Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Márquez: "La imagen de sectarismo nos ha perjudicado mucho en el Archipiélago"

"Podemos ha perdido mucha democracia interna y militantes por su tedioso debate orgánico", afirma el candidato a la Secretaría General de la formación morada

Juan Márquez, en el Círculo de Bellas Artes de la capital tinerfeña. J. L. GONZÁLEZ

De los tres candidatos es el que se muestra más alejado de la dirección del partido. ¿Qué le diferencia de la secretaria actual?

Dimití del Consejo Ciudadano porque demandaba una mejor gestión de la pluralidad y que no todo tuviera que decidirse mediante expedientes. Esa es una de mis grandes diferencias. También he pedido que a todos los diputados se les visibilizara de la misma forma...

¿El liderazgo de Meri Pita ha mejorado o empeorado la imagen de Podemos?

A Meri le ha tocado dirigir la organización en un momento sumamente difícil y eso implica aciertos y errores, pero es evidente que si nosotros planteamos una alternativa a lo que se ha realizado hasta ahora es porque no estamos de acuerdo con muchas de sus decisiones. Nuestro equipo de trabajo no es mi grupo de amigos o de personas que yo considero leales.

¿Qué considera que se ha hecho mal?

Podemos ha perdido muchísima democracia interna y muchos militantes en el camino precisamente porque hemos pasado demasiado tiempo en un debate tedioso que tenía que ver con lo puramente orgánico. Meri ha roto los lazos con otras organizaciones políticas con las que se hace necesario llegar a acuerdos electorales y eso es muy grave, porque va en contra de lo que se está haciendo en el resto del Estado.

¿Cuál es su propuesta?

Proponemos un proyecto alternativo al oficialismo y al continuísmo. Planteamos girar el eje del debate organizativo al político y gestionar la pluralidad como un valor y una riqueza y no como un problema a perseguir. Entendemos que entramos en una etapa de mayor madurez en la que debemos construir alternativas de gobierno para 2019 y tender puentes entre nosotros y también con otras organizaciones con las que compartimos objetivos.

Si en Podemos hay aparato de partido, usted no tiene las de ganar...

Sí, hay un aparato y no es fácil plantear una alternativa en unas primarias cuando no estás dentro. Pero exigimos que la información y el uso que se haga de los órganos internos del partido sea igual para todas las candidaturas.

¿Se ve con apoyos?

Sí, y con el lanzamiento de la página web estoy seguro de que se sumará muchísima más gente que está de acuerdo con nosotros.

Los tres candidatos son componentes del grupo parlamentario; ¿cree que esto generará conflicto?, ¿cómo es su relación con las otras dos aspirantes?

Tengo una relación muy buena y les deseo lo mejor. Me alegro de que Noemí Santana y Conchi Monzón sean candidatas y estoy dispuesto a dialogar y a debatir porque tengo que hacer caso del mandato que salió de Vistalegre: humildad y unidad. Estoy seguro de que el proceso de primarias va a enriquecer nuestro trabajo y no tiene por qué perjudicarnos.

¿Los problemas disciplinarios del partido han dañado su imagen en las Islas?

Han pasado dos cuestiones: la falta de diálogo y de mediación que ha habido en la actual dirección junto con el interés mediático en potenciar aquellos conflictos internos de Podemos y no sus logros. Es verdad que esa imagen de sectarismo ha perjudicado mucho en Canarias.

¿Es partidario de todas las iniciativas que se han tomado a nivel nacional como el 'Tramabús' o la moción de censura?

Totalmente. Muchas veces nos preguntan sobre el discurso radical de Podemos pero lo realmente radical es la corrupción y el empobrecimiento que hay. El Tramabús nos ha servido para generar un debate ciudadano sobre la trama que también existe en Canarias. En las Islas tenemos muchos recursos que al final siempre terminan en las mismas manos. Por otro lado, la moción de censura es una cuestión necesaria por pura dignidad.

¿Cómo va a llegar a los ciudadanos?

Con la participación. Tenemos que compensar la falta de acceso a los grandes medios con una participación real a nivel de calle.

Compartir el artículo

stats