. En este sentido, no siempre se debe verse como dinero, pues nos permite tener mayor acceso a mayores oportunidades financieras, como activos, bienes inmuebles o la cuenta de ahorros.

    Existen ideas que pueden ayudar a incrementar los ahorros como se ha descrito anteriormente, como establecer un presupuesto mensual de gastos, tratar de conseguir ingresos extras con pequeños proyectos o trabajos y combinar las deudas con el ahorro. En cuanto a esto, a pesar de tener que pagar deudas mensuales, no debemos dejar de ahorrar una pequeña parte.

    Se debe estimular primero el ahorro y después el gasto. El ahorro debe verse como la parte de la administración de nuestro dinero mensual y no como algo extra. Además, es necesario descontar el 10% de los ingresos y que vayan directamente al ahorro. Luego se debe adaptar nuestro presupuesto a los gastos que debemos cancelar al final del mes. El ahorrar la décima parte de nuestros ingresos representa una buena cantidad para los tiempos de crisis económica.

    A pesar de las circunstancias económicas difíciles que se presenten, hay que buscar la forma de seguir ahorrando aunque sea una mínima cantidad. Con ello se podrían resolver algunas situaciones de emergencia que se nos presenten.

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook