Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pleno del Parlamento Nuevo curso político

Carreteras exige 26 millones más para evitar que se paralicen obras en marcha

Ornella Chacón tacha de "lesivo" el presupuesto de Fomento

Ornella Chacón.

Ornella Chacón. LP / DLP

La consejera de Obras Públicas del Gobierno canario, Ornella Chacón, mostró ayer en el Parlamento su disconformidad con el presupuesto del Ministerio de Fomento destinado a las carreteras isleñas en 2016 y lo tachó de "lesivo" para las obras que se están ejecutando. El Ejecutivo regional había demandado a la titular de Fomento, Ana Pastor, un mínimo de 120 millones de euros pero la consignación ha sido de 94 millones, por lo que la Comunidad Autónoma exige 26 millones más para evitar la paralización de vías en las Islas.

La titular de Obras Públicas denunció que el carácter finalista que le da el Ministerio a 41,7 millones de euros (26,7 millones para La Aldea-Agaete y 15 para el anillo insular de Tenerife) sin consenso previo deja para el resto de obras y expropiaciones 52 millones, diez millones menos que lo comprometido por el Ejecutivo estatal en una comisión bilateral del convenio de carreteras celebrada el año pasado.

Esta exigua cantidad puede ocasionar problemas a otras carreteras que se están ejecutando en la actualidad en diferentes islas, si bien Chacón garantizó que el Ejecutivo regional hará todo lo que esté en su mano para que no haya paralizaciones. "Canarias no tiene la culpa de que las obras se ralenticen", aseguró la consejera. Por ello espera que en la comisión bilateral fijada para la próxima semana se alcance el compromiso de dotar con más fondos al resto de las vías canarias.

En relación con la carretera La Aldea-Agaete, Chacón aseguró que se ha certificado el 65% de los fondos destinados a la misma y garantizó que el Ejecutivo cumplirá con el plan de obra de esta vía, pese a los reparos expuestos por el portavoz de Nueva Canarias en la Cámara, Román Rodríguez. El dirigente nacionalista teme que los 26,7 millones dispuestos por Fomento para gastar en esta carretera entre 2015 y 2016 no se ejecuten totalmente en la misma, por lo que advirtió que denunciará cualquier intento que haya para desviar fondos de esta partida a otras vías.

El Gobierno central mantiene la idea de mejorar la ficha financiera de Canarias en los Presupuestos Generales del Estado de 2016 pese a la negativa del Ministerio de Hacienda a aceptar alguna de las enmiendas parciales de CC-NC y del PSOE que lo reclamaban durante la tramitación de proyecto en el Congreso. Este es al menos el mensaje traslado directamente esta misma semana por el gabinete presidencial de La Moncloa al equipo del presidente de Canarias, Fernando Clavijo, a quien se le ha remitido a una reunión directa con el ministro Cristóbal Montoro para negociar los aspectos técnicos y la fórmula con la que aumentar el peso isleño en las cuentas estatales del próximo año.

La reunión entre el ministro y el presidente canario se producirá el próximo miércoles en la sede del ministerio, en Madrid, y se lleva a cabo a instancias del equipo del propio Mariano Rajoy tras constatar el malestar del Ejecutivo regional por el rechazo de todas las enmiendas del grupo nacionalista por parte del PP en la tramitación del proyecto en la Comisión de Presupuestos de la Cámara Baja esta misma semana.

La idea que se ha puesto sobre la mesa, y que Montoro parece dispuesto a aceptar, es la de dejar sin efecto la retención que todavía hace el Estado a Canarias por la desaparición en las Islas del Impuesto sobre el Tráfico de Empresas (ITE), un tributo indirecto estatal actualmente subsumido en las Islas en el IGIC y que por tanto recauda en su integridad la comunidad autónoma. Esa cantidad que el Estado prevé retraer a la participación canaria en los presupuestos del próximo año se eleva a 193 millones. Si se confirma la eliminación de esta retención, sería esa por tanto la cantidad en que se incrementaría la ficha financiera de las Islas en las cuentas estatales de 2016. La retención del ITE se redujo ya en un 50% de lo que correspondería tras los acuerdos presupuestarios en pasadas legislaturas, pero se mantenía la otra mitad pese a que todos los partidos han pedido que se suprima.

Compartir el artículo

stats