Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ejecutivo de Sánchez “preocupa e inquieta” a los nacionalistas

Hacienda se limita a tomar nota de demandas isleñas, sin ofrecer cifras ni compromisos

Más de dos horas de reunión ‘técnica’ entre representantes de CC y NC con un interlocutor del Ministerio de Hacienda, en la tarde noche del pasado martes, no han supuesto un significativo acercamiento real entre ambas partes de cara a la negociación de los Presupuestos del Estado para 2021, cuyo proyecto aprobará con toda probabilidad el Consejo de Ministros el próximo martes 27 antes de remitirlo al Congreso. De hecho, algunos dirigentes de las dos formaciones nacionalistas están en estos momentos más inquietos sobre la disponibilidad real del Ejecutivo de Pedro Sánchez a asumir las demandas que les han planteado en el marco de la crisis económica y social que afecta a las Islas por el efecto de la pandemia de coronavirus.

“Tenemos la sensación de que únicamente quieren conocer nuestra disponibilidad a apoyar sus Presupuestos, no a una verdadera negociación sobre nuestras demandas planteadas sobre la base de compromisos políticos adquiridos previamente, o de las que hace el conjunto de la sociedad canaria a través del Plan de Reactivación Social y Económica liderado por el Gobierno de Canarias”, asegura un dirigente nacionalista que se confiesa “preocupado e inquieto” tras el primer contacto directo con Hacienda sobre las futuras cuentas estatales. Ese contacto se produjo el martes entre Fermín Delgado, actual viceconsejero de Hacienda, por parte de NC, y Rosa Dávila, vicepresidenta del Parlamento de Canarias y ex consejera de Hacienda, por parte de CC. Ambos presentaron a Carlos Moreno, jefe de gabinete de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, un detallado plan de las demandas nacionalistas, como paso previo a una verdadera negociación política entre ambas partes.

Algunos dirigentes de CC y NC lamentaban la “frialdad” de la ministra Montero

decoration

Sin embargo, a tenor del resultado de este primer contacto, en el que el Ministerio no ofreció el más mínimo dato, cifra o documento sobre la ficha canaria en el anteproyecto presupuestario, esa negociación política queda en el aire al menos para que tenga lugar antes del día 27. La idea de las formaciones isleñas era que una reunión de sus máximos dirigentes, Román Rodríguez y José Miguel Barragán, respectivamente, con la ministra Montero u otro alto representante del Ejecutivo se produjera antes de la aprobación del proyecto en el Consejo de Ministros para poder actuar sobre el propio documento inicial. Con ello se pretendía sortear lo que llaman “la tómbola de las enmiendas parciales” durante la tramitación parlamentaria. “No hay fecha para esa reunión y tampoco la han garantizado, reconociendo que el margen de tiempo es muy estrecho”, advertía Delgado. Dávila, por su lado, asegura que “esta era una reunión técnica preparatoria de la política, y no concibo que ésta no se produzca antes de que se apruebe el proyecto”.

La expectativa por tanto sigue abierta entre los nacionalistas, pero con reservas. En todo caso, algunos dirigentes de CC y NC lamentaban ayer la “frialdad” y el “distanciamiento” que han observado en el gabinete de Montero. Dávila y Delgado confirmaron el marte a su interlocutor del Ministerio la predisposición de ambas formaciones a apoyar unos nuevos Presupuestos, que consideran vitales y de gran importancia por se los primeros después de las reforma del REF y el Estatuto, pero le aclararon que “nuestra receptividad estará en función de lo que el proyecto incluya de nuestras demandas”.

Ambos representantes nacionalistas expusieron al Ministerio un plan de cuatro bloques que, aunque sin ficha económica concreta, se remite a los hitos de los últimos Presupuestos aprobados, los de 2018 aún en vigor, de algo más de 2.000 millones, actualizados por el renovado fuero isleño. “Lo importante no es tanto la cantidad, que puede ser discutible en algunos conceptos, pero lo que sí es relevante es que se recojan en las dotaciones presupuestarias lo que dice las leyes del REF y el Estatuto”, expusieron.

La segunda idea que plantearon es que estas reivindicaciones están contenidas ya en el documento de investidura de Pedro Sánchez que NC apoyó, en el pacto de Gobierno en Canarias en la parte referida a las relaciones entre Canarias y el Estado, y también en el pan de reconstrucción liderado por Ángel Víctor Torres y firmado por ambas formaciones, y los dos partidos que conforman el Gobierno central, PSOE y Unidas Podemos, además de por ASG. “En todos estos documentos hay una unidad de criterio respecto a las necesidades financieras isleñas por parte del Estado”, señala Delgado. “Si no entienden que esto es una reivindicación de la sociedad canaria, será difícil apoyar los Presupuestos”, añade.

Lo relevantes es que se contemple lo que dice el REF y el Estatuto, señalan desde Canarias

decoration

Junto a la demanda de que se recojan, aunque se puedan discutir la cifras por la situación especial en que se elaboran los nuevos Presupuestos, dotaciones para elementos como los planes de empleo, las infraestructuras educativas, un plan estratégico para el turismo, la renovación de los convenios de infraestructuras, la ayudas al agua desalada, el Posei adicional para la agricultura, o las subvenciones al transporte de mercancías (100 %) y pasajeros (75%), CC y NC demandan el mantenimiento del diferencial fiscal si hay rebajas en los impuestos estatales, así como buscar una solución a los plazos para la materialización de la RIC de este año y a los requisitos de empleo e incentivos de la ZEC y la propia RIC por el efecto que ha tenido la situación de crisis sanitaria, “porque muchas empresas han perdido empleo por la crisis sanitaria y no cumplen los requisitos para poder seguir disfrutando del incentivo”.

También dieron carácter de “linea roja” el pago de la deuda en carreteras y reclaman algún tipo de acuerdo para que se transfieran a Canarias los 500 millones de la sentencia del Supremo “con una asignación anual y que no tenga que ser para gasto financiero, sino para cubrir los servicios públicos esenciales o para gasto corriente”. Finalmente, quieren que los 27.436 millones de fondos del programa Next Generation de la UE que contemplarán los Presupuestos se repartan con criterios en función de la incidencia de la crisis en cada una de las comunidadesmas. El ministerio quedó en responder “en cuanto fuera posible” a estas demandas, pero sin avanzar posicionamiento ninguno sobre ninguna de ellas, y sin adelantar ningún compromiso al respecto.

Compartir el artículo

stats