Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Informe del IPCC

"Países como España destacan desde ya como uno de los puntos rojos del cambio climático"

Entrevista a Francisco J. Doblas-Reyes, uno de los científicos que ha coordinado el último informe IPCC. "Limitar los efectos de la crisis climática depende de lo que hagamos ahora", explica este investigador afincado en Barcelona

Francisco Doblas Reyes, investigador del Barcelona Supercomputing Center (BSC-CNS) y uno de los científicos que ha liderado el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). Manu Mitru

La crisis climática ya ha llegado a todos los rincones del planeta, pero no de la misma forma. "En algunos lugares, como la India, están aumentando los monzones y las precipitaciones extremas. En otros, como España, se incrementa el riesgo de sequías y extremos de calor", explica Francisco J. Doblas-Reyes, investigador ICREA del Barcelona Supercomputing Center (BSC-CNS) y uno de los científicos que ha participado en el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). "Tenemos la certeza absoluta de que el cambio climático ya está afectando a todas las regiones del mundo y que, sin lugar a duda, esta crisis es culpa de la acción humana", añade el experto en una entrevista con El Periódico de Cataluña, diario que pertenece a este grupo, Prensa Ibérica.

"Tenemos la certeza absoluta de que el cambio climático ya está afectando a todas las regiones del mundo y que, sin lugar a duda, esta crisis es culpa de la acción humana"

Francisco J. Doblas-Reyes, científico

decoration

Doblas-Reyes habla como uno de los expertos que ha coordinado el trabajo de los 234 científicos que han elaborado la primera entrega del informe del IPCC. Este análisis, explica, ha sido contrastado con centenares de expertos más, ha incorporado 51.387 comentarios de fuentes científicas y gubernamentales y ha recogido más de 15.000 referencias académicas. "Estamos hablando de un trabajo que ha durado más de tres años y que incorpora el conocimiento de miles y miles investigaciones. Las conclusiones que presentamos en este informe están basadas en estudios muy sólidos y cuentan con el consenso absoluto de la comunidad científica", comenta el investigador.

Advertencia

La información que leerás a continuación habla sobre el presente y el futuro de la crisis climática. Los datos que se presentan pueden resultar especialmente chocantes para personas sensibles, aprensivas o con problemas de ansiedad. Si este es tu caso, recuerda abordar esta información cuidando tu salud mental. Si en algún momento de la lectura te sientes abrumado, por ejemplo, guarda el enlace y vuelve más tarde. Dosifica la información. Comparte tus sentimientos con amigos y familiares. Busca apoyo en grupos ecologistas. Sentir miedo, angustia y rabia por la crisis climática es normal. "Es un conjunto de sentimientos que sirven de preámbulo para el despertar de una concienciación ecológica", explica Caroline Hickman, Psicoterapeuta de la Climate Psychology Alliance.

El Mediterráneo, punto rojo de la crisis climática

Según explica este científico español, el sexto informe del Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) es el primero que incluye una revisión de cómo el cambio climático avanza a escala regional. "En estos momentos hay dos zonas que se están calentando por encima de la media global: el Ártico y el Mediterráneo", explica el investigador, encargado de coordinar el análisis regional de este documento. "Países como España destacan desde ya como uno de los puntos calientes del cambio climático. Los datos corroboran que en zonas como la Península Ibérica el verano es la estación donde más se nota (y más se notará) el impacto del calentamiento global", comenta Doblas-Reyes. 

"Los datos corroboran que en zonas como la Península Ibérica el verano es la estación donde más se nota (y más se notará) el impacto del calentamiento global"

decoration

El informe no solo constata el impacto actual de la crisis climática en el globo sino que, además, plantea cinco posibles escenarios (en función de cómo evolucione la emisión de gases de efecto invernadero de aquí a finales de siglo). Según explica el científico, "en el peor de los casos el aumento de las temperaturas podría superar los 10 grados en el Mediterráneo aunque, por ahora, esta cifra se considera casi imposible". "El escenario más probable es que, si seguimos como hasta ahora, el aumento de temperaturas supere el umbral de los tres grados a escala global. Esto en el Mediterráneo equivaldría a un incremento de entre cuatro y siete grados", añade. 

"El escenario más probable resulta muy preocupante por las consecuencias que implica. En España vamos hacia un futuro de menos precipitaciones, más sequías y más calor extremo", enfatiza el experto en declaraciones a este diario. Esto sin olvidar que, como corrobora la última entrega del IPCC, "la crisis climática también aumentará el impacto de los fenómenos meteorológicos extremos; las lluvias torrenciales que antes ocurrían cada cincuenta años se volverán más recurrentes", añade. 

Francisco Doblas Reyes. MANU MITRU

"Todavía estamos a tiempo"

Las conclusiones del último informe del IPCC corroboran el mensaje de alerta que desde hace años resuena en la comunidad científica. "La diferencia respecto a otros informes es que el margen de incertidumbre se ha reducido y ahora podemos hablar con mucha más certeza de los escenarios hacia los que nos dirigimos", comenta Doblas Reyes. "Muchas previsiones que se planteaban a medio y largo plazo se han adelantado. Los modelos matemáticos, por ejemplo, indican que podríamos cruzar el umbral de 1,5 grados entre 2025 y 2040", añade.  

"Limitar los efectos de la crisis climática depende de lo que hagamos ahora"

decoration

"¿Si tuviéramos que quedarnos con una sola conclusión de este informe cuál sería?", preguntó El Periódico de Cataluña a Doblas Reyes. "Limitar los efectos de la crisis climática depende de lo que hagamos ahora. Igual que ha quedado muy claro que esta crisis es culpa de la actividad humana, también sabemos que la acción humana es lo único que podrá mitigar su impacto", comenta el científico. "Este objetivo no es inalcanzable pero el esfuerzo que tenemos que hacer para conseguirlo es mucho más grande de lo que creíamos. Todavía estamos a tiempo, pero tenemos que empezar ya. Cada día cuenta y cada tonelada de CO2 puede marcar la diferencia", zanja. 

Compartir el artículo

stats