Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Director y presentador de 'A día de hoy', 'El Submarino' y 'Metrocine' en Metrópolis FM. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine y series. El cine es el primer arte,...

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 01
    Diciembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Tenerife

    'Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo' - Merecidos

     

     

    Ha pasado más de una década pero parece que han pasado tres más. En 2003, Javier Fesser, les ofrecía un primer salto a la gran pantalla a Mortadelo y Filemón, los dos personajes más carismáticos, personales y divertidos de ese universo tan maravilloso como intransferible creado por el maestro Francisco Ibáñez. Aquella primera aventura conseguía un resultado fabuloso en taquilla pero algo menos notable en lo que respecta a su calidad cinematográfica. Estaba el talento visual, el humor marca de la casa y la personalidad de su director pero, el conjunto, apostaba demasiado por el delirio complejo y el surrealismo castizo. Algo fallaba y uno no sabía explicar muy bien las razones. Once años después tenemos una respuesta que, además de contundente, resulta totalmente inesperada. La forma. Ahí estaba la clave. Quizás no sea imposible imaginar una película perfecta de los agentes de la T.I.A en carne y hueso pero lo que es evidente es que la animación les ha acercado a esa meta hasta tocarla con la punta de los dedos. Y lo ha vuelto a hacer Fesser.
     
    Un director tan extraño, atípico, propietario, al igual que Ibáñez, de un mundo propio presente a lo largo de su carrera, incluida aquel maravilloso drama llamado 'Camino', que ha encontrado el equilibrio perfecto entre su cine y el material que tenía entre manos. Una bomba de relojería que termina de explotar gracias a una animación imparable, abrumadora, deliciosa en su incontinencia del detalle, un factor que garantiza el disfrute en varios visionados. Todo en 'Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo'  consigue transmitir el desenfreno, la parodia, el sentido del humor salvaje y, al mismo tiempo, profundamente familiar de los tebeos originales. Una capacidad para mezclar la nostalgia omnipresente para todos aquellos que crecimos con ellos y las nuevas generaciones que encontrarán una aventura trepidante, divertida hasta la extenuación, una montaña rusa en constante movimiento que, desde su brillante prólogo, no ofrece respiro alguno.
     
    Quizás ese ritmo imparable tenga como consecuencia algún tramo más irregular en su tramo final pero sus noventa minutos ofrecen tal cantidad de escenas para el recuerdo, gags memorables y situaciones de efectividad total que no terminan, ni mucho menos, pesando en su valor total. 'Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo' dejará satisfechos a los fanáticos de Ibáñez pero también a los de Fesser. En su unión está la fuerza, en el fortalecido puente que ha unido sus dos universos, en los elementos comunes y básicos que ponen en funcionamiento ambas maquinarias, la risa, el golpe, el absurdo. Y una visión de nuestro país profundamente nostálgica, ligeramente crítica y, por encima de todo, proclive a la carcajada. Mirar al pasado con los ojos del presente, aportar excelencia técnica a lo que ya tenía excelencia temática. Una carta de amor cinematográfica de parte de un autor a otro. Estos personajes merecían una película así. La mejor posible.
     
     
     
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook