Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Nicolás Sartorius

Nicolás Sartorius: "Se necesitan cambios importantes en la Constitución y apostar por el federalismo"

"Vox es un reflejo de lo que está pasando en Europa, partidos de ultraderecha surgidos al calor de la crisis" afirmó el periodista

10

Entrevista a Nicolás Sartorius, que presenta 'El final de la dictadura'

¿Qué incluye El final de la dictadura: la conquista de la democracia en España ?

La esencia del libro es que el paso de la dictadura franquista a la democracia que tenemos fue producto de la movilización social. No fue producto de personalidades que decidieran concedernos la democracia. Fue producto de la lucha, del movimiento obrero, de la lucha estudiantil. Cuando Franco muere en noviembre del 75 no es verdad que la democracia llegara a España. La dictadura siguió durante bastantes meses. Y hubo que echarla y fue producto de la movilización social. Hubo más de 17.000 huelgas en España, eso hizo que el Rey destituyera a Carlos Arias Navarro y nombrara a Adolfo Suárez.

¿Modificaría algo de lo que sucedió?

Cambiar las cosas después de que han sucedido es bastante fácil. Pero no es real. Las cosas que sucedieron no sucedieron por casualidad, respondían a un contexto histórico determinado y a una relación de fuerzas determinada. Es lo que en ese momento se podía y se debía hacer. Hubiera cambiado los muertos, el terrorismo, la ETA, la presión militar... ¿Qué podíamos haber hecho mejor? Haber hecho una estructura federal del Estado y no quedarse a medio camino con las autonomías pero lo que sucedió fue una transición de éxito, es una de las pocas veces en las que la historia de España acaba bien. La democracia española que construimos en el año 78 ha demostrado una gran fortaleza.

¿Hay un desgaste de la democracia actual?

Depende de en qué sentido. La democracia hay que defenderla, reflexionarla, mejorarla, pero es el mejor sistema posible sin duda. Hay desgaste de algunas instituciones, hay cuestiones que no se podían prever en 1978, hoy vivimos en la globalización, en el mundo digital, tenemos un problema de sostenibilidad tremendo, una revolución feminista muy potente. Una serie de cuestiones que no teníamos. Hay que integrarlo en la democracia y en la constitución actual.

¿Cambios en la Constitución?

Cambios importantes, no detalles. Hacer un sistema de tipo federal. Habría que hacer una cámara realmente territorial y mejorar las competencias de las comunidades autónomas y el sistema de financiación de estas. Además incluir derechos sociales en la reserva de derechos fundamentales. Tener en cuenta que los derechos de la mujer o de sostenibilidad no son cuestiones de detalles, son cuestiones importantes. Se puede llegar a un consenso para hacer reformas. Tienes que tener unas mayorías enormes para cambiar la Constitución y para ello un consenso entre todas las fuerzas políticas.

¿Cómo valora la aparición de Podemos?

Es el resultado de una cierta indignación que había en la sociedad como consecuencia de la administración de la crisis económica. No es causa de nada, es consecuencia de una crisis y de políticas muy negativas. Me parece muy bien que haya surgido porque probablemente ha hecho espabilar a otros. Otra cosa es que yo coincida o no con las políticas del partido.

¿Tiene futuro?

Diría lo que dijo Kant: "Depende de lo que hagan". Si acierta y hace políticas con buena dirección tendrá futuro, como todos.

¿Y Vox?

Es reflejo, espero que pequeño, de lo que está pasando en Europa. Hay partidos de ultraderecha que han surgido al calor de esta crisis. Vox en España es eso, gente que ante la amenaza secesionista piensa que no se ha defendido suficiente la unidad. Y además se junta con el tema de la inmigración. El miedo es el elemento que está debajo, unido a la sensación que tiene la gente de que los gobiernos de Europa no los han protegido. También depende de lo que hagamos.

Y la situación en Cataluña ¿tiene solución a corto plazo?

A cortísimo plazo no, pero creo que tiene solución. Hay que criticar con argumentos los planteamientos de los que quieren la separación y la división del país. En un mundo global la división es un suicidio. La única solución es ir a un diálogo, a una negociación en donde nadie pretenda sacar el 100% de sus pretensiones y siempre dentro de la legalidad. Hay políticos presos y no presos políticos. La solución podría venir por la reforma hacia el federalismo. Siempre hay gente que hagas lo que hagas va a querer la separación , los que yo llamo independentistas irrestrictos. Pero una cosa es tener un 40% de personas que votan la independencia y otra cosa es tener un 20%.

Trasladándonos a Canarias, ¿qué valoración haría de la nueva lista electoral regional ?

Siempre he defendido que sería bueno que hubiera un colegio general absolutamente proporcional para las elecciones al Congreso de Diputados. Dos urnas. Es bueno aumentar la proporcionalidad. En su momento propusimos que como la Constitución permite hasta 400 diputados los 50 que faltan salieran de un colegio general, una formula que permitiera mayor proporcionalidad , eso es bueno. Si va en esa dirección, no me parece mal.

La manipulación del lenguaje: Breve diccionario de los engaños . ¿Dónde está la manipulación?

En el franquismo todo era una inmensa mentira. Franco era el jefe del Estado por la gracia de Dios. Para dominar, el poder tiene que manipular el lenguaje, es la primera fase del dominio. En la época de la crisis económica se ha acentuado esto. He identificado en ese libro 65 , pero hay muchos mas. Los medios se han hecho eco de esas manipulaciones de una manera totalmente acrítica. Algunos ejemplos: crecimiento negativo, comando legal o el derecho a decidir, que no existe, lo que está debajo es el derecho de autodeterminación, que no tienen nada que ver. Palabras engañosas que son todo lo contrario a lo que dicen.

¿Y los discursos populistas actuales?

El populismo acaba haciendo daño al pueblo, es una teoría errónea basada en el pueblo. Un término con el que no pueden funcionar las cuestiones políticas. Hay muchos demagogos que hablan del pueblo. Nadie puede hablar en nombre del pueblo, el pueblo es muy plural. Con diferentes intereses. Hay que sospechar de los que empiecen a hablar en nombre del pueblo.

¿El brexit desencadenará otros movimientos similares en la Unión Europea (UE)?

Espero que no. Hay un ataque durísimo de los nacionalismos. Empezó en EEUU con Trump con el "EEUU lo primero" y le siguieron Salvatini en Italia o Le Pen en Francia. Así están dividiendo. Son una amenaza muy seria. La Unión Europea es el futuro, sin ella no podríamos hacer frente a todos los retos actuales. Está en un momento delicado, pero creo que el brexit no va a tener seguidores. Creo que los propios ingleses se empiezan a dar cuenta de que la elección ha sido muy negativa. Si hoy se volviera a votar en Reino Unido seguro que decidirían quedarse. Fuera de la UE hace mucho frío.

¿El futuro de la UE pasa por una federación de estados democráticos?

Sí, yo creo que hay que ir hacia federaciones. La UE tiene varias cosas importantes en común como la moneda, fronteras de intercambio de bienes y servicios, erasmus, una política comercial común, etcétera. Cuando tienes todo esto en común tienes que ir a una unión política, porque si no se crean muchas desigualdades. Hay que unificar ciertos aspecto fiscales, tiene que haber una política social común. Estoy convencido de que el futuro tiene que ser una federación europea, unos estados unidos de Europa.

¿Confía en la independencia del poder judicial?

La división de poderes es clara. Dentro del poder judicial hay una confusión, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) no es el poder judicial. Son los jueces o los tribunales cuando dictan sentencias quienes lo ostentan. El CGPJ es un órgano de gobierno, es político, podría estar formado por jueces o políticos. Los jueces son independientes. Se está haciendo mucha demagogia. La gente piensa que cuando los partidos se ponen de acuerdo para nombrar al CGPJ están nombrando a los jueces y no es verdad. Si los jueces en España estuvieran en manos de los partidos no se podría explicar que vayan a la cárcel los líderes de los partidos.

Compartir el artículo

stats